Aislado del ruido

Mi mágico León: Ocejo de la Peña, montaña oriental leonesa, cerca de Cistierna, en León. Turismo.

Envuelto en naturaleza

¿Te acuerdas de Heidi? Heidi, sí, aquella niña que se fue a vivir con su abuelito a la montaña y vivía tranquila y feliz rodeada de verdes pastos y altas cumbres, con su perra Niebla y su pajarito Pichí, y luego, Pedro venía desde el pueblo al pie de las montañas, a buscar las cabras del abuelo y las llevaba a pacer a las alturas, con Heidi, claro.

¿Recuerdas el señor de las cumbres? ¡Cómo olvidar aquel hermoso animal con su espléndida cornamenta en lo alto de una peña!…

Heidi… la protagonista de la novela de Johanna Spiry venía las estrellas brillar cada noche hasta que el sueño la vencía y le hacía soñar con sus montañas, sus animales y la libertad…

En la montaña, entre peñas, junto al desfiladero de la Duerna

El desfiladero que rompe el río Duerna en su discurrir en las profundidades de la grieta entre las montañas, y a veces, todavía a veces, se escucha el agua rugir, gritando sin cesar, con su lenguaje ancestral, que la humedad de su cuerpo está llena de vida y fuerza, mucha fuerza…

En la montaña, alejado de la modernidad dañina que estropea la maravilla del medio ambiente, hay un pueblo tan escondido que a muchos se les olvida que está ahí…

Un pueblo tradicional, muy tradicional, tradicional y lechero, y respetuoso, deportista… un pueblo desde el que partir hacia la montaña que lo envuelve y descubrir las diversas rutas que esconden paisajes maravillosos, paisajes que, al contemplar, te harán sentir especial y único, como si sólo tú fueras el afortunado que pudiera contemplarlo… te harán sentir como Heidi y Pedro cuando descubrían las maravillas de la naturaleza mostrarse ante ellos serenamente.

En un pequeño valle, está Ocejo de la Peña, un pueblo rural, tan rural que, hasta no hace mucho, se ponía la leche ordeñada a enfriar en la fuente…

En la montaña oriental leonesa están las antiguas minas de carbón, y allí donde hace muchos años un avión alemán se estrelló contra Pico Cerroso, todavía está la placa que recuerda aquel acontecimiento tan sonado.

En la montaña oriental leonesa, a diez kilómetros de Cistierna está Ocejo de la Peña, el lugar en el que disfrutar de los paisajes y las altas cumbres, contemplar fauna de alta montaña y sentirse libre y tranquilo es tan fácil, como sonreír cuando se está en paz con uno mismo.

Anuncios

5 comentarios so far »

  1. 1

    Patrichueck said,

    Una foto espectacular para un enclave espectacular.

    Gracias, Mario.

  2. 2

    Teresa said,

    Precioso, me ha encantado… Gracias. Comparto lo de que la foto es espectacular. Sigue escribiendo. Ah, que sepáis que Ocejo está en Facebook también, por si queréis uniros. Un saludo y gracias por visitar el pueblo, sois siempre bienvenidos.

  3. 4

    sara said,

    Pues yo me voy contigo de tu manita y de la de Heidi(cuanto disfruté esa serie, de hecho creo que me marcó de una manera maravillosa, como a tantos niños de la época) a ese maravilloso enclave, tengo pendiente pico cerroso, lo haré….en otoño.Que foto tan bonita
    Besito

  4. 5

    maricruz said,

    me gusta lo de deportista¡¡tarde si, tarde no,salgo a correr,subir y bajar,oyendo solo pajaros y pegandome algun susto cuando me tropiezo con alguna culebra atravesando el camino.para entrenar trail perfecto¡¡¡¡lo echo de menoos ¡¡¡¡¡


Comment RSS · TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: