Peregrinando

El Camino de Santiago a su paso por Columbrianos

La Ruta Jacobea en el Bierzo

Cuenta la tradición que a finales del primer milenio de nuestra era, el ermitaño Pelayo vio una estrella sobre el bosque Libredón, y como si de la mítica estrella de Belén se tratase, siguió su fulgor con la seguridad de que aquella señal no debía ser pasada por alto, encontrando algo que cambió para siempre el curso de la historia…

Comienza entonces una época que deja atrás el oscurantismo de siglos anteriores, a partir de ahora, tras el descubrimiento de lo que será considerado como la tumba de Sant Iago, uno de los Doce, Santiago el Mayor, se reabrirá la comunicación a lo largo y ancho de una Europa que había permanecido en la oscuridad del aislamiento.

Mientras los reinos musulmanes se habían asentado al sur de la Península Ibérica y amenazaban constantemente con penetrar hacia el norte invadiendo Europa, las rutas de peregrinación del mundo cristiano se encuentran en un momento de esplendor, en el que Roma, Jerusalén y Santiago de Compostela se convierten en centros de peregrinación por los que discurre toda la cultura. Es una época en la que la unión hará la fuerza frente al peligro constante de ser invadidos desde el sur, por lo que los monarcas de los reinos de León, Castilla, Aragón y Navarra reforzarán el camino con un mismo objetivo común: fortificar la potencia de sus reinados.

El peregrino, en su deseo de obtener la santa indulgencia del perdón, recorría largos caminos desde los más recónditos lugares de Europa, por tierra, por mar, pasando frío y calor, sufriendo inseguridades en su peregrinar, y al alcanzar su destino, tomaba la concha de vieira de la atlántica Galicia, y regresaba al hogar con ella, como testimonio mudo de una aventura sin igual.

Con el paso de los siglos, Europa sufre el hambre y la peste, sequías y guerras,… y tras la ruptura que supone el Cisma de Occidente para la cristiandad y el comienzo de lo que será llamado la Reconquista, el Camino se debilita perdiendo su fuerza…

Muchas son las novelas que lo han mencionado; muchos los documentos históricos que hacen referencia a la Peregrinación hacia Santiago de Compostela, pero leas lo que leas, no hay nada igual a recorrer con los propios pies el camino que durante cientos de años recorrieron gentes de tan diversos lugares con un mismo objetivo: alcanzar la tumba del Apóstol Santo.

Anuncios

6 comentarios so far »

  1. 1

    patrichueck said,

    Mi agradecimiento personal a Cristina Álvarez Navarro, que me ha facilitado algunas fotografías de su propia experiencia peregrina.

    La imagen que muestra este relato pertenece a una vidriera en Columbrianos, en la región del Bierzo, por donde discurre el Camino.

  2. 2

    Cristina Álvarez said,

    Grata experiencia la del Camino de Santiago. El verdadero camino, el Camino Francés, es un trayecto donde cada paso presta a ser recordado o fotografiado.

    Lo recomiendo 100%. Felicidades Patri, te doy mi enhorabuena por todo tu trabajo.

    • 3

      patrichueck said,

      El Camino de Santiago, ha sido recorrido teniendo como origen diversos lugares. El que mayor afluencia de público ha tenido siempre es el Camino Francés, que discurre a lo largo de la provincia de León, no obstante, hay otras rutas que se unen al mismo desde León y que no deben ser pasadas por alto:

      La Ruta Vadiniense del Camino de Santiago que discurría a lo largo de la ribera del río Esla procedente de Asturias y Cantabria hasta unirse al Camino Francés en Mansilla de las Mulas.

      La Ruta de la Plata del Camino de Santiago, que seguía el mismo itinerario que dicha ruta.

      Y la Ruta del Camino Real con origen en Oviedo.

      Tengo la impresión que recorrer el Camino desde el punto de origen que sea, tiene que ser la misma experiencia grata que recorrerlo desde Roncesvalles.

  3. 4

    Carlos said,

    Posiblemente este XACOBEO 2010…

    • 5

      patrichueck said,

      Cuando llegas a Santiago de Compostela como peregrino, cumpliendo un mínimo de requisitos, se te concede la indulgencia plenaria y se te perdonan todos los pecados y su pena, o la de alguien que lo necesite según tu elección, de modo que puedes ofrecerlo por algún alma del purgatorio liberándola para entrar en el cielo. Me parece algo realmente hermoso si lo haces por algún ser querido que falleció, concediéndole el cielo.

  4. 6

    Cristina Álvarez said,

    Carlos, Patricia,

    Es un verdadero placer hacer el camino desde el lugar que sea… Recibiréis vuestra COMPOSTELANA siempre que hagáis 100km a pie hasta llegar a Santiago.

    La Compostelana es el documento acreditativo en latin que os proporcionará la oficina del peregrino conforme habéis caminado por motivos religiosos.

    Lo más bonito cuando llegas a Santiago: ver la imponente catedral que te está esperando y recibir la misa con Botafumeiro incluido!!!

    Cris.


Comment RSS · TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: