Secretos a Voces

Panorámica de La Chana, Peña Ferradillo, Abruos (endrinos) y monte castaños y encinos, en el Bierzo, en la provincia de León

Tierra de tesoros

Shhhhh….

Shhhhh….

Silencio… no se puede enterar nadie, ¿eh? te voy a contar un secreto pero no se lo puedes decir a nadie, a nadie, ¿eh?

He descubierto un sitio… pequeño, sí, muy pequeño… pequeño como las setas y como las flores que la primavera hace nacer en las tierras leonesas… he descubierto un rincón rodeado de rincones, lleno de fantasías convertidas en realidad…

Cuando eres niño sueñas con los ojos abiertos y te imaginas explorando tierras extrañas, descubriendo minas escondidas en el fondo de la tierra y cargadas de oro y riquezas; cuando eres niño te imaginas siendo dueño y señor de una fortaleza, dominando territorios extensos, con gentes y gentes rindiendo pleitesía a tu mandato, cabalgando sobre los montes y las llanuras en busca de nuevas aventuras,…

Cuando eres niña, alguien te cuenta que hay princesas en cuentos de hadas que viven en un castillo, damas a las que su querido caballero conquista con pequeños detalles, con aves mensajeras llevando poemas de amor hasta sus aposentos y flores adornando los jardines de palacio; cuando eres niña, imaginas que en el bosque hay pitufos y que… tal vez bajo una seta, encuentres un gnomo escondido, que es siete veces más fuerte que tú, muy veloz, y siempre está de buen humor…

Creces, y cuando lo haces aprendes que los castillos existen y las minas de oro también; creces y descubres que flores hermosas las hay cerca y lejos de ti, rosas, blancas, amarillas, moradas, grandes, pequeñas, de tantas formas y colores…

Creces y descubres que hay setas, y, por si acaso, todavía miras debajo de ellas por si encontraras algún pitufo o algún gnomo, o tal vez un hada, no sé… ¿puede ser? (yo todavía no he encontrado ninguno, pero tal vez un día la vida me sorprenda).

¿Te cuento un secreto? ¿te lo cuento?…

¡Encontré el lugar donde crecer no significa dejar de explorar minas de oro, atravesar las murallas de un castillo, o encontrar flores y setas!

¡Lo encontré!

Lo encontré y se llama La Chana, lo encontré y está junto a las espectaculares Médulas; lo encontré y está junto al Castillo de Cornatel; lo encontré y es tan pequeño… es pequeño pero tiene flores y setas, muchas flores y muchas setas, de tantas formas y colores… lo encontré y tiene historia y secretos, tiene atardeceres y amaneceres, tiene religión y tradiciones…

Pero recuerda, es un secreto, es nuestro secreto, y ahora que ya sabes donde está este rincón tan fantásticamente real, lo podemos compartir y si encuentras un gnomo, un pitufo o un hada, me lo cuentas, ¿vale?

Y… por cierto, si sales a pasear por allí recuerda: ten cuidado no pises a alguien si es que estás cogiendo setas, ¡no sea que cometas una barbaridad! Porque es, siete veces más fuerte que tú, muy veloz… y siempre está de buen humor…

Anuncios

5 comentarios so far »

  1. 1

    patrichueck said,

    La hermosa fotografía que ilustra el relato sobre La Chana ha sido obra del cariño que siente Olga Voces Voces por su pueblo.

    Gracias, Olga.

    Espero que te guste.

  2. 2

    Pablo González Rodríguez said,

    Las “Voces”, los “Voces”, el pueblo de Voces, los vecinos y adyegados a La Chana, seguro que todos han sentido alguna vez en su imaginación todas estas aventuras que tu sientes. Y en todo caso, nos encanta vivir esta pequeña historia de nuestro rinconcito del Bierzo. MUCHAS GRACIAS, PATRICIA!!!!

  3. 3

    Olga said,

    ¿Te cuento un secreto? Es sencillamente, PRECIOSO. Me he emocionado como una niña, como esa niña que busca gnomos y pitufos y que, a veces, los encuentra, porque ¿sabes? tu blog es mágico y en él puede pasar de todo.
    MUCHÍSIMAS GRACIAS, PATRI.

  4. 4

    Alejandro said,

    La verdad es que todos esos pueblos próximos a Las Médulas tienen mucho de mágico… por su belleza, sus sotos de castaños, las leyendas…
    Tengo ganas de volver, que hace tiempo que no voy por ahí.
    Gracias por incentivarme a ir! jeje

    Un saludo y enhorabuena por el relato

  5. 5

    Jose Mari said,

    Chana: un rincón precioso a la sombra de los castaños, pero lo más valioso de ese pueblo estaba destinado a compartirlo con Cifuenes, con Salamanca, pero especialmente con nuestro pueblo porque en Cifuentes, cuando llega todos saben que llegó Olga, la guapa, la de Pablo como se dice por allá, la simpática, la de la sonrisa a flor de piel, la que adora a su familia y está haciendo prácticas con sus sobrinos para cuando llegue su tiempo ya esté pletórica de experiencias y paciencias, sin duda desde hace unos años hay un lazo de unión entre Cifuentes y Chana, porque Kico Y Manoli , sus padres nos dejaron disfrutar de lo mejor que había en la zona y bien que se lo agradecemos. A Olga no la quieren los que no la conocen, sólo esos. Y bien que lo lamentan.


Comment RSS · TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: