El último gran valle

En la provincia de León, de camino a las alturas de las montañas que envuelven la estación de San Isidro, está Pallide

El último gran valle escondido

Allí, detrás de la curva, escondido entre montañas del norte, pasando desapercibido a la sombra de San Isidro, hay un remanso de paz, un pedacito de cielo convertido en praderas, rodeado de montañas, salpicado por alpacas y casas, y pueblos, algunos pueblos, muy pocos…

Allá, detrás de la curva, están Viego, Pallide y Primajas, discretos, huidizos, no sea que a alguien se le pase por la mente sumergir su belleza mágica bajo las aguas de un pantano

Caminar por sus parajes y descubrir una flor, una piedra, un corzo, una alpaca… y un coche, sólo uno, que llega pronto y pronto se va, dejando tras de sí un ruido que desaparece junto a él y vuelve a reinar la paz…

Recorrer con la mirada sus paisajes y viajar en el tiempo sin moverte del presente, sintiendo como el olor a limpio llena tus pulmones y te hace sentir vivo, y cansado… y feliz, muy feliz.

Viajar en el tiempo y saberte mirando la belleza innata y pura de la armonía entre la naturaleza y el ser humano, donde el trabajo y el disfrute forman parte de la misma realidad.

Viajar en el tiempo y deducir que la Vega de Arianes no ha cambiado mucho desde que tu padre y el mío eran pequeños, desde que tu abuela y la mía eran niñas, desde mucho antes…

Y, de pronto, observando el panorama, descubrir que sonríes y que, en aquella soledad compartida, te sientes más cerca del cielo y la tierra, te sientes más cerca de aquello que no se ve, pero se siente, ¿sabes qué es? yo sí…

Es un valle, sólo un valle… ¡qué suerte! es sólo un valle más… ¡y qué siga siendo así! para que cuando te acerques a Pallide la próxima vez, la naturaleza pueda guiar tus pasos con la compañía de una de sus ninfas…

Una ninfa peluda tal vez, en forma de perrina, tal vez… de nombre Nazarina, tal vez…

Tal vez, tal vez… tal vez sea hora de conocer la Vega de Arianes :el último gran valle.

Anuncios

3 comentarios so far »

  1. 1

    Patrichueck said,

    Dedico este relato a Álex, el fotógrafo de las cosas bonitas, y a su querida Nazarina.

    Gracias por la foto, Álex.

  2. 2

    teresa garcia said,

    Muy bonito, Patricia…¿qué vas a hacer cuando se terminen los valles, que son los que te dan inspiracion?…precioso…Un beso…


Comment RSS · TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: