El escuadrón del recuerdo

La belleza eterna de Riaño

La belleza eterna de Riaño

Sumergida en las profundidades del valle, asomada de vez en cuando bajo las aguas que cubren su cuerpo, se encuentra la historia de cientos y cientos de gentes que un día nacieron y vivieron en un valle lleno de hermosura milenaria, lleno de casas de humo y hórreos antiguos, iglesias de piedra y sacramentos, senderos, prados, ríos y tierra que un día fueron cubiertos con un manto de agua bajo el que yacen esperando ser redescubiertos algún día, cuando llegue su propio verano y la manta que los cubre destape la maravilla de lo que el tiempo no ha podido borrar con su húmeda esencia.

Sobre un alto, en un pueblo con tejados nuevos sobre casas nuevas, se contemplan las cimas escarpadas de unas montañas que quedaron petrificadas observando, atónitas, como la mano del ser humano creaba una nueva maravilla anegando otra mayor… y duermen en el lecho de aquel lago, Huelde y Salio, Anciles y Escaro, que se negó a morir en el olvido dejando un epitafio en forma de camposanto…

Allí, bajo las aguas, como si de una fantasía se tratase, se encuentra una Atlántida auténtica que asoma, de vez en cuando, en el campanario de una iglesia que en algún momento coronó el nido de una cigüeña…

Riaño… Riaño es el capitán de aquel escuadrón de pueblos  que sigue vivo incluso en la memoria de quienes no paseamos sus calles ni saboreamos sus olores. Riaño realizó una incursión en territorio hostil y se enfrentó a las pantanosas aguas de un embalse que ha cambiado el cauce de los ríos que llenan su barriga. Riaño se tomó una tregua, dejó su piel bajo el agua y mudó su esencia a las alturas, y en su ascensión desde el corazón del valle que le vio nacer, se llevó consigo el alma de La Puerta con las pinturas al fresco de su iglesia románica del XII, y con La Puerta se fue el espíritu de Pedrosa del Rey encarnado en el templo que tantos rezos y plegarias acogió.

Riaño, sobre una cima, contempla las aguas y planea una nueva estrategia para la Reconquista de su valle… Riaño se  ha inspirado en Don Pelayo y quiere seguir sus pasos aunque la batalla haya de durar centenares de años… y como soldados apostados frente al campamento base: Burón y Vegacerneja, heridos, mas no vencidos…

Han pasado los años y un mar de agua dulce adorna lo que antes adornó la vida serena y dura de unas gentes sencillas y luchadoras; un mar en el que poder navegar y disfrutar haciendo deporte, un mar en la montaña, pero… a pesar de su inmensa belleza, cuando contemplo el embalse de Riaño, no puedo menos que sentir cierta nostalgia por una vida que no viví pero que merecía estar allí, simple y llanamente, por derecho de antigüedad.

Anuncios

17 comentarios so far »

  1. 1

    patrichueck said,

    Quiero dedicar este relato a todas las gentes que tienen un pedacito de su corazón bajo el agua.

    A mi amigo Luis Viñas, que nunca se olvida de Burón y a Julián, que nos dejó su particular visión de Riaño en un comentario del relato “Sumergiéndome en el recuerdo”.

  2. 2

    Carlos said,

    Cada vez que vuelvo a La Ribera del Esla suelo visitar Riaño, y no me canso de ello… Este verano llevé a mi familia; al llegar al puente que lo une con Carande, se sorprendieron de la belleza del lugar.
    Hicimos un alto en el camino para comer y nos dirijimos al Restaurante-Parrila El Molino. ¿Habéis provado el cocido de Arvejos? Se trata de un plato tradicional de la montaña del Alto Esla? Los Arvejos son una serie de legumbres que está entre los garbanzos y los guisantes (con un sabor peculiar). Se acompaña de toda clase de productos de matanza (como pata y oreja) y cecina de chivo curada…
    Tristeza nos dió el saber que aquel precioso lugar albergó uno de los primeros paradores que hubo en España, el Parador Nacional de Riaño. No entendimos muy bien como cerró sus puertas, según dicen, por no tener viabilidad económica…

  3. 3

    Julián Martínez said,

    Patri,
    Impresionante, profundo, real, pero de ensueño, captaste el sentimiento de Riaño y sus pueblos y sus gentes y su entorno. Delicado, maravilloso!!. Te felicito por esa pluma que usa tinta de sentimientos. Gracias por esa flor a mi nombre. No soy ni la sombra de que en tí leo. Saludos,
    Julián Martínez
    Holanda

  4. 4

    patrichueck said,

    Quede reflejado en estas líneas mi agradecimiento al Ayuntamiento de Riaño, y personalmente a Ana Valbuena Diez, que ha ido más allá de lo meramente profesional y ha rebuscado en su archivo personal para hacerme llegar la hermosa fotografía que ilustra el presente relato.

    Riaño tiene mucha suerte de contar entre sus gentes con personas como tú, Ana.

    Muchas gracias por todo.

  5. 5

    noa said,

    Las montañas de Riaño, son uno de los lugares más bonitos del mundo. Proyectan un magnetismo que te obliga a mirarlas, y desear visitarlas.
    Me encantan.

  6. 6

    R.Chao said,

    En el caso de Riaño, más que de “agua dulce” habría que hablar de “aguas amargas”

  7. 8

    […] pueblo tiene un compañero, un amigo fiel y verdadero, que también le acompaña a orillas de un mar de la naturaleza no […]

  8. 9

    […] de vez en cuando, conversa con su tropa, se reúne con Vegacerneja, Riaño, Carande y Horcadas, y juntos calibran la fuerza y destreza del enemigo, esperando con paciencia […]

  9. 10

    Yeyo said,

    Tengo que felicitar a la autora de este texto.Y de paso tambié querái señalar que ya somos unos cuantos los que hemos empezado a trabajar con la intención de vaciar el pantano de Riaño, especialmente interesante es el blog RIAÑO VIVE, también hay de la plataforma para la recuperación del valle de Riaño. Asimismo hemos creado en Facebook el grupo Riaño Vivo, os animo a que echéis una ojeada a estos sitios.

  10. 11

    […] Allá, detrás de la curva, están Viego, Pallide y Primajas, discretos, huidizos, no sea que a alguien se le pase por la mente sumergir su belleza mágica bajo las aguas de un pantano… […]

  11. 12

    […] tu tiempo y te dedican el suyo, amigos que aman lo auténtico, lo natural, amigos de Carande y Riaño, amigos de Burón y Boñar, amigos de Valdeón y […]

  12. 13

    […] hermoso de unas montañas que lo han protegido del abuso y la desidia de quienes deciden inundar valles llenos de historia, vida y […]

  13. 14

    […] de catedrales, iglesias y monasterios, lleno de arte y cultura, lleno de ríos, de valles, y de valles anegados por una belleza acuática convertida en el espejo donde se miran las […]

  14. 15

    mariana said,

    Si…si muy bonito el nuevo Riaño, quien dice eso no conoció el viejo, el auténtico Riaño era un encanto.

  15. 16

    CHUMA said,

    viendo las montañas leonesas no le quedan a uno palabras para
    comentarios asi que sin comentarios (CHAPO)


Comment RSS · TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: