Amaneceres

Autovía Camino de Santiago

Autovía Camino de Santiago

El sol se desperezaba con la llegada del amanecer, tiñendo de dorado los campos de trigales que adornaban el paisaje con su sencilla sobria elegancia.

Cada año igual, la experiencia repetía un ritual que siempre me pareció hermoso de contemplar.

Recuerdo la calidez de aquella luz que impregna de día el cielo, y recuerdo, muy claramente, la divertida sensación de mirar hacia adelante y contemplar, feliz, la llegada del nuevo día mientras la noche se despide lentamente en la luna trasera del coche. Miraba por el retrovisor derecho y veía la oscuridad de la noche disiparse tras de nosotros y la claridad del día conquistando el firmamento frente a mis ojos.

Continuábamos nuestra ruta, mis hermanos seguían durmiendo… se despertaban… y hacíamos un pequeño alto en el camino en “La Fuente del Carnero”, en la provincia de Burgos, donde hay un pequeño merendero y un pequeño caño con la forma de una cabeza de carnero esculpida en la roca, por cuya boca brota un agua bien fresquita.

Salíamos del coche y la temperatura dejaba notar claramente que habíamos cambiado de clima. Era temprano y queríamos llegar, pero el pequeño descanso para mi querido conductor nos venía bien a todos, que disfrutábamos de aquellos minutos en el silencio de un lugar despoblado, únicamente roto por nuestras voces y el rumor del bosque que lo rodea.

Después de nuestra pequeña parada, proseguíamos el viaje, atravesábamos la ciudad de Burgos, seguidamente la provincia de Palencia y poco después, entrábamos en León.

Un nuevo día había amanecido.

Ya faltaba poco.

Después de meses y meses sin pisar sus tierras y apreciar la belleza serena de sus paisajes, volvíamos a estar allí.

Anuncios

8 comentarios so far »

  1. 1

    el yosef said,

    muy potito,asi me gusta que vayas practicando para que me ayudes a escribir el libro de mi historia,en la que ya estas inmersa

  2. 2

    Sara said,

    Como los buenos vinos, tus relatos van mejorando con el tiempo.Ánimo y sigue adelante!

  3. 3

    Clara! said,

    Son super chulos! 😉 Un beso!

  4. 4

    Meritxell said,

    ole,ole y ole

  5. 5

    Carlos said,

    Sí, se trataba de un merendero en mitad del bosque. Un sitio perfecto para descansar si hacía falta y coger fuerzas, ya que tras este merendero nos esperaban 200 kilómetros aprox. hasta alcanzar Cifuentes de Rueda.

    • 6

      patrichueck said,

      Está en el Puerto de la Pedraja, y al otro lado de la carretera está la ermita de Valdefuentes. Siempre me gustó esa ermita, es tan chiquitita, y está abierta, es supersencilla y por lo visto es el único vestigio de un hospital gótico del siglo XII que dependía del Monasterio de Veruela.

  6. 7

    Clara! said,

    Toda Castilla es preciosa. Tengo dos hermanas monjas clarisas, en el monasterio de Lerma y La Aguilera (Burgos), y eso nos da pie a la familia a ir visitando las ciudades de Castilla, y los pueblecitos. A mí un pueblo que me gusta mucho es Peñaranda de Duero, es realmente bonito, o El Burgo de Osma , son bien bonitos. Es que realmente tenemos que estar agradecidos por la tierra en que vivmos. Es maravillosa! =D

  7. 8

    patrichueck said,

    Querido Jose:

    gracias por prestarme esta foto. Eres un sol.


Comment RSS · TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: