Buenas noches, Astorga

Anochecer en la capital de las tierras maragatas: Astorga - León

Anochecer en tierras maragatas

El sol se pone y el día llega a su fin mientras las últimas claridades se diluyen en la lejanía del firmamento; el sol se pone y avanza la noche lentamente desde un extremo del cielo que espera, ansioso, la caricia de su oscuridad salpicada de brillos lejanos y vivaces.

La tarde llega a su fin y Lorenzo se despide lentamente para volver a brillar con energía renovada al despertar de una nueva mañana. Se va la tarde y llega la noche, una noche plácida y serena en la que, el lejano tintineo de las estrellas al lucir, adornará silenciosamente la quietud de una velada nocturna en la que descansan miles de almas peregrinas, de almas que han recorrido, recorren y recorrerán el Camino de Santiago, de almas que moran en el discurso del Camino de Santiago, de gentes oriundas de la antigua Asturica Augusta, y una dulce nana suena cuando acaricia oreo los rincones de sus calles, y las ramas de sus árboles.

El atardecer se funde en los brazos de la noche y, una vez más, una jornada más, el día se despide regalando miles de colores dispersos en la belleza celeste, millares de tonos rosados, azules, anaranjados se confunden en el lienzo de un universo que, esta noche, velará, sumergido en la quietud más cariñosa, el sueño reparador de una Astorga que cierra sus párpados con el último halo de luz naranja-carmesí.

Anuncios

7 comentarios so far »

  1. 1

    patrichueck said,

    Mi agradecimiento a la página de Facebook “Difundir Astorga Preciosa” por descubrirme la hermosa fotografía que ilustra el relato.

    Quisiera dedicar unas palabras especiales a Ana Rodera Fuente, autora de la fotografía, para agradecerle las molestias que se ha tomado en hacerme llegar la ilustración.

    Astorga tiene suerte de contar con personas como tú entre sus gentes, Ana.

    Ana, “Difundir Astorga Preciosa”, gracias.

  2. 2

    Gracias a ti, Patricia por ser tan encantadora, mandanos mas cosas.

  3. 3

    amparo said,

    Enternece leerte Patricia.
    Yo también, como Astorga, cerré mis párpados y sentí ese bello atardecer que hay en la ilustre Asturica Augusta. También vi ese manto de estrellas que la cubren y soñé con las noches maragatas que me causan tanta morriña….Gracias.

  4. 5

    Carlos said,

    ¡Qué puesta de sol más bonita! La descripción del momenton es perfecta. Felicidades…

  5. 6

    […] Érase una vez un príncipe que galopaba en su blanco corcel; érase una vez una princesa que anhelaba ser rescatada; érase una vez un arquitecto, érase un palacio, érase y es el Palacio Episcopal de Astorga. […]

  6. 7

    […] El Gran Imperio Romano, la Roma Imperial que tantos anfiteatros hizo, tantos circos, tantas termas y templos, acueductos… aquella Roma de la Antigüedad que hizo suya Hispania, construyó ciudades importantes, ciudades primordiales, tan romanas y tan suyas como la propia Roma, o Pompeya, como la mediterránea Tarraco, nuestra Tarragona, la honorífica Mérida extremeña, y la encantadora Asturica Augusta, Astorga. […]


Comment RSS · TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: