En restauración

Mi mágico León: Prada de la Sierra en la comarca de La Maragatería, en la provincia de León

El tesoro escondido al aire libre

  

No todos los días son iguales, ni las noches idénticas; no son exactas las vivencias ni exactos los mismos pensamientos que de vez en cuando asaltan la mente de unos y otros, pero a veces, aunque la realidad parezca no  haber cambiado demasiado, uno se siente triste sin saber muy bien porqué, o tal vez sabiéndolo, pero sin querer pensar demasiado en ello…      

Todos tenemos esos días en los que el sol luce y parece que su brillo no es el de otros días, todos tenemos días en los que recordamos tristezas y deseamos profundamente encontrar aquello que anhelamos, o recuperar lo que perdimos, pero todo parece tan difícil, todo parece tan imposible, ¿verdad?      

Hoy te voy a contar algo:      

No hace demasiado tiempo hablaba yo con una muchacha vestida de maragata, aunque lleve vaqueros y camiseta, o se vista con un traje de gitana; no hace mucho tiempo, hablaba con una chiquilla con alma maragata y corazón andaluz, curiosa combinación, ¿verdad? Curiosa y no tanto, porque leyendo las líneas de la historia de León encontramos a los religiosos mozárabes del siglo X que dejaron atrás el antiguo Al-landalus para instalarse en las cercanías del río Esla, en San Miguel de Escalada; y dibujando una sonrisa, la historia nos vuelve a hablar de un tal Guzmán el Bueno, que repobló las tierras de la actual Cádiz con gentes procedentes de León allá por el siglo XIII.      

No hace demasiado tiempo, comprendí que todos somos de muchos sitios, aunque siempre hay uno que nos roba el corazón y se funde en lo más profundo del ser llegando a formar parte de nosotros mismos.      

No hace demasiado tiempo, descubrí algo agradable, original, fantástico, ¿te lo cuento?      

En un lugar de la Maragatería, escondido al aire libre, olvidado en el tiempo e ignorado por tantos, había un sitio con un nombre muy bonito. Era un nombre elegante, en femenino, con ese toque coqueto que le da el apellido a todo pueblo de noble estirpe…   

Hace muy poquito descubrí que en la Sierra… había un riachuelo, y siguiendo el riachuelo, un pueblo.     

Un día, aquella niña grande salió a pasear con sus cuñados, y ¿qué descubrió? descubrió un tesoro, un tesoro que alguien enterró en el olvido y mucho tiempo después otro descubrió como si se tratara de un cofre repleto de oro que algún pirata escondió en las playas de una lejana isla… pero no, aquello era tan real como el aire que respiras o el viento que mece las ramas de los árboles, como las estrellas que decoran el firmamento por las noches y las flores que renacen cada primavera.      

Cuando la infanta de nuestra historia encontró aquel tesoro no lo podía creer, ¡cuánta riqueza! ¡cuánta belleza! ¡qué antigüedad! y la alegría se hizo más grande cuando vio aquel cartel que decía: “Restauración”…      

¿Restauración? Sí, porque el mundo está de enhorabuena, Prada de la Sierra está en restauración.      

Aunque lo parezca, no siempre las cosas se pierden, a veces, a alguien se le ocurre la genial idea de recuperar lo que nunca debió perderse, y se obra el milagro, por eso, hoy estamos contentos, aunque el sol parezca que no brilla para nosotros o que las estrellas están más lejos que otras veces.      

Hoy estoy contenta, y si tú no lo estás, ¿a qué esperas? ¡vamos! que cada vez que sonríes se borra una tristeza y se ilumina una esperanza.

Anuncios

12 comentarios so far »

  1. 1

    Patrichueck said,

    Gracias a Carmela por la fotografía que ilustra el relato y a sus primos y a ella misma por hacer posible este viaje a Prada de la Sierra sin moverme de casa.

    • 2

      Mª Carmen said,

      Muy bonito tu relato Patricia. Soy la cuñada de MªCarmen, es decir, no la prima como comentas en el texto, pero bueno no importa te quería saludar por tu descripción tan bonita de Mª Carmen y me alegro de que te gusten las fotos de ese pueblo tan encantador. Carlos y yo vamos a menudo en verano a León y te aseguro que siempre descubrimos algo nuevo,un detalle, un monumento o un gran jardín en flor y por supuesto un pueblecito con encanto por ahí perdido… ¡ Nos encanta!! Y desde luego volveremos. Un beso!!!

      • 3

        Patrichueck said,

        Perfecto. Gracias por el comentario, Mª Carmen, ya lo he corregido.

        Y por cierto, sigue visitando León, que tiene mucha magia escondida, y cuanto más vas, más magia encuentras…

      • 4

        Carmela said,

        Mª CArmen, el último relato que ha publicado Patricia es de un pueblecito de Babia, creo que vosotros estuvisteis allí, no te lo pierdas.

  2. 5

    Carmela said,

    …hablaba yo con una muchacha vestida de maragata, aunque lleve vaqueros y camiseta, o se vista con un traje de gitana; no hace mucho tiempo, hablaba con una chiquilla con alma maragata y corazón andaluz…

    Nunca me habían hecho una definición tan maravillosa. El relato me ha encantado, refleja todo lo que sentí al entrar en ese pueblecito, parcialmente destruído pero con un atisbo de esperanza en esos carteles que indicaban su restauración. El pueblo abandonado volverá a tener vida cuando, con el empeño de sus vecinos, sus bellas casas vuelvan a resucitar.

    Muchas gracias Patricia, ha sido una delicia conocerte y poder disfrutar de tus escritos.

  3. 6

    Carmela said,

    Lo he vuelto a leer y me ha gustado todavía mucho más. Mañana lo haré de nuevo.

  4. 8

    sara said,

    Que gozada pasar por aquí cada fin de semana, y leer estos relatos de sabiduría.
    Gracias
    Abrazote y buen finde

  5. 9

    BUENO PATRICIA…., MUCHAS GRACIAS, NO DEJAS DE SORPRENDERNOS Y DELEITARNOS CON TUS PRECIOSOS RELATOS, YA TENGO UBICADO ESTE EN EL SITIO QUE MEJOR CREO…., ESPERO QUE TE GUSTE AHÍ.

    http://www.facebook.com/difundirastorgapreciosa#!/photo.php?pid=207069&id=100000303741380

    MUCHAS GRACIAS, COMO SEMPRE.

    POR SUPUESTO QUE TAMBIÉN LO HA LLEVADO A LAS COLABORACIONES DE NUESTROS AMIGOS.

    http://www.facebook.com/topic.php?topic=13569&post=75722&uid=242052729698#post75722

  6. 10

    jelenxotis said,

    Bello relato de un bello pueblo con aún más bellisima gente. Gracias por el relato

  7. 11

    Celia Menna said,

    Es el pueblo de mi abuela, que vino a la Argentina, algún día lo conoceré, Clotilde Moran fue mi abuela, dejo a 8 hermanos y sus padres y nunca más volvió a verlos se radicó en Argentina en Tandil,prov de Bs As, también un pueblo en ese entonces, con esas características, serrano agricola, vivió y formó una familia feliz pero siempre con esa nostalgia de su querida España. Hermoso relato me llega muchísimo, emociona.

  8. 12

    Celia Menna said,

    Hermoso relato mi abuela nació en ese pueblo, luego vino a la Argentina y se radicó en un pueblo que contaba que tenía características parecidas Tandil, es mi ciudad y si mirando las fotos algo se parecen.Algun día lo conoceré en honor a mi abuela


Comment RSS · TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: