Mi paseo de los abedules

León: Comarca de Rueda, ribera del río Esla, carretera que une Cifuentes de Rueda y Gradefes

Mi paseo de los abedules particular.

Cifuentes ha sido siempre mi cuartel general, el lugar desde el que partían todas las excursiones en vacaciones.

El camino que separa Cifuentes de Gradefes siempre me ha hecho soñar, me recuerda a Ana de las Tejas Verdes y a su paseo de los abedules, pero en este caso son chopos. Se encuentran situados a lado y lado de la carretera y hacen que dar un paseo por allí una tarde de verano sea una de las cosas más relajantes de esta vida, sobre todo porque el tráfico que lo recorre no es muy abundante, por lo que es habitual encontrarse con algún paisano en bicicleta que va hasta el vecino pueblo o vuelve de él.

Cuando empieza a caer la tarde, me encanta observar el cosquilleo del viento entre las hojas de los árboles, que juguetonas, murmuran entre risas secretos ancestrales que me encantaría poder desvelar…  Las hojas verdes, amarillas, marrones… y luego, al llegar el invierno, las ramas desnudas cargadas de nieve, y el paisaje blanco, cubierto por completo… el calor, el frío,… sea cual fuere el momento, el lugar siempre es  digno de ser contemplado, digno de ser plasmado en un lienzo, en el lienzo de la retina de quien se maravilla con la simplicidad de lo que siempre ha estado allí.

En aquellas fantásticas tierras hay mucho de lo que disfrutar, mucho con lo que soñar, mucho que vivir, reír y amar.

Espero que algún día, no tardando mucho, podáis visitar y disfrutar de las llanuras, los ríos, las montañas y los valles de las tierras leonesas en toda su extensión.

Anuncios

13 comentarios so far »

  1. 1

    Carlos said,

    Así es, ese paseo que deja ver en uno de sus extremos gran parte del Parque Natural de los Picos de Europa, la Cordillera Cantábrica.

  2. 2

    Sara said,

    Si, al fondo Peñacorada…
    “Cuando Peñacorada pone la toca, la Ribera del Esla se moja”
    Y nunca falla el dicho!!!
    Las primeras nieves de la temporada suelen llegar por allí, cuando asomas por la ventana y la ves cubierta de blanco, ya puedes abrigate bien, que sabes lo q te espera!

  3. 3

    Wow, parece que encontraste palabras para describir algo indescribible.

    Me imagino el camino , pero de seguro no se puede comparar con la experiencia verdadera.

    Igualmente yo deseo algun dia poder pasar por los mismos pasos que tu caminaste.

  4. 4

    karel said,

    Gana mucho el blog con fotografias da forma a lo que ya esta muy bien descrito aunque como dicen una imagen vale más que mil palabras, así a seguir mejorando el blog, aunque hablando de lugares mágicos, habría que mencionar una noche cualquiera en el depósito viejo, que es un lugar inmejorable para observar el cielo nocturno y sus estrellas y constelaciones o las ya desaparecidas alcantarillas entre Cifuentes y Casasola que tantas historias habrán oído de gente que se sentaba en ellas a charlar.

  5. 5

    Veo en tus palabras esos días de verano en que cual Rey paso por entre los chopos de Gradefes a Cifuentes, como si alardeara de realeza, al verme escoltado por tan numerosa guarnición. Siempre buscando el fin del túnel que forman los chopos, inclinándose a nuestro paso, als reverentes por buscar Cifuentes. Cuando las grandes ciudades se amontonan, los humanos se pisan en las calles y gentes se trastornan por las exigencias de la vida moderna y donde no se puede respirar por la polución de máquinas y vida diaria, yo entro en Cifuentes y tengo que usar el freno para dar paso a dos vacas que majestuosas van de camino al establo; el pastor con la cachaba les va marcando el camino. Unos metros más adelante veo una puerta abierta y al lado un banco, donde dos ancianos emboinados cuentan historias de antaño. En la plaza juega un grupo de niños, otros mayores están sentados en el suelo contra una pared, quizás dando sulta a sus sueños y amores nacientes, diferentes bicicletas están esparcidad por la gran plaza con suelo de cemento. Dos mujeres, vestidas de faldón y con el pañuelo cubriendo la cabeza, llenan sus botijos en la fuente de la plaza, para llevar agua fresca al hogar, surgida del corazón de la tierra. Si el trabajo en el campo es árduo y duro, todavía tienen tiempo para contar historias: la bravura de los mosquitos en las primeras horas de la tarde o que la mula de menganito se ha comido casi todas sus lechugas. La tarde es fresquita y agradable, la gente sale a la calle a tomar el fresco. El botijo escucha la conversación que se desarrolla en un banco con cinco personas. Vuelven del campo y tienen necesidad de refrescarse y descansar. Siento envidia de su vida social, de su vida tranquila, de su mezcla con el fenómeno naturaleza, de su familiaridad, de su vida sana…

    Patri, me alegro que tu veas esa realidad, como yo también, desde hace 34 años la veo y la siento. El invierno es frío y se siente soledad y silencio, pero el verano es el edén que Dios creó para poner hombres y mujeres, con niños, animales, árboles y ríos en la tierra.

    Sigue así, me encantan tus narraciones!!.

    Julián
    Holanda

    • 6

      patrichueck said,

      Poco a poco, con vuestros comentarios y aportaciones, iremos desgranando, una a una, los pequeños grandes secretos de aquellos paisajes de serena belleza.

      Gracias, Julián.

      • 7

        Silvia Sanz said,

        Me recuerda aquellos inicios de vacaciones en la que los arboles me recordaban que llegabamos a cifu y me iban surgiendo los recuerdos de veranos anteriores. Cuántas veces nos hemos recorrido ese camino en bici!!! otras tanta paseando y en el medio el descanso de nava!!! cuanto recuerdo que todavía sigue vivo al ver estas imágenes!!!

  6. 8

    […] amigos de aquí y allá, amigos de Astorga, Vanidodes y Castrillo de los Polvazares, amigos de Cifuentes, Villacidayo y Valdealiso, […]

  7. 9

    […] de Rueda, mi Cifuentes, en su iglesia y su Puerto, aunque no tiene mar, en la cuesta y en mi Paseo de los Abedules particular, y… pienso en mi gente, aquella gente a la que quiero y que la distancia del […]

  8. 10

    teresaypedro said,

    En Cifuentes también hay Alisos,aunque desciendan del pueblo que lleva ese Nombre,
    como minimo trescientos, distribuidos por el Reguero de la Madlena y la orilla del rio Esla, puntualizo el nombre por que dentro del temino del pueblo, hay otro río, el VALDELLORMA.

  9. 11

    […] campos leoneses, donde está nuestro querido Cifuentes, donde está Boñar, en aquellos sencillos y fértiles campos, en aquellos paisajes llenos de […]

  10. 12

    […] con la certeza de que sigues a los pies de Rueda del Almirante, junto a Casasola, junto a mi paseo de los Abeludes, aunque no sean abedules, en las tierras de […]

  11. 13

    camino said,

    cuanta poesía en nuestra tierra….Mis recuerdos están en un lugar muy parecido, el camino de Palazuelo a La Losilla y de esta a San Adrián. Ese olor de la tierra que ya nunca olvidarás, esos colores … Mi monte es Pico Cuento y mi río el Porma, los colores están todos en la Cotica, que maravilla, que paz esperando los primeros copos de nieve


Comment RSS · TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: