Posts tagged Camino de Santiago

Caminos de vida

Mi mágico León: Camino otoñal en Cifuentes de Rueda, en la provincia de León. León. Turismo rural y naturaleza.

Caminos de vida

La vida está llena de caminos y los caminos de vida, y si no están llenos de vida, si conducen a ninguna parte, no camines en esa dirección, porque la vida está llena de tanta vida…

La vida está llena de ilusiones y amistades cubiertas de colores, esas que compartes con miradas y palabras, con compañías y ausencias esperando los reencuentros que siempre saben tan bien…

La amistad está llena de emociones, de secretos que no ocultan nada, porque a veces no es necesario decir nada para entenderlo todo, como un te quiero, como una lágrima, como una frase que se repite en dos momentos distintos, por dos bocas distintas, ¿será que somos tan iguales?

La amistad está llena de familia, familia que te vas encontrando por los senderos de los minutos, y allí donde no esperabas te sorprende una carcajada y una broma, o la llamada de aquel que un día descubrió que la edad no importa, ni los kilómetros, ni los convencionalismos sociales, porque cuando menos lo esperas aparece una postal dibujada en el paisaje, donde menos lo esperas surge el cariño y la preocupación sincera.

No hay mayor regalo que el que se da con el corazón sincero y tan lleno de sí mismo, tan lleno de corazón, que lo que se da no se acaba, se comparte, crece, se engrandece, te engrandece…

Caminos, vida, recuerdos, amigos, estaciones llenas de sensaciones y un solo nombre acudiendo a mi mente: Cifuentes, mi CifuentesCifuentes de Rueda.

Comments (5) »

A la orilla

Mi mágico León: río Cea a su paso por Sahagún, en Tierra de Campos, en León

El paisaje de una poesía

Hoy fui a dar un paseo…

Me gusta pasear, en esas tardes de verano en las que el sol se concede una tregua para descansar sin desaparecer, y los rayos de su calor se tornan suaves y agradables.

Hoy fui a pasear, y resultó tan gratificante que, aunque despacio, aunque solitaria, caminaba con el pensamiento en ideas positivas, haciendo planes, buscando soluciones a lo que tiene solución, sin preocuparme, ocupándome en otro momento, pero ese rato ha sido para mí, para mi cuerpo, para mi mente, para mi alma,…

Hoy fui a pasear por ese río que recorre mis recuerdos cuando estoy lejos, y mis pensamientos cuando salgo a meditar junto a sus aguas, que humedece mis conversaciones cuando un alma amiga me acompaña…

Hoy fui a pasear y no estaba sola. Mientras yo paseaba por el Esla, Leyre paseaba por Sahagún y se acercaba al Cea, cada una con sus pies en algún momento, con sus recuerdos en muchos otros, y volvemos cada vez, a nuestros ríos, a nuestras ideas, a nuestros sentimientos hechos poesía en el discurrir del agua, en el discurrir del tiempo, en cada letra que escapa de un corazón, que como siempre, ama León.

Comments (4) »

Con los pies

Mi mágico León:  Estatua del peregrino en Sahagún, Tierra de Campos, León

El eterno peregrino

Cuando el cuerpo ya no puede, siempre hay un algo que anima a seguir, como ese aliento cansado que parece desfallecer pero nunca lo hace, así, así sucede…

Caminar un paso tras otro, y avanzar por un camino que de llano y sencillo que parece, se torna monótono y agotador, imposible, como en la vida, a veces solo, a veces bien acompañado, el camino del peregrino se hace con los pies, con los deseos y las intenciones de quienes ofrecen el sacrificio en forma de sudor y calor por aquello que aman, que añoran, que sueñan con las ruedas de la fe.

Convertido en tradición, turismo, descubrimiento, aventura, el Camino de Santiago recorre millares de minutos de la historia de una Civilización, la Cristiana, la Europea, la de un mundo medieval en el que la Península Ibérica se dividía entre moros y cristianos, ¿acaso lo hemos olvidado? y judíos, cierto, judíos también, sefardíes, los que todavía conservan las llaves de aquellos hogares que dejaron atrás en los reinos cristianos del norte, allá por el siglo XV.

El Camino de Santiago es un recorrido por la propia historia convertida en paisajes y monumentos, y en cada iglesia, en cada cruz de piedra que se alza en el camino, se refleja un lenguaje sin palabras que el caminante podía entender, y puede entender, pues muchos son los que no reconocen la historia de la Salvación en cuantas esculturas adornan la geografía.

Te animo a descubrir el Camino de San Salvador, y por qué “quien va a Santiago y no va al Salvador, visita al criado pero no a su Señor”, te invito a comprender cómo las huellas de la antigua Vía de la Plata se convirtió en parte del Camino de Santiago, a sorprenderte ante el paso entre montañas de quienes caminaban sobre las huellas de la Antigua Vadinia, y a unirte al famoso Camino Francés, el que descansa su andadura haciendo de Sahagún la mitad del trayecto, el que discurre por Mansilla de las Mulas, el que une la fe, la historia y la cultura de un pueblo que sigue peregrinando hacia tierras gallegas en busca del preciado jubileo.

Descubre lo que es soñar con los pies, atraviesa la provincia con más kilómetros de Camino de Santiago, encuentra las bellezas del antiguo reino de León, y cuando hayas peregrinado recorriendo rincones tan hermosos, descubre una nueva ruta, entre polvo, ilusiones, experiencias y sensaciones, porque si no sientes con el alma, si no sientes con los pies, te perderás la esencia de una experiencia Patrimonio de la Humanidad.

Comments (3) »

Limpio

Mi mágico León: el cielo limpio y maravilloso de Villanófar. León. Turismo.

La armonía más limpia

¡Qué maravilla entrar en un sitio y verlo todo limpio!

Limpio y ordenado, aunque cada cosa con su propio orden, no todo tiene que estar colocado de la A a la Z como marca el diccionario; quizás ordenado como las ideas de un pintor, alborotadas, aparentemente salpicadas de locura, y, a su vez, llenas de la pulcritud y el equilibrio que el lienzo muestra en su estampa final.

Todo limpio, cada cosa en su sitio, de manera que, encontrar algo es tan sencillo como buscarlo donde tiene que estar y… allí está: entero, limpio, perfecto para disfrutarlo.

Qué paz se respira cuando todo está bien, cuando las cosas buenas son tan cotidianas que resultan normales.

Maravilloso…

Maravilloso como el cocido que prepara esa persona a la que tanto admiras, o las fotos que hace ese caballero; maravillosa como la carcajada de esa niña que tanto te hace sonreír con sus juegos inocentes, como las torrijas que te enseñó a hacer abuela…

Las cosas buenas se convierten en algo extremadamente… sólo se me ocurre decir feliz, porque así es como te hacen, y quizá no te das cuenta siempre de la suerte que tienes, porque, aunque a veces no te acuerdes, tienes suerte.

Suerte de poder levantarte cada mañana y disfrutar de las jugadas de la naturaleza, de los trinos de los pájaros, de las nieves cuando el frío arrecia, de los rayos de Lorenzo calentando el medio día…

Suerte de contemplar los arco iris coloreando el cielo de alegría, y las estrellas salpicar el firmamento de sueños,…

Suerte, de encontrar al Patrón de España, en cualquier pequeña ermita, en Compostela, o en Villanófar, junto al Esla, siguiendo la ruta vadiniense que los peregrinos han recorrido desde antaño con destino al templo del Santo Apóstol en tierras gallegas.

Suerte de saberte vivo, de descubrir los senderos de la existencia, y de poder escaparte, de vez en cuando, a un lugar donde la limpieza y el encanto viven en completa armonía uniendo cielo y tierra: León.

Comments (1) »

Cruzando el Meruelo

Mi mágico León: El río Meruelo a su paso por Molinaseca en el Camino de Santiago. El Bierzo. León. Turismo.

El puente de los peregrinos

En un rincón de la geografía,  en un lugar bañado por tradiciones, ríos, historia y caminos, hay un puente y un río, y en torno a él, un remanso de tranquilidad habitada, en el que hasta el fluir del agua se relaja y aparece una piscina natural donde refrescarse en los meses de verano.

En un pedazo del gran Camino que conduce a Santiago, los cinco sentidos se deleitan maravillados ante tanta variedad, y desfilan por el paladar el botillo y las manzanas, los pimientos y el vino…

En el Bierzo hay un pueblo en el que  ilusiones y deseos se unen a los pies de una cruz, donde, cuenta la tradición, que cada peregrino debe que tirar una piedra y pedir un deseo.

Al oeste de León está El Bierzo, y en él, Molinaseca acoge a cada peregrino que cruza el puente sobre el Meruelo, a cada persona que visita sus lares.

Descubre nuevos lugares y visita antiguos parajes, aprecia la arquitectura y sumérgete en el Medievo, y cuando creas que ya lo conoces todo, ve a Molinaseca, y disfruta de la batalla del agua, ¿qué es? Algo divertido y singular, algo alegre y sencillo… una de esas cosas que, por hacerte sonreír, quedan grabadas en la retina por siempre…

Comments (3) »

Rugiendo con fuerza

 

Mi mágico León: estatua de un León en la ciudad de León. León. Turismo.

El misterioso rugido de León

 

Misterios… misterios que se esconden tras los muros de tantos lugares y permanecen ocultos a las miradas superfluas que desconocen su existencia.

Calles húmedas que hablan de un barrio en el que el paladar experimenta sensaciones mientras, vinos de excelente sabor, resbalan por las copas e inundan de sensaciones cuerpo, alma y corazón, acompañados por la tapa que da su toque especial.

Un arco que habla de la cárcel que en tiempos de Medievo se hallaba en aquel lugar, una iglesia, tan bonita, que no puede menos que ser llamada La Pulchra Leonina, un Panteón de Reyes donde descansaron los restos del afamado San Isidoro, un hostal de peregrinos reconvertido en hospedería de lujo, un río y su caudal, un arquitecto y un sueño hecho realidad,…

Maravillas en forma de piedra y millones de peregrinos labrando historia en sus rincones a lo largo de los tiempos.

Una ciudad con carácter,  bella y desconocida, que conserva el embrujo de las estrellas y la fuerza de aquella legión romana, que llegó a sus tierras con la firme decisión de conquistar la maravilla de su geografía.

Una ciudad, un camino, mil historias y un rugido… ¡León!

Comments (3) »

En el Camino

 

Mi mágico León: mural en una casa del recorrido del Camino de Santiago por tierras del Bierzo en León.

Camino a Santiago de Compostela

 

Ilusiones, ideas, preparativos, planes… se está fraguando un viaje.

Coges una mochila, la llenas de fantasías, un montón de ganas, entusiasmo, algo de precaución y deseo, y te lanzas a caminar.

Te lanzas a caminar y descubres miradas distintas, algunas cargadas de experiencia, otras repletas de asombro e inocencia; admiras bellezas intangibles y realidades sorprendentes y maravillosas.

Recorres y disfrutas del trayecto sabiendo muy bien cuál es el destino que buscas alcanzar, pero saboreando, a la vez, cada palmo de tierra que pisa tus pies, cada molécula de aire que se pasea por tus pulmones, cada partícula de sabor que inunda tu paladar, cada estampa natural que convierte los sueños en premoniciones hechas realidad.

Caminar, peregrinar hacia Santiago de Compostela, y pisar los senderos de la provincia con más kilómetros de Camino de Santiago de España, dejarse seducir por un viaje misterioso por el que miles de almas han desfilado en dirección al gran botafumeiro que pende del techo.

Caminar convertido en peregrino y encontrar la Vía de la Plata, el Camino de San Salvador, la ruta Vadiniense y el Camino Francés, sonreír y seguir caminando…

Porque no hay mejor manera de viajar que disfrutando del recorrido, ponte en marcha jubilar, y disfruta del Camino de Santiago a su paso por León.

Comments (2) »

La belleza hecha pueblo

En la comarca de la Maragatería, muy cerca de Astorga está Castrillo de los Polvazares. En la provincia de León. Turismo.

La belleza hecha pueblo

La belleza, ¿qué es la belleza?

La belleza es algo que a todos gusta, algo que te gusta mirar, descubrir y volver a mirar, algo que no te cansas de ver.

Belleza… belleza es armonía.

Hay belleza exterior y belleza interior y… ¿cuál es mejor? la una sin la otra no tiene demasiado sentido, porque algo muy hermoso por fuera que no es bello por dentro, al final no te dice nada, es una bonita estampa que recordar; pero la belleza interior tiene esa magia que inunda el exterior y lo hace brillar con luz propia, otorgándole una belleza sin igual… creo que algo así es el amor, ¿verdad?

Cada rincón tiene su magia, cada pueblo su belleza, y cada persona un lugar favorito al que regresar siempre, un sitio que es tuyo, sólo tuyo, aunque también sea de más gente, pero no importa…

Conozco un lugar bello por fuera y por dentro, un lugar lleno de historia y arte, bonito ¿verdad?, una bella estampa que recordar, y… conozco un lugar del que te enamoras porque es precioso… y es el mismo lugar.

Es un pueblo bonito y precioso porque en el interior de sus casas de piedra se cuece un cocido muy maragato y se saborean los olores de lo bueno; precioso porque sus gentes viven enamoradas de él, y lo aman, y lo comparten, aunque siempre lo celen un poco ante la llegada de tanto extraño que no se detiene en descubrir la auténtica belleza que inunda su exterior, la de dentro.

Conozco un pueblo añorado desde la distancia, recordado desde las fotografías, relatado en mil folletos y grabado en mil corazones; y podría contarte que es Conjunto Histórico Artístico, que sus calles están empedradas, su gente es amable y orgullosa y que tiene fama su gastronomía, pero… ¿sabes qué? prefiero que lo descubras tú mismo, porque así, comprenderás, porque es tan bello: por fuera y por dentro.

Comments (15) »

En la morada de la paz

Palomares en Santas Martas, al este de la ciudad de León, en la provincia de León

Palomares en Santas Martas

Un paisaje lleno de campos y llanuras a cuyo fondo se dibuja la silueta de unas montañas… un paisaje color tierra junto a una carretera de un tono gris azulado, y deslizándose sobre ella, automóviles cargados de vidas que observan la sencillez tranquila de la paz convertida en territorio…

Para soñar no hacen falta grandes castillos ni paisajes maravillosos, para soñar no hacen falta motivos ni hazañas heroicas, para soñar sólo hace falta mirar con los ojos de un niño y dejarse llevar, sin poner trabas al lenguaje del alma…

Una rama de olivo cruzando el cielo hasta llegar a manos de Noé, una paloma portando la buena noticia, y un lugar en el que reposar de su ardua travesía por la inmensidad de las alturas…

Construido de adobe, piedra y madera, construido con esfuerzo y voluntad, con su forma circular o sus rectitudes cuadrangulares, está el hogar de aquella paloma que trajo la buena nueva hasta las manos de Noé.

Eran tiempos antiguos, más antiguos de lo que las escrituras más remotas son capaces de recordar, corrían tiempos bíblicos, cuando un gran diluvio inundó la tierra que el mundo había conocido… fueron tiempos difíciles en los que un hombre de fe y su familia, navegaron a la deriva esperando a que el tiempo amainara, fueron tiempos de paciencia y austeridad a lomos de una nave construida con madera, esfuerzo y voluntad, como el hogar de la paloma, aquella paloma que trajo un mensaje de paz, un mensaje de concordia entre Dios y el Hombre: el fin del gran Diluvio Universal.

Muchos conocen aquella  historia que narra el Génesis, muchos reconocen el símbolo de la paz, y… ¿sabes qué? en un lugar conocido, rodeado de tradición y paz, en una provincia hermosa, impregnada de historia y leyenda, hay multitud de palacios esperando ser restaurados, esperando ser valorados, esperando ser redescubiertos como morada de la paz.

Sal a pasear, sal a disfrutar de lo que siempre has conocido así, y no consientas que deje de ser así: pequeño, sencillo, lleno de recuerdos y cariño, lleno de tradición e historia, lleno de ti y de mí, lleno de palomas…

Disfruta de lo que está y no permitas que deje de estarlo, no permitas que el diluvio de la desidia y el olvido acabe con ello, porque si lo permites, no podrás recuperar tu patrimonio, no podrás recuperar tu palomar.

Comments (5) »

El último descanso peregrino

Estatua del Peregrino en Villafranca del Bierzo, provincia de León

El Peregrino en Villafranca del Bierzo

Ya son muchas las etapas que lleva el peregrino a sus espaldas, muchos los tramos recorridos y los paisajes divisados; ya son muchos los días y las noches caminando en dirección a tierras gallegas, y ahora, por fin, el último tramo del camino antes de penetrar en las profundidades de la jacobea Galicia.

Atrás quedó el imponente castillo de Ponferrada, y tras una jornada intensa recorriendo los senderos del Camino Francés, cae el día y anochece en Villafranca del Bierzo.

La apacible Villafranca, hospitalaria y tranquila, sigue acogiendo a las gentes peregrinas un día tras otro, un año tras otro, un siglo tras otro, así desde hace cientos y cientos de años, desde que el Camino es Camino.

Recorrren sus calles palabras en gallego y leonés, en castellano, francés o inglés, catalán, euskera, alemán… son tantos y de tantos sitios los que buscan conseguir el tan ansiado jubileo… y al descansar en la morada del Bierzo relajan sus cuerpos cansados sumergiéndose en un sueño reparador que renueva su energía para emprender, por última vez, el viaje en tierras leonesas, diciendo adiós a una provincia que les ha acogido como última patria antes de llegar a destino.

Próxima parada: O’Cebreiro, Galicia.

Comments (6) »