Sumergiéndome en el recuerdo

Hablar de León es hablar de un lugar en el que mi memoria deja paso a los recuerdos allá donde ella misma pierde la noción del tiempo. Conocí sus tierras hace ya mucho, puede que desde siempre, pues no recuerdo exactamente cuándo fue el momento ni el lugar exacto, pero en algún momento de mi existencia pasó a formar parte de mi vida y se quedó por siempre, impregnando mi vivir con ese aire a campo que se respira en Cifuentes, en Cifuentes de Rueda.

Solía visitar el pueblo en Semana Santa y en verano, cuando mi padre llenaba el maletero del coche con maletas y más maletas, el botiquín,… y en una, ya remota época, el remolque con nuestras queridas bicis, y allí íbamos los tres con él a pasar las vacaciones al pueblo, y mi madre se quedaba esperando pacientemente que el viaje fuera bien, y que sus pequeños llegaran a destino sanos y salvos. -“Quinidio, ten cuidado, por favor, los niños, ¿eh?”- y mi padre siempre respondía con una sonrisa que sí, que no se preocupara, que tendría cuidado; caía la noche y nosotros emprendíamos el viaje, y tras varias horas recorriendo gran parte del tercio norte peninsular, amanecíamos en las llanuras de Castilla, haciendo nuestra entrada por la provincia de Burgos. Podría explicar mil anécdotas, y lo haré, pero eso será otro día, que me espera una rica sopa humeante sobre la mesa, y ya va siendo hora de cenar.

Qué los brazos de Morfeo mezan vuestras fantasías hechas sueños esta noche.

Anuncios

11 comentarios so far »

  1. 1

    Carlos said,

    Sí, parece que estuviera escuchando a nuestros padres; muy bonito…

  2. 2

    Mauricio Camacho said,

    La lectura de inmediato me llevo al lugar y la redaccion se hace muy facil de seguir. Me gusto mucho.

  3. 3

    Sandra Porras said,

    Ooooooooooooooooooooh, sí, se hizo amena y natural la lectura…! Sigue sigue…!

  4. 4

    denice said,

    Patri me encanta tu blog , la lectura es muy atrapante segui!!! avanzando en este proyecto. Te deseo q muy pronto este proyecto sea un éxito aunque pareciera ya serlo.

  5. 5

    mariano said,

    Hola, la verdad muy bueno tu blog, cada oración es algo maravilloso y no dan ganas de que finalice este blog, por eso no pares y sigue alimentándolo de estas palabras.

  6. 6

    eva said,

    Leyendo tus redacciones le dan ganas a uno de descubrir los paisajes que describes y poner destino a León. Material indispensable para la regidoria de turismo de Castilla y León..en serio.

  7. 7

    Las montañas lloran sobre Riaño

    Los dos mil kilómetros de distancia que me separan no pueden borrar aquellas imágenes de mi juventud cuando pasaba por un valle verde, fértil, pastoril y rodeado de montañas y ríos. En su centro el señorial Riaño. Pasados unos años, cuando volvía a visitar aquellas vegas y aquel renombrado mercado de ganado en la montaña creí haber alucinado: la vega no estaba, los ríos tampoco, ni el pueblo, ni la gente, ni las vacas, ni las huertas… Todo era agua, como si las montañas hubieran derramado muchas lágrimas para llenar el embalse.

    Un puente de gigantescas columnas pasa por encima del pueblo, desaparecido en las aguas. A este puente se ató uno de tantos del pueblo, con una soga al cuello, para tirarse al vacío y que la sangre de su cabeza cortada se derramara por encima de todas las casas de Riaño. Un conocido con una barquichuela encontró la cabeza y el cuerpo flotando. Ese pueblo montañés que tenía su corazón sembrado en esas tierras fértiles, ese pueblo de humildes trabajadores que se sentía orgulloso del cielo que le vio nacer, de las montañas que decoraban su entorno, ese pueblo que había sembrado sueños y esperanzas y las había regado con el sudor de sus frentes, ese pueblo, esas familias, esos hijos que iban a bonitas escuelas, esas personas sintieron partirse sus corazones cuando les llegó la noticia de que sus casas, sus huertas, sus sueños, sus esperanzas, las raíces de su vida serían cubiertas por las lágrimas de todos los ríos que se descuelgan de la montaña. Nada quedaría en pie. Todos tendrían que desaparecer del lugar, de su propia casa. De nada sirvió la lucha por la subsistencia de siete pueblos, que hoy sólo tienen siete columnas dedicadas en recuerdo a su existencia en la Plaza de los Pueblos de Riaño.

    Como tras una explosión atómica no quedó piedra sobre piedra en el pueblo de Riaño. Las máquinas destructoras avanzaban por el pueblo y hubo quien plasmó en fotografías la mayoría de las casas del pueblo, como también de los otros pueblos hundidos bajo las aguas, para que quedaran testimonios de su existencia en la posteridad. Los resultados pueden verse hoy en un museo de Riaño, dedicado a dar una visión de las casas del pueblo, instrumentos de trabajo de entonces, la gente, la elegancia del entorno, la vida dinámica de entonces. El nuevo Riaño fue construido en la ladera de la montaña para no mojarse los pies con las aguas del pantano. Casa por casa se sacó a los dueños y se hundía la casa para que pudieran volver a entrar. Cuántas lágrimas de sangre no habrán recorrido las venas de esas personas que abandonaban su hogar para siempre, cuántas noches sin dormir, cuánta oscuridad en su vida, al ver derrumbarse sus casas y desaparecer sus campos bajo las aguas, frenadas y amontonadas en el embalse.

    Cuando ando por el pueblo y veo un viejecito que camina con su bastón o sentado en un banco y bajo su boina, pienso: ¿Cuál será la historia que se esconde ahí debajo?. Unas pocas joyas de los pueblos fueron salvadas y en su reconstrucción, fuera de las aguas, fueron restauradas: dos iglesias que fueron transportadas a Riaño nuevo, piedra a piedra, a lugares secos, así como algún hórreo y poco más. Cuando las aguas bajan puede contemplarse un camión abandonado antes de subir las aguas, en la ladera de una colina al lado del puente. También se vislumbra el cementerio cubierto todo de una plancha de cemento y encima de este cruces formadas por los familiares y hechas con piedras rodenas sacadas del río, dando a los suyos el último adiós. Incluso los muertos quedaron debajo del agua y ya no tendrían flores, ni visitas, ni…. Como si fuera en fin de todo para muchos.

    El tiempo cura heridas, pero deja cicatrices. No sabemos cuántas generaciones sufrirán las consecuencias de estos traumas ocurridos por el bien común: agua y energía renovable, de lo que tanto se habla en estos tiempos.

    La vida de Riaño se perdió en las aguas. Esa no se recuperará más, a no ser que la política local de un giro de 160°.

    Hay agua, hay rutas varias con paseos y panorámicas fantásticas, hay paisajes, hay fuentes, hay miradores, hay una buena gastronomía, pero en el fondo no hay nada que le de vida al pueblo y sujete a sus visitantes. Éstos pasan, miran, hacen las fotos y marchan. NI siquiera se les indica sobre las exquisitas carnes y los exquisitos embutidos de la zona.

    La vida de Riaño ha sido asumida por Cistierna y Guardo (Palencia), cuando la hermosura se ha quedado en Riaño y sus entornos. También el agua ha embellecido la montaña. Contempla esta foto aérea, con el puente en el centro, Riaño nuevo en el centro- izquierda y abajo a la izquierda, un camping en la montaña con una panorámica de ensueño a levantarse por las mañanas.

    No hay mal que por bien no venga. Hoy León tiene una gran riqueza con este pantano, con el que puede exportar agua, electricidad, carnes de alta calidad y puede desarrollar vida turística y hotelera, acontecimientos culinarios y otros proyectos para los meses de invierno, como el esquí.

    Para mí puede seguir así todo por la tranquilidad, la paz y la hermosura que se respira, pero para la sociedad podría la región recibir un impulso para dar más a aquellos que un día las aguas barrieron y enaguaron todos sus sueños para siempre.

    Julián Martínez
    Holanda

    • 8

      patrichueck said,

      Gracias por tus comentarios y fotografías; si te parece bien, añadiré la fotografía cuando hable de Riaño, para que todo el mundo pueda ver la belleza de un paisaje que tan bien describes.

  8. 9

    dori said,

    ME ENCANTA TODO PERO ME FALTA ALGO IGUEÑA Y SU AYUNTAMIENTO, LA MINERIA, SUS PUEBLOS DECLARADOS ALGUNO CONJUNTO HISTORICO ARTISTICO TAMBIEN SOMOS LEON Y BIERZO

  9. 11

    CARLOS said,

    MIL GRACIAS


Comment RSS · TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: