Susurros en el viento

Mi mágico León: pantano y macizo de Riaño desde el puente de Pedrosa del Rey. León. Turismo.

Desde el puente

Una sensación me embarga, y eso se produce cuando subo por una carretera larga, llena de curvas que rodean una sepultura acuática llena de falsedad, de esa belleza irónica que parece decir que para presumir hay que sufrir y que no se pueden tener grandes maravillas sin sacrificar nada.

Si desconociera que bajo la inmensa masa de agua se esconden las vidas y recuerdos de un pasado tan presente, probablemente me embelesaría la imagen de ese lago inmenso que cubre el gran valle, pero… sé lo que sus aguas esconden, y me produce una sensación…

Es la piel de gallina y la mirada perdida en el horizonte, dominado por el Gilbo y  el macizo de Riaño, y la tristeza de no poder recorrer la misma calzada romana que sintió sobre sus piedras los pies que hicieron historia, cuando el gran imperio romano llegó a tierras de la antigua Vadinia, cuando las gentes de antaño, y de no tan antaño, caminaron sobre ellas allá donde las dos calzadas unían su camino: la senda procedente del Cea, y la senda del Esla, para llegar a Carande bajando a Salio

Y ante la indignación hecha congoja, ante la mirada apesadumbrada de quien conoce el cruel genocidio, aparece, como una estrella fugaz, el puente que une el pasado y el presente, Pedrosa del Rey y el hermoso valle de Riaño que yace sumergido en el corazón de las montañas que le vieron convertirse en tierra de  los vadinienses, conquista romana, territorio de la realeza, y silueta etérea del alma que sume su existencia en los deseos de los que todavía creemos en las utopías.

Y desde esta pequeña atalaya cargada de emociones, se rinde el valle anegado, a los pies de los sueños que luchan por hacerse realidad.

Y desde este valle eterno, se oye, claramente, la voz firme y serena de los guerreros que defendieron sus tierras y sus casas, de los bueyes y vacas que pastaron en sus campos, de los niños que jugaron en sus rincones, los amantes que soñaron despiertos, y  las estrellas que, desde allá arriba, parecen más al alcance de la mano…

Desde el valle se oye, como un susurro meciéndose en el viento, la voz rotunda y paciente de un río que espera el momento de vencer el dique que le ha convertido en prisionero, ¿y sabes qué dice?

Acércate a las montañas, inclínate hacia el valle, y en la textura metafísica de la brisa fresca, descubrirás el misterio…

Anuncios

3 comentarios so far »

  1. 1

    Patrichueck said,

    Sonia Juárez García ha tenido la gentileza de compartir esta bella imagen con Mi mágico León Blog.

  2. 2

    xariva said,

    Que deslumbrante belleza y a la vez congoja por aquel hermoso valle de antaño. Gracias por tu Blog , somos muchos los que te leemos aunq no siempre lo parezca, a ver si algun dia te enviamos alguna foto desde la montaña , un abrazo muy fuerte y a seguir llenandonos la vida de palabras fuertes y bellas.

  3. 3

    teresaypedro said,

    Vi, llorar a Tino,llorar, hablando del DESALOJO,en el Molino de Cifuentes, mas de una vez. Recordando a su PEDROSA del alma, perdón del Rey.


Comment RSS · TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: