Crisis

Mi mágico León: invierno en Huergas de Babia, en León.

Cosas del invierno

Trabajo y más trabajo, las cuentas no salen, la presión y la preocupación ocupan la cabeza, y la mente se siente cansada, es un día, y otro, y otro más… y parece no tener fin, uffff…

Trabajo y más trabajo, y lucha, sin espadas ni escudos de hierro pero lucha, sangrienta y dolorosa lucha, a veces, contra todo pronóstico de victoria, pero indudablemente victoriosa, pues en esta vida, la perseverancia es tan importante como la esperanza, el tesón, la entrega, la valentía.

Convencimiento, seriedad y alegría, ¡qué nunca falte la alegría! No importa cuán duro sea el momento, pero siempre recuerda esta premisa: CADA VEZ QUE SONRÍES, SE BORRA UNA TRISTEZA Y SE ILUMINA UNA ESPERANZA, porque alguna vez la oí, o la leí, y ¿sabes qué? es muy cierta.

Estamos en crisis, es cierto, quien más quien menos, tiene su crisis: personal, sentimental, económica, religiosa, racional,…

Quien más quien menos ha estado a punto de zozobrar en el mar de la desesperanza, donde parece que el bote se hunde, el agua está fría, y la costa no se ve por ningún lado, pero… ¿te cuento un secreto?

Tú puedes… Tú puedes con todo lo bueno que te propongas.

No tengas miedo, observa y no te ahogues en medio de un espejismo de tristeza y desesperación. Mira y contempla…

¿Te perdiste? No te has perdido, es que no te has fijado:

Observa… como el sol cada madrugada se abre paso ante la oscuridad de la noche y vuelve de nuevo a iluminar el día.

Mira… como llueve y deja de llover, y cuando eso ocurre, arriesga esa sensación de suave templanza y sal a descubrir el olor a tierra mojada que emana vida y calor, aunque frío, calor, y escucha el suave tintineo de las gotas de agua que todavía escurren de las ramas que penden de los árboles, porque aquí sí hay, y muchos…

Observa, mira y contempla…

Contempla como la nieve cae, y deja imágenes tan duras como hermosas, imágenes tan… ¿vitales? Vitales, sí, porque ¿acaso no es la vida así? ¿dura y hermosa por definición?

Cuando estés tan agobiado que no quieras ni pensar en otra cosa, cuando ya no puedas más, recuerda que hasta la estación más fría, hasta los momentos más duros tienen sus flores, sus detalles, sus paisajes cargados de dulzura aparentemente pétrea, recuerda que de las experiencias más difíciles nacen las más hermosas realidades…

Cuando estés cansado de remar, no desesperes, y recuerda, que cinco minutos de paseo por Babia, no hacen daño a nadie.

Cuando te sientas triste y decaído, cuando casi te des por vencido, recuerda que Huergas de Babia está ahí, no tan lejos, un pelín más allá, en Babia, en León, ¿o pensabas que todo iba a ser crisis?

Sonríe…

Anuncios

5 comentarios so far »

  1. 1

    Patrichueck said,

    José Luis Suárez Rodríguez ha compartido esta nevada imagen con Mi mágico León.

  2. 2

    Marga said,

    Muy propio para los tiempos que vivimos.
    voy a tener que ir a Babia….

  3. 3

    BERNARDO said,

    Bello y profundo relato Patri.
    Eres fantástica.
    Saludos.

  4. 4

    loli said,

    Por eso a veces es mejor ni hipotecarse ni intentar vivir mejor,sino conformarse con lo justo y necesario. En mi caso, vivr en autocaravana, para que no nos falte de nada. A veces arriegas y ganas, pero depende de la persona si se atreve y en qué, y es verdad, de todo se sale, todo tiene solución, hasta ser feliz.

  5. 5

    Qué bellas palabras, qué bellas imágenes. Me he enganchado a tu blog. He visto que destila delicadeza, sencillez, espiritualidad, bondad, ternura, todos los valores que la sociedad de hoy día nos ha robado. Gracias por los bellos momentos que tus relatos y tus reflexiones dejan en mi sensibilidad. Gracias por ser como eres, sigue así. Cuentas desde hoy, pero ya hace mucho tiempo que sigo tus comentarios. Me dejas paspao, me dejas siempre con ganas de seguir la próxima reflexión que pones en tus post. Gracias porque me has ayudado mucho en mis meditaciones, en mis reflexiones. Cada día que pasa es bello. No podemos desaprovecharlo y te animo a seguir contándonos peripecias, experiencias de nuestros pueblos. Yo también soy de un pueblo de la cuenca del Cea. Se llama Bustillo de Cea. Ánimo, sigue iluminándonos con tus reflexiones. Siempre antento. OVega.


Comment RSS · TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: