La Capital del Valle

La belleza blanca de Posada de Valdeón

La belleza blanca de Posada de Valdeón

¡Qué bella es la Cordillera Cantábrica! ¿verdad? llena de cumbres eternas, de fauna salvaje, de verdes praderas, de ríos,…

Allí, en el medio de la nada, en el medio de todo, hay un lugar, un pueblecito rodeado de más pueblecitos, poblado de hórreos y gentes de montaña, con su antigua casa de humo y su ermita del siglo XVI, que sobrevive a la extinción con el espíritu fuerte y valiente que caracteriza el humor y el amor de la tierra de León en sus confines junto a la bella Asturias…

Allí, en el Valle de Valdeón, entre los macizos central y occidental de los Picos de Europa, atravesada de norte a sur por el alegre río Cares, se encuentra, humilde, sencilla y hermosa, Posada de Valdeón.

Algo más de dos milenios atrás, franqueada por los picos del Friero, Pambuches y Torres de Arestas, Posada era territorio celta, territorio vadiniense, y resistente como su pueblo, repelió la invasión romana y la musulmana… y cuenta la leyenda que el mítico Don Pelayo, el mago que dio vida a la gesta casi milenaria de la Reconquista, pudo nacer en tierras de Valdeón, siendo coronado en la ermita de la Corona tan sólo algunos kilómetros más allá…

Cierra los ojos y escucha atentamente los sonidos mágicos de la naturaleza que envuelve su pueblo… oye al viento ulular entre los resquicios de las rocas vecinas, escucha el rumor del agua al resbalarse corriente abajo por la garganta del Cares… siente el frío solemne de sus picos trasladarse hasta tus pulmones y llenarlos de pureza, de esa pureza que impregna el aire limpio de sus montañas… y cerca, junto a ti, ese acento tan auténtico de las gentes del valle… el olor a queso que te lleva hasta ese establecimiento pequeño que vende olores… ummm… el queso, las setas, la miel… todo tan natural, tan auténtico…

La carretera que lleva hasta allí es muy estrecha, mucho… ya conozco el Valle y el camino es difícil pero… ¡no me pierdo ese espectáculo por nada del mundo! Posada de Valdeón… ¡allá voy!

Anuncios

7 comentarios so far »

  1. 1

    patrichueck said,

    Quiero agradecer al Ayuntamiento de Posada de Valdeón la fotografía que ilustra el presente relato.

    También quiero dedicarle unas palabras de agradecimiento a Alicia, que fue muy amable al atenderme.

    Gracias por vuestra colaboración.

  2. 2

    Carlos said,

    Las carreteras que llevan hasta Posada de Valdeón tienen unas panorámicas muy bonitas, tanto si vas por el Puerto de Panderruedas como si te decantas por el Puerto de Pandetrave.
    Yo me quedo con la segunda ruta (y creo que menos transitada) pasando por Santa Marina de Valdeón y Prada, se parace mucho a la senda que une Caín de Valdeón con Los Llanos (pasando por Cordiñanes de Valdeón).

  3. 3

    Bismark said,

    Espero visitarlo! Muy buena la fotografia 😉

  4. 4

    […] un paso desde el gran Posada de Valdeón, hay un pueblito, Cordiñanes, que bien podría decirse es el Abel de este […]

  5. 5

    […] aman lo auténtico, lo natural, amigos de Carande y Riaño, amigos de Burón y Boñar, amigos de Valdeón y […]

  6. 6

    […] En el corazón de los Picos de Europa, galopando desde el escondido Caín, fantasioso, juguetón, libre y alegre, el río Cares sorprende desde su alegre seducción, disfrutando, entre sonrisa y sonrisa, de las mil caricias que reparte en el Valle de Valdeón. […]

  7. 7

    […] Estoy escuchando una dulce melodía y tan sólo quisiera echarte una chaqueta por encima, arrancarte un ratito de tu cotidianidad y compartir contigo aquello que me hace sonreír, que me trae recuerdos maravillosos, que pone el mundo a los pies y te hace sentir el calor que llevas dentro, en contraste con el frío que hay fuera, y ese montón de nieve… ese montón de nieve son los pensamientos, los deseos llenos de ilusión de quienes esperan tocar alguna vez la nieve que sólo ven en las películas, o en los cuentos de Navidad, en las pinturas y dibujos,… y sin embargo, en el Puerto de Panderruedas, los copos de nieve ruedan desde las alturas del cielo y se reparten en las cimas, en las laderas, en los recovecos, sobre los árboles, sobre… la Tierra… sobre los hórreos que, no muy lejos de él, pueblan el Valle de Valdeón. […]


Comment RSS · TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: