Que no se te olvide

Mi mágico León: el capullo de una rosa floreciendo en tierra leonesa. León. Turismo.

La belleza de una pequeña flor

¿Recuerdas cuando eras niño? ¿recuerdas cuando eras niña? ¡vamos! sí que lo recuerdas…

Espera, para un momento, no leas más, cierra los ojos, sonríe, ¡venga! cierra un segundo los ojos y piensa… ¿te acuerdas?

Vete un poco más atrás, un poco más… busca, está ahí… ¿no lo ves? Sí, sí lo ves…

¿Qué estás viendo? apuesto lo que quieras a que ves ilusiones, inocencia, asombro, ¡emoción! ¿recuerdas?

Puede que recuerdes cualquier cosa, pero seguro que lo que más y mejor recuerdas es la intensidad de la vida en todo su esplendor, en un momento en que todo era importante, y te entusiasmabas con multitud de cosas a las que te has acostumbrado…

Te acostumbras, te acostumbras a la vida porque no te detienes un momento a disfrutarla, te llenas de esas cosas de mayores, y te pierdes a ti mismo…

A veces la cotidianidad inunda el tiempo con sus costumbres, a veces contemplas la vida de los otros en una caja tonta, te olvidas de vivir la tuya propia, y acabas los días agotado ante tanto peso y tanta seriedad.

¿Te digo una cosa? Escucha, escucha atento, porque te lo voy a decir muy bajito…

Cierra los ojos de nuevo, agudiza el oído y escucha un susurro que dice: -“Vive…”-

Vive y disfruta de lo pequeño, de lo que es gratis, olvídate del dinero y sal a pasear, encuentra de nuevo una flor y detente a contemplarla, observa el vuelo de una paloma, una pega, una cigüeña,… ¡qué más da! pero detente…

No corras.

Camina. Pasea, con la cámara de tus ojos, captando imágenes que guardarás en el cofre de tus recuerdos, y quién sabe si, tal vez algún día, relatarás en forma de palabras…

No corras… ¡o mejor corre! pero si vas a correr, ¡qué sea de verdad! Cánsate, juega, llega agotado y respira hondo…

Respira profundamente y sorpréndete al descubrir, aromas de mil colores, salpicar de vitalidad, alma, cuerpo y corazón…

Sonríe más y llora menos, que la vida tiene cosas muy bonitas, y aunque las feas sean muy feas, las bonitas siempre son bonitas.

Y recuerda, siempre recuerda, que todavía puedes acerarte al río, salpicar a un amigo y reírte a carcajada limpia; todavía puedes hacer una excursión a la montaña y deleitarte con la naturaleza que a tu paso encuentres…

Y todavía, aunque a veces se te olvide, puedes contemplar hermosos atardeceres, que despiden la luz y el calor del sol, hasta un nuevo amanecer…

Que no se te olvide: hay cosas que se ven con el alma…

Anuncios

9 comentarios so far »

  1. 1

    Patrichueck said,

    La preciosa foto que ilustra este relato es obra de una persona, de especial sensibilidad, apodada “Río Puerma”.

    Gracias por compartir con Mi mágico León tanta belleza.

  2. 2

    BERNARDO BECARES said,

    Precioso relato, tienes una imaginación y un talento increíble para escribir esas cosas que llegan al corazón, aunque no vayan dedicadas a nosotros, realmente bello e imaginativo, otro gran relato.
    Muchos ánimos e ilusión para seguir deleitándonos con relatos tan maravillosos.

    • 3

      Patrichueck said,

      El mundo, y en especial León, está lleno de rincones llenos de vida, de naturaleza viva, de hermosos anocheceres…

      Este relato, sin pronunciar su nombre, habla de León y sus bellezas, habla de lo que en León puedes encontrar…

  3. 4

    teresa said,

    HOLA ACÁ ESTOY, QUÉ BONITA LA ROSA. TE CUENTO QUE EN MI CASA TENEMOS MUCHOS ROSALES. A MI MARIDO LE ENCANTA HACER EL JARDÍN Y LAS ROSAS ES LO QUE MÁS LE GUSTA, TIENE UNA MANO ESPECIAL PARA LAS PLANTAS. TENEMOS FRUTALES HIGUERAS CON UNOS HIGOS MUY RICOS, PARRAS DE LO QUE PIDAS TENGO EN MI CASA, ES OBRA DE MI MARIDO, ES EL HOBBIE DE ÉL, EL ORDENADOR NO LE GUSTA, ESTO ES MI HOBBIE. AHORA VIENE LA PRIMAVERA, QUE ESTE INVIERNO SE HELO TODO.
    PERO YA VA A FLORECER TODO. UN BESO.

  4. 6

    rsas0010 said,

    Preciosa esta entrada.
    Muchas gracias por el viaje interior al que nos has llevado tan dulcemente. Enhorabuena por ese derroche de buenas sensaciones que nos has prodigado. Y que continúe.

  5. 7

    Carmela said,

    Este relato me gusta especialmente. Si hago lo que me mandas, es decir cerrar los ojos y recordar, lo primero que me viene a la mente son imágenes de AStorga y el pueblo corriendo por las calles, visitando a los tíos y abuelos, jugando con los primos, primas, amigos, bebiendo el agua de la fuente… eso ha quedado grabado en la mente, y por muchas dificultades que se pasen a lo largo de la vida, nunca se podrá olvidar.

    Muchas gracias Patricia por deleitarnos con estos maravillosos relatos.

  6. 9

    teresa said,

    Tiene razón Carmela, eso me pasa a mí cuando escribe Patricia, no tanto con la rosa, pero sí con los paisajes, parece que me transporto ahí, y de paso conozco partes de León que no conocía, así que gracias por todo, y que siga con sus excelentes relatos, y fotos…


Comment RSS · TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: