De tu nieta

Mi mágico León: Iglesia de Cifuentes de Rueda, en la provincia de León.

Siempre estarás

Se fue como se van las nubes una mañana de verano, con el infinito azul del cielo adornando el paisaje de su viaje, suave, despacio, con ese sabor agridulce que dejan los buenos momentos cuando se van, así se fue.

Se fue la dama de la mente clara y los recuerdos eternos, donde las décadas dejaban anclada su esencia y las sensaciones y vivencias pasaban de su boca a mis oídos, escurriéndose por los senderos del cuerpo y el alma hasta la cabeza y el corazón.

Cifuentes, sus tierras, sus gentes, dijeron adiós con la solemnidad callada y serena de quien rinde homenaje a una vida larga llena de padres, hijos, nietos y biznietos, de amores que se fueron y otros que quedaron, de siestas en el escaño, sopas de ajo, patatas fritas de las que gustan a todos y esos caramelos que siempre andaban por el bolso del mandil.

Se fue y en mi mente resonaron los versos de aquella procesión en Semana Santa, por las calles del pueblo, cantando un Via Crucis convertido en Rosario, agolpando los recuerdos en la boca del estómago, donde las palabras habían desaparecido, y el llanto resbalaba por las mejillas sin que los párpados tuvieran que cerrarse.

Aquella tarde, el mismo cielo se tiñó de nubes espesas pintadas de gris para luego llenarse de estrellas, en un firmamento tan eterno como siempre.

Nació un nuevo día cargado de luz, y vestido de tonalidades oscuras, y me prometí que le dedicaría un relato en éste, Mi mágico León, del que ella siempre formará parte, y ahora, como esa mariposa, como ese viento que mece las ramas de los chopos, como los atardeceres eternos y la luna y las estrellas, ahora, seguirá cargando de magia sus paisajes y secretos, sus rincones y momentos con la misma sencillez discreta de una sonrisa, una mirada, o una palabra amable que sólo te desea que la vida te sonría.

A mi abuela Sela, con un amor más grande del que cabe en las palabras.

Anuncios

11 comentarios so far »

  1. 1

    Patrichueck said,

    Esta fotografía es obra del ingenio fotográfico de José Carlos. Gracias por tus detalles y por compartirla con nosotros, J.C.

  2. 2

    Yolanda said,

    Tu relato es muy hermoso, en él puedo sentir el recuerdo de muchas abuelas leonesas.
    Con el paso del tiempo, te vendran a la memoria esos olores entrañables que te haran sonreir, de la merienda que te preparaba, o cuando hervia la leche recien ordeñada, tu abuela Sela tenia mucha suerte de tener una nieta como tu. Animo.

  3. 3

    Rosa said,

    Tu abuela te ha dejado la herencia de muchas destrezas, sentimientos y sensaciones, que encontramos todos en tus relatos y en tu bella poesía. Gracias a las dos

  4. 4

    teresaypedro said,

    Lo he intentado otras veces, no lo he conseguido, espero verte en la lluvia de Estrellas, en cima del deposito del agua, en la falda del Castillo.

  5. 7

    Jose Mari said,

    Me uno al adios cibernético de la abuela Sela, yo compartí muchos ratos inolvidables de mi niñez cuando iba a buscar a Quini, siempre, la madre de los amigos, parace que nos tratan mejor que a los hijos, por lo menos nunca nos ragañaban, siempre llegabas a tiempo a merendar, asi ya hubieses merendado en tu casa, siempre tendré un recuerdo entrañable hacia ella. Aun ahora, desde Venezuela, he hablado varias veces con Modes, a quien llamo solo por saber como está, y como es natural el tema de la conversacion incialmente es sobre Sela, sobre la sombra de ella que aun está en la casa donde vivió los ultimos años y por supuesto, cuando se pasa al lado de su casa del pueblo, surje esa sensación de tristeza por ver la casa cerrada. En fin, que donde esté, y si ya encontró a Vitorio, a Quini y a todos los que la precedieron, sin duda seremos tambien motivo de sus confidencias….GRACIAS por unos ratos de niñez muy agradables,por unos hijos con los que tuve y tengo en el caso de Modes, una relacion maravillosa, y por estos nietos,por el biznieto Marcos,que he tenido el plac er de compartir con él y sus padres este verano, todo reflejado en esta nieta super-escritora,Patricia, que ha hecho surgir un nexo de unión y recuerdo con su familia…Q.E.P.D., desde donde esté siempre la recordaré.

  6. 8

    […] desde allí, querido Cifuentes, mi Cifuentes de Rueda, la magia de aquellas chimeneas, inundan el corazón con el calor de la leña al crepitar en la […]

  7. 9

    […] de estar vivo, la alegría de compartir, la alegría de saber que, por más tiempo que pase, León, mi León, mi Mágico León, siempre estará ahí: […]

  8. 10

    […] cuento un secreto? La distancia no existe… Cifuentes tiene sus amores repartidos por el mundo, porque donde hay cariño, hay magia, donde hay magia: […]

  9. 11

    […] Ser feliz, a pesar de los pesares que tanto pesan, a pesar de echaros tantísimo de menos, porque ser feliz forma parte de una promesa, ¿verdad? de un juramento que hay que cumplir; ser feliz para no cambiar nunca, para caminar por Cifuentes y volver a ver tu mirada en cada estrella que brilla en el firmamento, amor mío; ser feliz por ver esa preciosa luna iluminar el cielo más oscuro, y durante el día, bailar con las mariposas de colores, pasear por los lares de la Bañeza y respirar aromas de romero y orégano, ver los espinos en flor al llegar la primavera, y escuchar a las damas de metal llamando a misa los domingos, como antaño, querido músico de las alturas, como siempre, con ese amor tan grande que no cabe en las palabras. […]


Comment RSS · TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: