El hostal de los peregrinos

Hostal San Marcos - Diciembre 2009

Hostal San Marcos - Diciembre 2009

Un día del mes de agosto, hace ya un tiempo atrás, Llupasa salió a pasear por las calles de León.

Allí estábamos las tres amigas, entre risas y fotos, caminando, hablando, diciendo mil bobadas que ya se nos han olvidado, intentando arreglar el mundo, y sobre todo, disfrutando de uno de esos días en los que la amistad simplemente es amistad, sin envidias ni rencores, sólo sonrisas y confidencias.

Aquel día, llegamos junto a unos jardines llenos de verde y colores en sus flores, eran los jardines del Hostal San Marcos.

Como no podía ser menos, nos sentamos a los pies de la Cruz Crucero que señala el paso del Camino de Santiago por allí, haciendo compañía al viejo peregrino que permanece sentado en forma de monumento.

La mirada del peregrino, con los párpados casi cerrados tras la larga caminata, apunta a un bello edificio renacentista, con un rostro extenuado por el cansancio, casi suplicante, como si anhelara poder descansar en aquel que fue pensado para dar sosiego y resguardo a quienes se dirigían a Santiago de Compostela.

Durante los siglos que construyeron los años, fueron muchos los peregrinos que recorrieron las sendas del Camino de Santiago con la esperanza de postrarse ante la tumba del Apóstol. Ante esta realidad, en el siglo XII la Infanta doña Sancha realiza una piadosa donación para construir un lugar a las afueras de la ciudad amurallada, a orillas del Bernesga, en el que hospedar a los pobres peregrinos que sudorosos y cansados, hambrientos y sedientos, llegaban a la ciudad en su camino jacobeo.

Casi cuatrocientos años más tarde, se derruye este primer edificio y Fernando el Católico encarga una nueva edificación que tardará en finalizar su construcción algo más de doscientos años; así encontramos una fachada plateresca, símbolo del más álgido Renacimiento español, y una torre donde luche la Cruz de Santiago y la imagen de un león.

Pronto se convirtió San Marcos en Casa Mayor de la Orden de Santiago en el Reino de León, mas con el devenir del tiempo llegó a tener diversas funciones, llegando a ser prisión en la que quedó desterrado Francisco de Quevedo y Villegas por orden del poderoso Conde Duque de Olivares.

Después de sus muchas tareas, San Marcos ha llegado a nuestros días dando cobijo al lujoso Parador de León. Ya no se escuchan quejidos, ni se huele el olor del esfuerzo corporal, pero su claustro y su sala capitular, sus bellos salones y las antiguas estancias que cobijaron a los peregrinos, bañados por la fragancia del limpio presente, todavía dejan sentir el fuerte aroma de un pasado que se hincha de historia en San Marcos.

Anuncios

8 comentarios so far »

  1. 1

    patrichueck said,

    Al igual que en el caso de la fotografía de la Catedral, ésta tiene un toque muy personal que muestra el monumento inmerso en la cotidianidad de la ciudad. Gracias por esta nueva fotografía, Fernando.

  2. 2

    Luz del alba said,

    Es precioso!! Este verano estuve y tengo una foto súper chula justo en frente sentada con la estatua del pelegrino !!!

  3. 3

    Carlos said,

    Todo un 5* GL…

  4. 4

    Jose Maria said,

    El Hostal….algo sin parangón en la hosteleria mundial..recuerdo muchos turistas, especialmente de USA que cuando al salir del hotel (donde trabajé 7 años en recepción) les preguntabas: ¿cómo ha resultado su estancia?…es para escribir un libro con las respuestas…..Uno me dijo: Mira mi pasaporte, viajo por todo el mundo me hospedo en los mejores hoteles, pero este es LO MEJOR QUE HE VISTO EN MI VIDA.

    Ellos, que pasaron de la flecha al avión, nunca podrán tener ese claustro, esa escalinata, esas lámparas, esas paredes, esas suites donde la Edad Media se junta con el siglo XX, oir música ambiental en un claustro monacal de hace más de 500 años.. observar la iglesia anexa, el coro de Juan de Juny del Siglo XVI, en fin, era demasiado para una sola noche…por eso se iban asombrados.

    Sólo un ejemplo: En 1978 me vine a Venezuela y trabajé unos meses en Recepción tambien en el Hotel Tamanaco, un hotel moderno, bello, con las comodidades que puedes esperar de ellos. Pues bien, quise seguir mi costumbre de preguntar a los que se iban qué tal habia resultado su estancia, y después de dos preguntas y dos desagradables respuestas, nunca jamás pregunté a nadie…

    Las carencias de nuestro Hostal (Piscina,un buen estacionamiento techado que antes no había, etc) pasaban desapercibidas para el turista que se sentía un peregrino de lujo al sentir esas paredes rodeándole…

    Hubo también el caso de un señor que antes de firmarme la ficha de entrada me dice: Por favor señor, déjeme unos segundos…quiero ver desde aqui la parte baja del claustro donde estuve 11 meses preso… sin salir de aquí… emocionante… y le dije: -“Puede estar seguro que le vamos a tratar mucho mejor que entonces….será realmente un cliente muy especial…y lo fue”-.

    Gracias por hacer patria, por hablar de lo nuestro…

    Un abrazo

    J.Mari desde Venezuela.

  5. 5

    anna said,

    Esto es un monumento de León.

  6. 6

    […] un valle del norte de León, donde estar en la Luna y en Babia teniendo los pies sobre la tierra es muy fácil, está Abelgas, […]

  7. 7

    […] León está lleno de catedrales, iglesias y monasterios, lleno de arte y cultura, lleno de ríos, de valles, y de valles anegados por una belleza acuática convertida en el espejo donde se miran las montañas. […]

  8. 8

    Begoña said,

    Recordando tiempos pasados


Comment RSS · TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: