Posts tagged Buitre

Sin permiso

Mi_mágico_Leon_buite_alas_extendidas_montaña_oriental_leonesa_Leon

Perspectiva

El lugar, el momento, la ocasión… quién sabe.

A veces no es el lugar, ni el momento, pero se da la ocasión, y el resto desaparece…

La vida, así es, no pide permiso, simplemente te presenta situaciones inesperadas, y, sin haberte dado instrucciones, te anima a usar la imaginación para hacer magia, y convertir momentos que no querías en experiencias maravillosas que te hacen crecer como persona, como niño, como niña, porque ahí está el punto que marca la diferencia: escuchar a ese pequeño, a esa pequeña, que todos llevamos dentro, y que tiene la clave para ser feliz, siempre.

La vida es así, y en los senderos de la mía, encuentro paisajes de ensueño, y personajes que adornan mis días con abrazos y sonrisas, con miradas que lo dicen todo sin que se escuche una sola palabra, y complicidades que sorprenden, cofres que no abre más que la magia del cariño seguro, construido de pequeñas confidencias que se convirtieron en amistad de la buena, ¿verdad que sí?

Como tantas otras veces, me descubro escribiendo con una sonrisa en la cara, mientras acuden a mi mente personitas que ya habitan en mi corazón, y  se entremezclan  los cariños con los contornos de mi tierra mágica, donde las montañas son metáforas de las dificultades que superar, y sus cumbres, la satisfacción de haberse atrevido a conectar con lo que realmente uno siente.

Ser honesto, honesta, y volver descubrir que la misma fuerza que anida en la fauna y la flora, esa que soporta el envite del tiempo meteorológico y cronológico, también hace morada en ti, y en los madrugones que te obligan a abrir los ojos que tan cerradines tenías, en la paciencia que pensaste que se te acababa y resulta que tenías más, a buen recaudo.

Atreverse a ser valiente y no dejarse vencer por la tiniebla, que no es tal, tan solo es niebla, nubes bajadas desde las alturas para dejarte acariciar un trocito de cielo.

Y mientras te adentras en ella, con paso dubitativo y un poco quejumbroso, ante tanta incertidumbre, empieza a disiparse la espesura que atraviesas, y aparece ante tus ojos, el esplendor de quien estira las alas, observa el panorama y se decide, inminente, a levantar el vuelo…

Como tú, como yo, como aquellos que a pesar el abismo que se abre a los pies, no se amedrantan y disfrutan de la panorámica… mágica… como el universo de montañas y mares verdes, llenos de vida, que adornan los sueños del bello Prioro, en León, mi mágico León, como no podía ser de otra manera.

Comments (2) »