El Castillo de las Américas

Castillo de Grajal de Campos en la provincia de León

Castillo de Grajal de Campos

A finales de la Edad Media tres carabelas dejaron atrás Palos de la Frontera, en la andaluza Huelva, y cruzaron el océano en busca de un continente que no encontrarían…

Aquel mismo año, los judíos fueron expulsados de la Península Ibérica dando origen a una población sefardí que sigue sobreviviendo a pesar de los más de cinco siglos que la separan de la patria que la expulsó… 1492 fue también el año en el que finalmente la Reconquista llegó a su fin, y poco después, unos reyes fueron coronados con un nombre que les daría fama a través de los tiempos: Los Reyes Católicos.

Tanto monta, monta tanto Isabel como Fernando, y en una época de tanta riqueza convertida en oro y de tanto poder centralizado, hubo un hombre que reunió multitud de títulos: fue Comendador de la Encomienda Mayor de Castilla de la Orden de Santiago; fue presidente del Consejo de Órdenes Militares; fue custodio de las Torres de León por orden del Rey, y hasta llegó a ser Jefe de la Milicia de la Orden de Santiago, la Guardia de Fernando el Católico, y… ¿quién fue este personaje? Hernando de Vega.

En un momento a caballo entre la Edad Media y la Edad Moderna, en un reino en el que la riqueza procedente del Nuevo Continente corría a raudales por los ríos del poder, un personaje de tan alto nivel debía cobijarse en un lugar que hiciera honor a sus continuos devaneos con el poder, y fue así como, a principios del siglo XVI, se alzó en un lugar al sur de León, una fortificación de carácter militar con todo tipo de ornamentos y detalles preparados para afrontar cualquier tipo de escaramuza o icono de lucha que intentara cualquier posible ataque enemigo.

Como todo castillo de la más pura novela medieval, la fortaleza construida tenía fosos y torre de vigilancia, emplazamiento para situar la artillería, lugares en los que utilizar las cerbatanas, sitios desde los que lanzar proyectiles,… no en vano, el señor de la fortaleza participó en la administración de América y ejerció como Corregidor.

Allí, en Grajal de Campos, en una localidad llena de historia desde que el Imperio Romano extendiera sus redes por la Península, en un pueblo que volvió a tener vida tras su repoblación con gentes de origen mozárabe, en un lugar que fue testigo de luchas de poder entre hermanos, un sitio que sufrió el acoso de Almanzor y que el Camino de Santiago ha recorrido desde siempre, todavía se alza el primer Castillo artillero de España.

Parece sacado de una película, parece el escenario de una novela histórica, y yo creo que lo es, porque los muros que lo forman han visto pasar frente a sus piedras mil y una historias e intrigas que ni siquiera soy capaz de imaginar, de mil y un personajes que han desfilado frente a ellas… y todavía siguen obsevando, alcahuetas, los embrollos, secretos y derrotas de las gentes, y ¿sabes qué? que ahora voy a ser yo la que las observe a ellas prisioneras en sus muros, ahora voy a ser yo la que se sumerja en la época de los Reyes Católicos contemplando la ingeniería de una fortaleza preparada para una guerra medieval, en una época de paz moderna.

Anuncios

3 comentarios so far »

  1. 1

    Carlos said,

    Tendré que hacer un alto en el camino la próxima vez… Por lo que veo queda en Tierra de Campos, a medio camino entre Sahagún y la provincia de Palencia. Posiblemente el día de su fiesta, 16 de agosto.

  2. 2

    patrichueck said,

    Quiero agradecer esta fotografía a Víctor Manuel Franco González quien, muy amablemente, me hizo llegar la imagen cuando leyó el presente relato.

    Con pequeños grandes gestos como el tuyo, es fácil animarse a seguir escribiendo.

    Gracias.

  3. 3

    Jose Maria said,

    Hola Patricia:

    Descubrí por casualidad tu blog hoy, llevo mucho rato leyendo, no he acabado pero estaba impresionado de lo mucho y bien que escribes de León, de Cifuentes, etc… tanto es así que veía que eras sobrina de Alberto y llamé desde Venezuela a León para saber de quién se trataba, y acabo de descubrir quién eres y que nos conocemos.

    Gracias por esta dedicación al blog, seré uno de tus fieles seguidores y te felicito por tu fluidez literaria y tu agradable manera de expresar lo que quieres decir, enganchas a uno en la lectura y eso es una de las mayores virtudes para un escritor.

    Falta es lo que nos hace de que alguien que apenas pasa momentos puntuales en el pueblo, hable tan bien y descubra sentimientos que incluso los que hemos nacido allí y vamos mucho por allí no nos habíamos dado cuenta que se podría interpretar de esa manera.

    Sobre lo de MÚSICO DE ALTURAS referido a Alberto, nunca lo había oído pero le viene de maravilla, pues era el artista número uno en REPICAR LAS CAMPANAS se sabía que era él sólo con oírlo.

    Te seguiré escribiendo.

    Un abrazo.

    José Mari


Comment RSS · TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: