La dulzura suave

Mi mágico León: dulces típicos de Astorga, una ciudad de León, en la provincia de León. Turismo.

La dulzura suave de las mantecadas

  

La vida está llena de pequeños grandes placeres que hacen de ella algo diferente en cada persona, situación y lugar; la vida está llena de momentos alegres y otros que no lo son tanto, y de recuerdos… a medida que acumulamos vida, nos llenamos de experiencias, recuerdos y de vida… de más vida.    

Los placeres de la vida… ¡son tantos! no me digas que no…    

Una buena siesta, la lectura de un buen libro una tarde de invierno, ver el sol esconderse mientras el firmamento va llenándose de oscuridad salpicada de estrellas, ver amanecer una fresca madrugada de verano, bailar en la fiesta del pueblo con tu mejor amiga, descubrir al chico que te gusta mirándote, saciar la sed en el caño después de un paseo en bici, y… la gastronomía…   

Podría hablar de la cecina y el queso, del chorizo, el pan, las tortas y los hojaldres, de los nicanores,… pero hay un sabor que me transporta directamente a los desayunos de aquellas mañanas de verano…    

Hay un sabor que me transporta al horno de Gloria, a la maravilla de Astorga, al sabor de la leche recién ordeñada cuando mojo en ella la dulzura suave de aquella esponjosidad hecha desayuno, o merienda, depende de ti.    

Podría hablar de la textura y el sabor de las mantecadas, pero creo que es mejor que lo descubras tú, y si ya lo conoces, seguro que te han entrado ganas de comerte alguna, así que… ¡buen provecho!

Anuncios

4 comentarios so far »

  1. 1

    abel said,

    Una buena siesta, la lectura de un buen libro una tarde de invierno, ver el sol esconderse mientras el firmamento va llenándose de oscuridad salpicada de estrellas, ver amanecer una fresca madrugada de verano, bailar en la fiesta del pueblo con tu mejor amiga, descubrir al chico que te gusta mirándote, saciar la sed en el caño después de un paseo en bici, y… la gastronomía…

    Coincidimos en todo, salvo en lo del chico, jeje. Me has hecho sentir bien, por imaginarme en cada uno de esos momentos

    😉

  2. 3

    teresa garcia said,

    Hola Patricia aquí estoy de vuelta, bueno nunca me fuí… pero tuve algunos problemitas, pero acá estoy, me gustó lo de las mantecadas, eso no se nos olvida jamás, ir a Astorga y no comprar mantecadas, y polvorones, mi madre siempre tenía y decía: -“Por si viene visita”- y las guardaba, pero con mis hermanos, se las comíamos, a escondidas, y como mucho no abundaban, sabían más ricas, creo que alguna penitencia nos habrán puesto, pero ya las habíamos comido. Todo muy lindo, Patricia. Un beso.

    • 4

      Patrichueck said,

      Me alegro mucho de que no te fueras, de que sigas aquí y de que compartas con nosotros esos recuerdos tan queridos.

      Gracias, Teresa.

      Tu querida tierra te sigue esperando al otro lado del océano. No lo olvides, preciosa.


Comment RSS · TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: