El faro leonés

Peña Ubiña y la iglesia de Torrebarrio en Babia en la zona norte de León

Peña Ubiña y la iglesia de Torrebarrio

El mar… ¡qué bonito es el mar! ¿verdad?

Ese mar lleno de vida y color que al noroeste de la península se llama Cantábrico y al oeste pasa a ser el Atlántico, y al fin y al cabo, sigue siendo la misma inmensidad llena de azul. Llena de azul y de azules, según el cielo se encapriche, con colores suaves y tranquilos o bravíos y oscuros tonos que sorprenden y atemorizan cuando la cólera de su oleaje azota una costa que no le teme a nada.

¡Qué bonito es el mar! El mar húmedo de colores turquesas, añiles, grisáceos… y el mar verde lleno de praderas, montañas y campos… León tiene mucho de éste último y algo del primero, porque el uno sin el otro difícilmente sería lo mismo…

El mar… ¡qué bonito es el mar! el mar y sus olas, y las playas y los acantilados… y los faros, que sirven como atalaya a la luz que guía los pasos de las almas que se pasean por alta mar, en busca de la tierra que les acerque de nuevo a los hogares…

¿Qué sería del mar sin la tierra? ¿y de los marineros sin los faros?

León es mágico, ¿no lo sabías? tiene tantos lugares escondidos… tiene tantos rincones llenos de magia y leyenda… tantos sitios en los que la imaginación es patrimonio de cada ser humano…

En un sitio muy cerca de las nubes, en un lugar frecuentado por reyes y pastores, en la patria de los fieles guardianes del ganado, en Babia, está Peña Ubiña, y cuenta la leyenda que los marineros se orientaban con la luz que reflejaba su cumbre nevada, desde la lejanía de la mar… y corren rumores de que puede verse desde Segovia…

La inmensa Peña Ubiña… altiva y engalanada de blanco durante tanto tiempo… y a sus pies, disimulando como si no tuvieran nada que contar, Torrebarrio y su iglesia.

Las piedras callan en el cuerpo de las montañas y en las facciones de las muros que pueblan las casas e iglesias de sus pueblos… Las piedras callan, pero de vez en cuando, mirando con cariño los pequeños detalles de su orografía, sientes que te hablan con un lenguaje sin ortografía ni gramática alguna.

Anuncios

11 comentarios so far »

  1. 1

    patrichueck said,

    ¿Cómo puedo dar las gracias a Álex que siempre me envía fotografías e información de sus escapadas por la montaña leonesa?

    Tengo una idea…

    Aquí, en el apartado de blogroll dejo el blog de Álex, que es un maestro.

    Y para que os hagáis una idea, aquí va un enlace a su último relato:

    http://lasendadelhayedo.blogspot.com/2010/05/por-las-colladas-de-lois-desde-pallide.html

    Espero que os guste tanto como a mí.

  2. 4

    Alejandro said,

    Qué descripción más acertada Patricia… Para un montañero de León, hay dos faros, dos torres, que siempre te miran por el este y oeste, y una de ellas es Peña Ubiña ( el otro es el Espiguete ).

    Sabes retratar muy bien la esencia de estos pueblos. Coinicido contigo en el lenguaje oculto que las paredes, las calles y las peñas… algo quieren decir, algo que solo las personas que creemos en la magia comprendemos, algo mágico, como tu Mágico León Blog.
    Un saludo y muchas gracias!!!

  3. 5

    Pablo González Rodríguez said,

    Qué hay mejor que estar en “Babia”, sí, a pesar de los topicazos, estar en Babia y en la montaña a la vez, en lo alto de una montaña, es aún más mágico, como el Blog. Peña Ubiña es uno de esos iconos de montaña que no se borran fácilmente y que es imprescindible conocer. Rodeada de valles, rodeada de montañas, rodeada de vida, rodeada de belleza.

    Muchas gracias de nuevo,
    Ahh, y tiene una hermanita, Peña Ubiña Chica. Juntas: Las Ubiñas…

  4. 6

    Cristina said,

    Pues habrá que ir a visitarla…

  5. 7

    Olga said,

    Cuántos recuerdos nos evocas con tus palabras… Parece como sí también con éstas te convirtieses en ese faro que guía una parte de nosotros , aquella que sigue en León aunque desde la distancia y que con tus relatos se nos presenta cada vez más bella y cercana. De nuevo, gracias por conseguirlo.

  6. 8

    […] leyendas milenarias, y al contemplar la magia de aquel amor, supe que, por más que pasara años, Peña Ubiña siempre le sería fiel, y por más que pasaran años, él siempre la […]

  7. 9

    […] de belleza natural, conozco un reino y conozco a sus reyes. Son hermanos. La reina se llama Ubiña, y el rey Espigüete, y a sus pies, los pueblos se desparraman embriagados por el néctar de su […]

  8. 10

    […] de belleza natural, conozco un reino y conozco a sus reyes. Son hermanos. La reina se llama Ubiña, y el rey Espigüete, y a sus pies, los pueblos se desparraman embriagados por el néctar de su […]

  9. 11

    […] belleza, serenidad, historia, leyenda… y un faro convertido en reina que gobierna pacífica en el paraíso de los reyes de […]


Comment RSS · TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: