La Peña con Agua

Mi mágico León: en la montaña oriental leonesa está Peñacorada. León.

La belleza sublime de la Peña con agua

  

Una montaña hermosa, y a su alrededor, pueblines llenos de encanto, de un encanto especial y fresco, muy fresco.  

Una montaña cargada de vida y de agua, envuelta siempre en una belleza norteña que la llena de majestuosidad y naturaleza.  

Una montaña elegante, y a sus pies, Cistierna, La Mata de Monteagudo, Robledo de la Guzpeña…  

En la montaña oriental leonesa está el lugar en el que la vida humana se funde en un abrazo sin fin con paisajes cargados de verdor y animales escondidos en la espesura de los bosques.  

En la montaña oriental leonesa hay una Peña cargada de agua, de fuentes de agua limpia y transparente, de fuentes de agua fresca y saciante…  Fuente Colorada, Fuente de los Pastores, Fuente de la Cueva del Moro y el propio Fuentes de Peñacorada rinden homenaje al apellido Corada de esta Peña, en la que el agua es la protagonista.   

Remontando el tiempo dos milenios atrás, encontramos en Peñacorada el hito suroeste de la antigua Cantabria, limitando con los astures y vacceos que poblaron su geografía.  

Y divide su magnitud, la cuenca del Cea y del Esla… y no sé qué será, si la grandeza de su semblante adornando el paisaje desde la lejanía  o la pequeñez de sus detalles conformando una geografía propia y particular, pero como dice la sabiduría popular “algo tendrá el agua cuando la bendicen”, así que si alguna vez tienes sed, sed de aventura y descubrimiento, sed de naturaleza y tradición, de frescura, religión y gastronomía… y quieres beber, recuerda que más allá de las iglesias, casas, pueblos y ermitas que salpican aquella orografía que tanta historia, secretos y rincones esconde, hay mil y un paisajes que descubrir, mil y una sendas que recorrer, y mil y una experiencias que vivir.  

Y si a lo lejos la ves nublarse, recuerda que, como decía la querida madre de Albina: -“Cuando Peñacorada se pone la toca, la ribera del Esla se moja”-.

Anuncios

12 comentarios so far »

  1. 1

    Patrichueck said,

    Mi agradecimiento a Eduardo Rodríguez Bas por la bonita fotografía que ilustra este relato.

  2. 2

    teresa garcia said,

    HOLA PATRICIA, SIEMPRE ME HACES RECORDAR ALGO. EN MI PUEBLO, LAS PEÑAS DE LA BAYUGA Y PEGADITO, TENEMOS UN PRADO Y EN EL PRADO UNA FUENTE CON UN AGUA, RIQUISIMA Y RIEGA LA HIERBA Y ESTABA SIEMPRE VERDE, CUANDO LLEBÁVAMOS LAS VACAS A PASTAR, MIRA LO QUE ME HACES ACORDAR. HACE 20 AÑOS, CUANDO FUI A ESPAÑA, FUIMOS A VER LAS FAMOSAS PEÑAS DE LA BAYUGA, Y A BEBER AGUA DE LA FUENTE. NO TE IMAGINAS MI ALEGRÍA, PENSÉ QUE NUNCA MÁS LAS IBA A VER, ASÍ QUE HOY ME HAGO DE CUENTA QUE FUI A LA BAYUGA. UN BESO.

  3. 4

    abel said,

    Buena entrada.

    Hoy estuve hablando con mi hermana de subirla el próximo miércoles y para mi sorpresa, entro en este blog y… bingo, jeje.

    Ya te pasaré las fotos.

    Un kiss

  4. 6

    Manuel said,

    “¡la oscuridad, cuanto sabes, Patricia!” -que diría mi tío Graciliano.
    Me tienes asombrado de cuánto conoces y lo bien que describes a León y provincia, sobre todo de esta zona nor-oriental tan querida y conocida para mí. Gracias por no quedártelo para ti sola, por compartirlo.

  5. 8

    Alejandro said,

    Peñacorada… cuanta historia guarda esa peña, cuanta leyenda y cuanta sangre de nuestros ancestros. La gran Peñacorada, bien visible desde buena parte de las riberas leonesas.
    Me ha gustado mucho, como siempre, enhorabuena Patri !! Sigue así!

  6. 9

    Leonor said,

    Hola Patricia:

    Además de encantarme la página, y los que en ella colaboran, me encantan tus relatos, que siempre sacas a pasear para deleitarnos por un momento y hacernos soñar que volvemos a esos lugares maravillosos.

    Enhorabuena, sigue dandonos motivos para enviarte más fotos y recuerdos…
    Besos.

  7. 10

    Soy del Valle de las Casas y desde mi pueblo se divisa Peñacorada,nunca he subido a su cima ni me he acercado demasiado,porque dejé mi pueblo a los 10 años,pero siempre la recuerdo MÁJICA.Prometo acercarme.

  8. 11

    […] ajeno a las prisas y los quehaceres cotidianos, donde solo la brisa que sopla Peñacorada te apura con esa frescura que a veces eriza la […]

  9. 12

    […] y siguiendo la senda más transitada, más arriba, camino a las montañas, contemplando a Peñacorada, se dibujan las calles y los tejados de […]


Comment RSS · TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: