Los confines de la magia

Mi mágico León: camino a La Portilla desde Herreros de Jamuz. La Bañeza. León.

Nana nevada

Caminar por los caminos de la vida, y descubrirte acompañando el anonimato que marca la gran historia del mañana, aquella que marca el pasado y el presente de los que recorremos los senderos de esta tierra fértil y sabia, que marcará el de los que contemplarán en sus corazones las voces de sus seres más queridos, recordando historias de cuando eran niños, de cuando eran mozos, mozas, y aquellos sonreirán como sonreímos nosotros ahora, alimentados por ese algo indescriptible que te hace sentir especial, único, única, diferente a los que no conocen los secretos callados del rocío de la mañana, convertido en escarcha una gélida noche de invierno.

Caminar lentamente, sin prisa, como si el tiempo no pasara, como si no hubiera nada que hacer, nada que temer, como si el mundo siempre hubiera sido mundo y siempre fuera a serlo…

Caminar por los llanos, por la planicie interminable, rodeada por campos y más campos que te acercan al infinito, sin sobresaltos, como una nana de cuna, como si el verdor primaveral estuviera sumido en el letargo invernal, como un niño acunado en los sueños de su madre, de su protectora, de su todo.

Caminar y descubrir que en la vida no son todo montañas y cascadas, cuevas y valles profundos, también hay lugares a la vera de la tranquilidad, donde el remanso de paz envuelve, con su placidez, las preocupaciones del ser humano, y las vuelve tan volátiles como una gota de lluvia, como un copo de nieve; también hay lugares tan desapercibidos que las palabras “La Bañeza” parecen desentonar con la imagen que los acompaña, pero una tarde temprana de invierno, a la hora del almuerzo, la mente vuela en la serenidad hecha paisaje y los pies te acercan a tus adentros, y camino al monte, camino a La Portilla, los pasos te conducen donde los problemas ya no existen, mientras Herreros de Jamuz queda atrás, satisfecho, feliz, observando, a otro pasajero del tren de los sueños adentrarse en los confines de la magia…

Anuncios

7 comentarios so far »

  1. 1

    Patrichueck said,

    Fernando Manzano Ruiz es el genial autor de esta fotografía. ¡Gracias Fernandos (padre e hijo)!

  2. 2

    FERNANDO MANZANO RUIZ. said,

    Gracias a ti, MAGA DE LA PALABRA. Gracias por darnos, por regalarnos estos momentos de placidez, de ensoñación, de encanto.

  3. 3

    teresaypedro said,

    El invierno se alarga, el campo lo agadece, tu nos lo alegras con tus relatos. Gracias.

  4. 5

    […] y oréganos, entre tomillos y espinos aprender de tu sabiduría cariñosa. Y tal vez, al volver a La Bañeza, escuches a José María decir: -” Y no recojas tanto tomillo… Jajaja… Que luego […]

  5. 6

    […] allí, en tierras de Jamuz… ¿dónde? En Herreros, querido mío, ¿dónde si […]


Comment RSS · TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: