La fortaleza de la discordia

Fortaleza medieval del Castillo de Cornatel, en la zona del Bierzo, en la provincia de León.

El Castillo de Cornatel

En un lugar al noroeste de la meseta central, a sólo un paso de la marina Asturias y la mágica Galicia, se encuentra un sitio envuelto en una rusticidad anacrónica e invariable.

Una fría mañana de primavera, entre la niebla matutina, se adivina, sobre el promontorio, la silueta de una fortaleza que remonta sus orígenes más allá de lo que la memoria de los más ancianos es capaz de recordar…

Sobre un acantilado a cuyos pies discurre el arroyo Rioferreiros, altivo, soberbio, con aspecto arrogante y desdén en su mirada, sobrevive, como si el Feudalismo no hubiera llegado a su fin, aquel que resistió el ataque enfurecido de la Revuelta Irmandiña: el entonces Castillo de Ulver.

No lejos de las minas auríferas más importantes de la Roma Imperial, tuvo origen un asentamiento militar que desde las alturas dominaba la panorámica… mas el castro originario cayó en el olvido hasta que, remontados a la España cristiana del Medievo, en tiempos de Reconquista, aparece de nuevo el mismo lugar, el mismo promontorio, esta vez como mirador señorial reconvertido en castillo.

Cuenta la historia, que entre sus muros vivió el Conde Munio Muñiz y que su hija llegó a ser una de las amantes del rey Afonso VI de León, de cuya relación nacerían dos niñas, una de las cuales llegaría a ser la madre del primer rey de Portugal…

Allá por el siglo XIII, el castillo llegará a ser patrimonio de la Orden de los Caballeros Templarios, mas tras su disolución, volverá a manos de la nobleza, pasando a ser propiedad de la familia Osorio…

La familia Osorio… una familia debería ser un lugar en el que las personas se quieran y se respeten, un hogar debería ser el lugar en el que crecer y compartir, en el que hacerse más y mejor persona a pesar de las pequeñas disputas que la convivencia produce… pero no siempre es así, a veces es todo lo contrario.

Alvar Núñez Osorio fue el primer Osorio del Castillo de Cornatel, desposeído posteriormente del mismo, pasó de nuevo a su familia sesenta y un años más tarde, cuando Pedro Álvarez de Osorio, el abuelo del futuro Conde de Lemos, se hizo con él.

Comienzan aquí historias de intrigas y traiciones que llevarán a generaciones posteriores a lidiar por el castillo en un conflicto sucesorio en el que quedaría a manos de uno de sus descendientes bajo el asedio y acoso constante de otro, hasta el punto en el que los Reyes Católicos tuvieron que mediar para intentar conseguir una paz que realmente nunca llegaría.

¿Qué nos diría el Castillo de Cornatel si sus muros hablasen? tiempos de Reconquista, luchas familiares, ataque enfurecido de campesinos vasallos hartos de tanta opresión, crueldad, feudalismo, odios, rencores… nos hablarían de tantas cosas… soberbia, avaricia, lujuria, ira, gula, envidia, pereza… pero sus muros no hablan, y mientras tanto, el castillo sigue allá arriba, como si entre sus almenas todavía asomase, de vez en cuando, la cabeza de un centinela montando guardia en el interior de su muralla.

Anuncios

8 comentarios so far »

  1. 1

    Javi said,

    jeje, las historias palaciegas medievales siempre son muy, muy interesantes… has leído el Señor de Bembibre? Te puede dar para un post muy muy interesante!!!

    • 2

      patrichueck said,

      El Señor de Bembibre utiliza el Castillo de Cornatel como escenario para su historia.

      Fue escrita por Enrique Gil y Carrasco.

      Gracias por el consejo, Javi, me parece muy buena lectura.

  2. 3

    Carlos said,

    Vaya, vaya… lo que descubre uno.

    Pues nada, cuando venga de Orense me desviaré por Puente de Domingo Flórez a visitar el Castillo de Priaranza del Bierzo. Total, queda a media hora de la nacional de La Barosa…

  3. 4

    Raul Castro said,

    Te puedo enviar algunas fotos recientes de este castillo (si me envias tu correo) o si queréis ver su estado antiguo y el actual podéis hacerlo en la página de los amigosdecornatel.com, te puede interesar.

    He conocido tu blog a través del programa de un amigo común Ricardo Chao y tienes aquí un lector cuya vida discurre a caballo entre El Bierzo y la Montaña Central.

    Un saludo y gracias por tu blog-

    • 5

      patrichueck said,

      Gracias por tus palabras, Raúl.

      Conozco la página de los amigosdecornatel.com y me gustó mucho, la verdad, fue una de las fuentes que utilicé para conocer algo más del tema. Me pareció que ofrecía buena información.

      Felicidades a los autores de la misma y a los amigos de Cornatel, que seguro, son muchos.

  4. 6

    patrichueck said,

    Quiero agradecer a Raúl Castro de Lera que me haya hecho llegar la fotografía que ilustra el presente relato.

    El apoyo de personas como tú hace que seguir escribiendo sea todo un placer.

  5. 7

    Raul Castro said,

    Muchas gracias Patricia, pero es al contrario: tu blog es un ejemplo más de cómo colocar esta maravillosa provincia en el mapa mundial para una gran mayoría que no la conoce.

    El placer es leerte cada poco y por ello cuenta con mi ayuda cuando esté en mi mano.

  6. 8

    […] la tierra y cargadas de oro y riquezas; cuando eres niño te imaginas siendo dueño y señor de una fortaleza, dominando territorios extensos, con gentes y gentes rindiendo pleitesía a tu mandato, cabalgando […]


Comment RSS · TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: