Prisionera

Mi mágico León: hoja atrapada en el hielo . Argovejo. León. Montaña Oriental leonesa. Turismo rural.

Atrapada en los sueños

En un mundo de ilusiones llenas de frío y fantasías, en un lugar escondido entre montañas y sueños, mora la esencia de las cosas pequeñas…

Y es tan bonita… como una aldea, como un pueblo, de esos que salpican la montaña, que salpican la silueta del río Esla desde su descenso rozando el cielo, allá en las alturas sempiternas de la magia hecha paisaje.

Es fácil sonreír soñando con pasear, entre el diminuto dibujo de las calles de Argovejo, sobre la tierra rica de la montaña,  tras las sombras que escapan de los rayos del sol… y descubrir, entre recuerdos de otros tiempos, entre visiones acompañadas por el vaivén de los segundos, que allí donde menos se espera, mora la esperanza, y los buenos sentimientos; la tristeza de quien se niega a cambiar su corazón y convertirlo en chapapote; la alegría de quien ha encontrado el camino; la fuerza, la saeta que atraviesa el tiempo y une pasado, presente y futuro, para que nunca llegue el olvido, y la verdad prevalezca por encima de todas las cosas malas, para que las estrellas sigan brillando con la magia del amor…

Mi querido León, mi mágico León… esa chistera de la que salen las estampas más etéreas, de la que salen nuevas claridades, esa fuente inagotable de buenas sensaciones, aunque, a veces, la vida tenga esas cosas… ya sabes, esas que duelen, que molestan… pero… ¿sabes qué?

Al final, no importa demasiado, porque por encima de la mayor de las oquedades, ante la más oscura de las negritudes, una llama pequeña, una vela de cera blanca, de esas viejas que andan por casa, de esas de las que ya nadie se acuerda, y una brizna de luz sobre ella, alumbra, ilumina, calienta…

Y se escuchan los ecos de una leyenda, la melodía de unas voces acunadas en el viento… y algunos dicen que son xanas, otros trasgos, gnomos,… ninfas, hadas…

Y yo sigo prisionera, como esa hoja en el hielo, como aquella estrella en el firmamento, como una niña en manos de las cosquillas de su padre, como la alegría que vive en el corazón de quienes todavía creemos que un mundo mejor es posible.

Prisionera de la vida, prisionera del amor, prisionera de magia… del mágico León.

Anuncios

3 comentarios so far »

  1. 1

    Patrichueck said,

    Isabel Sánchez Sánchez compartió esta bella imagen con Mi mágico León Blog.

  2. 2

    xariva said,

    Que bonita…, gracias a este blog estando lejos de la tierra que me vio nacer se hace menos duro el camino. Ya hace que no publicabas, llegue a temer que te hubieras cansado o lo que fuera y no escribieras más ,da pena xq no siempre la gente contesta y puedes pensar q no hay tantos q te sigan, pero de verdad que muchas gracias por la preciosa labor poética , tanto en imágenes como en palabras, ojalá continué muchos años más, por favor no lo dejes nunca, tienes un don, un abrazo muy grande.

  3. 3

    […] hecho río que fluye naturalmente, desde las charlas de aquella primera adolescencia a la vera del Esla. Momentos, momento a momento hemos recorrido el mundo, de un confín al otro, desde la maravillosa […]


Comment RSS · TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: