El último descubrimiento

Adrados de Ordás en las estribaciones de la Cordillera Cantábrica, entre los ríos Luna y Omaña, en la provincia de León, al norte de la ciudad de León

Adrados de Ordás y su paisaje

Un día, hablando con una de esas amigas que te encuentras en el camino, una de esas amigas con las que te conviertes en adulto casi a la misma vez, un día, hablando con ella, descubrí que también tenía otro pueblo.

¿Otro pueblo? Sí, un pueblo en la montaña, entre los ríos Luna y Omaña, un pueblo de casas de piedra y techos de teja, lleno de colores oscuros contrastando con la blancura purificadora de la nieve cada nueva temporada, con el verde brillante de la primavera al llegar, con los rojizos y anaranjados del otoño, con el azul de su cielo al mediodía y la oscuridad brillante del firmamento al caer la noche…

Un pueblo con su propio castro astur, un poblado prerromano que escondió, durante siglos, las huellas instrumentales de los antiguos dueños de la tierra.

Un pueblo que tiene mucho de Ordás, que vive, hermanado con otros, en Cuatro Valles, un pueblo adornado por chopos, robles y negrillos… manzanales, perales y ciruelos morando en sus huertas.

Un pueblo visitado por aves, observado por corzos, zorros y jabalíes, un pueblo tan hermoso como discreto, ¿te lo puedes creer? Tanto tiempo siendo amigas y no sabía yo que el pueblo de su padre era Adrados de Ordás.

Adrados de Ordás, tiene tanto que descubrir…

Si te animas a visitarlo, vamos juntos, que me han dicho que el agua de sus fuentes es muy buena y ya empiezo a tener sed.

Anuncios

11 comentarios so far »

  1. 1

    Patrichueck said,

    La bonita fotografía que ilustra el relato es obra de Sara García García.

    Gracias, Sara.

    • 2

      Sara said,

      Patri, muchas gracias a tí, aunque mi vida ha estado ligada a Cifuentes, partes de mis raíces vienen de aquí, de Adrados de Ordás. Son completamentes diferentes, sus paisajes, sus gentes…
      Adrados es sinónimo de tranquilidad ya que la carretera termina en él y el ruido de los coches allí desaparece y se convierte en los sonidos de la naturaleza.
      Los recuerdos que tengo de mi infancia en Adrados son sus fiestas, 25 de Julio, Santiago. De ir con mi abuelo a la Era con las vacas, de ir a echar de comer a los conejos, de coger los huevos de las gallinas, el gocho que mataban todos los años los abuelos, de ir a llevar agua al burro al “Cotanillo”y luego dar una vuelta por el pueblo montada en el carro tirado por el burro,”Moro”,;del pato que tenía mi abuela en el patio y yo le echaba agua en el pilón pra que entrara a refrescarse…
      Las meriendas en la Era debajo del cerezo, ir a la huerta a por una lechuga para comer y a la fuente a por un botijo de agua..
      Los recuerdos de mis momentos en Adrados.
      Los paisajes, ahora en primavera son fantásticos con las urces floridas, los espinos, sus olores… ¡Merece la pena perderse por esas tierras!
      Gracias de nuevo Patri. Un beso.

  2. 4

    Alejandro said,

    No tengo aún mucho andado por ahí, pero la verdad es que todos esos pueblos y valles de Omaña y alrededores son un mundo cada uno. Leoneses 100%.
    Tendré que visitarlo!
    Un saludo y a seguir así.

  3. 5

    Carmela said,

    Con tus relatos dan ganas de salir corriendo a descubrir esos pueblos. Tengo un primo político que es de la zona de Omaña y todavía no he ido a conocer su pueblo, este año no me lo pierdo.

  4. 7

    teresa garcia said,

    PATRICIA ,COMO SIEMPRE HERMOSO… YO TE LEO SIEMPRE, AUNQUE NO TE ESCRIBA, YA SABES QUE ESTOY ACÁ, Y CUANDO LEO TODO ESO ME TRANSPORTO, CIERRO LOS OJOS Y HASTA PAJARITOS ESCUCHO, PIAR COMO TÚ DICES. TODO MUY BONITO, UN BESO.

  5. 9

    Maria said,

    Adoro los paisajes de mi niñez en la comarca de Omaña, soy de San Martin de la Falamosa y todos los veranos nos bañamos en el rio Omaña y hacemos una escalada al Castillo, Patricia, me encantaria que fueras por alli.
    Aufedi

  6. 11

    José Manuel Alcaide Pérez said,

    Salud a todos,
    Soy nieto e hijo de personas de Adrados de Ordás, me llamo José Manuel ALCAIDE PÉREZ, vivo en Tarragona, mi abuelo Manuel Pérez, fué el herrero del pueblo y tenia la fragua y el potro enfrente de la fuente , entrando en Adrados y otra más al lado de la casa materna (la cual no utilizaba mucho).
    Marcharon de Adrados mi abuelo Manuel, mi abuela Trinidad Arias, junto a las tres hijas Hermínia, María y mi madre Esperanza a Ponferrada y ahora al cabo de los años yo he vuelto al pueblo de mi madre y a visitar aquellos parajes. Gracias a la magníficas fotos que acompañan a este blog, disfruto unos instantes de la preciosidad de estos lugares. Gracias de todo corazón.
    Espero seguir deleitándome con estas “pequeñas – grandes” ventanas que nos enseñan a ver el paisaje de manera más calmada.
    Un seguidor fiel
    José Manuel ALCAIDE


Comment RSS · TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: