Posts tagged Montaña Central Leonesa

Vive

Mi mágico León: puerta en la Vid de Gordón. Montaña central leonesa. León.

Otra dimensión

Vive la vida como si todo fuera un regalo, como si las cosas buenas duraran para siempre, como si lo malo se extinguiera muy pronto, como si pudieras respirar aire puro y sonreír sin demasiado esfuerzo…

Caminar por el mundo descubriendo bosques donde se esconde la magia de los colores, inspirar profundamente llenando de magia los pulmones y sentirte más tranquilo, más tranquila, ¿lo ves? si al final, hasta la hora más larga, tiene sesenta minutos.

A veces, el mundo pesa, pesan los techos que amenazan con abalanzarse sobre tu cabeza, las preocupaciones y los malos humos, ¿será que se regala intolerancia por ahí?

A veces, una espesa niebla se coloca entre nosotros y cuesta ver más allá, sentir el calor de ese humano que tan cerca está de ti, ¿será que tiene el corazón frío? Tal vez… ¿y el tuyo? ¿cómo late el tuyo?

En las entrañas de la Tierra que a todos nos vio nacer, late el ardor de un corazón tan inmenso como arrollador, pintado de naranjas anaranjados, de rojos explosivos, de ríos de lava que en algún lugar desembocan, y forman montes y montañas subacuáticos, y en algún momento, todo lo mueven, y aparecen cordilleras, laderas y valles en los que, un día, creció un pueblo, y otro, y otro más…

En el interior de las montañas leonesas, en la zona de Gordón, cuenta la leyenda, que hubo una vez una bruja… y me pregunto si el hechizo quedó en Ciñera en forma de carbón, o se ha extendido más allá…

Es tan bonito… como un sueño en primavera, como un paseo en otoño, por los valles repletos de fantasías, por los montes repletos de bosques, cargados de hojas, pintadas de colores, de los tonos que duermen en el corazón del planeta que habitamos, y…

A veces, vives caminando, y tras una puerta inesperada, se abre una amalgama de posibilidades que van a arrancarte otras tantas sonrisas.

Marcho, no voy a tardar nada, marcho a rellenar el alma de buenas sensaciones, a escuchar el viento cantar entre las hojas que están por caer, a cosechar sonrisas y miradas iluminadas.

Iluminadas, miradas iluminadas ante la visión de un nuevo destino en los rincones de la Vid de Gordón. Próxima parada: Alegría.

Comments (1) »

Cuando no vale la pena

Mi mágico León: Valle del Gete en León. León. Turismo rural y naturaleza viva.

Un nuevo amanecer

Cuando no vale la pena, uno tiene que saber cuando algo ya no vale la pena.

La vida está llena de muchas cosas: de alegrías y penas, de amores y desamores, de fantasías y realidades; la vida está llena de muchas cosas, pero sobre todo está, más bien debería estar, llena de sinceridad y respeto.

El mundo está plagado de personitas, personas, personajes y otros que, en algún momento, se comportan como lo que no son, o tal vez sí son y cuando nos damos cuenta, es tal la sorpresa que cuesta creer… ¿a quién no le ha pasado nunca?

Me reservo el derecho a pensar y sentir que todos podemos equivocarnos, pero también a enfadarme y a descubrirme cruelmente decepcionada.

Se me ocurren varias palabras, no usaré ninguna, ¿para qué si no vale la pena?

Querido corazón: la vida también es dura, pero más fuerte eres tú que puedes con su dureza sin perder tu ternura.

Querido corazón: sé valiente, sonriente, sé brillante, sensato y elegante, y recuerda, siempre recuerda, que cada día nos da una nueva oportunidad para ser felices, que no hay mal que cien años dure, y que las alegrías compartidas son más alegrías y las penas compartidas menos pena.

Querido corazón: ignora lo que no vale la pena y enfócate en lo que vale ilusiones y sonrisas, porque cada día nos regala un nuevo amanecer, una experiencia, una esperanza,… agárrate fuerte a ella y recuerda que cuando menos piensas sale el sol, y con su luz se descubren nuevos paisajes…

¡Disfrútalos, son para ti!

Comments (5) »

Entretejiendo

Mi mágico León: Valdeteja de Curueño, al norte de la provincia de León. León. Turismo rural.

Ilusiones reales

Tranquilidad, sólo quiero tranquilidad, olvidarme de las prisas, las presiones y los malos humos, y recordar que hace algún tiempo todo eso no existía, ¿o tal vez sí? No sé, pero si existía, no me ahogaba, y ¿sabes qué? Ahora tampoco lo hace.

Quiero paz, tiempo para mí, locura, risas y cánticos, me gusta cantar cuando nadie me oye, y si me oyen… ¡qué disfruten de mi felicidad tanto como yo! ¡eso es bueno!

Tranquilidad, sólo quiero tranquilidad y buenos ratos, amaneceres llenos de luz, y anocheceres de cándidas sensaciones.

Tranquilidad, sólo quiero tranquilidad y paisajes combinando tradición, eternidad, arquitectura e historia; pasear por los caminos de tierra, olvidarme un rato del asfalto y el alquitrán, que tanto ensucia, y limpiar mis pies con el polvo marrón de la misma tierra que abona con su vitalidad un mundo maravilloso.

Quiero tranquilidad y silencio para poder escuchar la relajante sinfonía de los grillos, y soñar, mirando por la ventana, con amores posibles, con verdades valientes, con caballos libres y jinetes sabios… Entretejer fantasías con delicadeza y calidez, entretejer ilusiones con recuerdos y emociones…

Saber que la vida está llena de pequeños grandes detalles que marcan las mayores diferencias, y se me ocurre pensar que en León, Valdeteja es uno de ellos.

Comments (4) »

Se me ocurre un sueño

Mi mágico León: campanario nevado de la iglesia de Llombera de Gordón en la montaña central leonesa

Se me ocurre un sueño invernal

Dicen que la música amansa a las fieras. Yo creo que es el vehículo que hace soñar a los corazones más nobles, a aquellos que de vez en cuando se sorprenden con el corazón en un sitio y la mente en otro, en un lugar rodeado de aquello que hace sonreír…

Se me ocurre un pequeño rincón al norte de la provincia de León, un lugar donde la palabra montaña toma un significado personal, donde cada estación hace del paisaje una estampa diferente llena de romanticismo, de ilusión, de melancolía, de fantasía, de esperanza, de…

Se me ocurre un pueblín que la nieve pinta de blanco y el Bernesga salpica con su frescas aguas todo el año, un pequeño granito de arena en la historia de tantos, uno de esos granitos que cuentan, pero que muchos olvidan, y casi mejor que lo olviden, que lo olviden como las fantasías que los niños esconden en algún rincón de la memoria donde nunca quedarán maltrechas, y luego, pasado un tiempo, desempolvan con el mayor de los cariños, y sonríen al encontrarlas, cuando ya no son tan niños, y entonces, descubren que el tiempo pasa pero nunca pasa, porque uno siempre sigue siendo uno, ¿verdad?

Se me ocurre soñar al son de una canción que hable de amor, de cosas bonitas, de ternura y cariño, se me antoja pensar que el mundo está lleno de rincones maravillosos en los que el aire frío te envuelve, penetra en tus pulmones y te hace sentir vivo, muy vivo…

Soñar con el brillo de un cuento en el que una bruja regalaba carbón a los niños que pasaban frío en el valle de Gordón, y allí, en aquel mundo de paz, en aquellos montes cargados de silencios y noches estrelladas, de escarchadas nocturnidades invernales, de colores vivos y sorprendentemente serenos, está Llombera de Gordón, a poco más de siete kilómetros de la Pola de Gordón,… allá donde la imaginación y la realidad van cogidas de la mano, porque soñar y disfrutar de la realidad es algo tan auténtico como las estrellas que recorren el firmamento en las noches de agosto, cuando, las lágrimas de San Lorenzo convierten los deseos en sueños, tal vez, hechos realidad….

Comments (6) »

Felicidad y un curro de la leche

Mi mágico León: al norte de la provincia de León está el río Curueño, y muy cerca de él, Castro del Condado y sus vecinos. León. Turismo.

La verde felicidad de Castro y Barrio

Intenta definir el amor, ¿puedes?

Bueno, intentemos algo más fácil: define la fe… ¿y la esperanza?… ¿la alegría?… es difícil, ¿verdad?

Cuando de sentimientos se trata, explicar lo que recorre los recovecos de alma, vida y corazón es tarea prácticamente imposible, pues se diga lo que se diga, siempre queda la sensación de haber dejado cosas en el tintero, y es que, los pequeños detalles marcan grandes diferencias…

Pequeños detalles… como levantarse a las siete y media de la mañana, ciento cincuenta vacas y todo el día en el monte…

Échale imaginación y te encontrarás observando, sin ser visto, a José Carlos y al resto de la tropa, más o menos diez chavales, ¿imaginas?

Imagina… saborea…

Saborea el sabor de la leche, y de las moras, ¡y los piñones! Mmm…

Y llegado el mes de agosto… no lo imagines, ¡vívelo! contemplar los deseos, hechos estrella, deslizarse por el firmamento, pintando la negritud de luz con sus lágrimas de San Lorenzo.

Son experiencias auténticas de una vida, de muchas vidas… son vivencias reales como lo es el hermoso río Curueño y los bellos paisajes que en torno a él se divierten; verídicas como la laguna a la que todavía se acercan los animales a beber de su agua cristalina…

¿Una laguna? Sí.

Y… José Carlos, cuando piensas en Castro del Condado, ¿qué es lo primero que acude a tu mente?

-“Felicidad, y un curro de la leche”-.

Así que ya sabes, si quieres disfrutar de cosas que no tienen precio y mover el esqueleto al son de la naturaleza: Castro del Condado es lo que estás buscando.

Comments (6) »

Un escenario de novela

Mi mágico León: Valdeteja de Curueño, el lugar donde pudieron haber acontecido las aventuras del Capitán Alatriste. En la montaña central leonesa. León. Turismo.

La fantasía más real

Hay paisajes que invitan a soñar; hay lugares en los que imaginar historias y cuentos de hadas es tan fácil como mirar con detenimiento sus detalles y dejar la mente volar.

Hay rincones llenos de magia, de ese embrujo especial lleno de fragancias plagadas de verde y de río, de aromas que llegan al alma y embriagan de su textura las sensaciones.

Hay pueblos que seducen con su presencia, que conquistan con sus rincones, que embriagan con sus colores…

En la montaña central leonesa, rápido como los rayos del sol, desciende desde muy arriba el Curueño, y en la colorida vega que alimenta, cual frutos que se desparraman en las cargadas ramas de un árbol, aparecen pequeños pueblos singulares, iguales y diferentes, con sus casas y sus chimeneas, con esa frescura que revela la presencia de su río, con sus iglesias en piedra y fe…

La imaginación tiene sus propias curiosidades, y como siempre la realidad supera la ficción, aconteció que, cierto día, hace ya algún tiempo, un escritor concibió las aventuras de un mercenario singular, espadachín que luchara a sueldo por causas que considerara justas,…

La vida tiene sus propias normas, y el destino sus propias reglas y fue así como, tiempo después, llegara, de allende los mares, un hombre con un objetivo: descubrir sensaciones y paisajes que le hicieran comprender, sentir, valorar, apreciar, lo que aquel valiente espadachín pudiera haber sentido en la España del siglo XVII.

Y paseando, contemplando, escuchando, llegó Viggo Mortensen a Valdeteja, y en él descubrió el escenario perfecto en el que el Capitán Alatriste pudo vivir sus aventuras.

Cualquiera puede soñar, vivir, disfrutar, imaginar…

Cualquiera puede saborear, sentir, meditar, fantasear…

Caminando por las sendas de Valdeteja, difícilmente no sentirás el embrujo novelesco de sus lares, pero si no te llega a ocurrir, susurra: -”Alatriste”…- y disfruta del paseo por el mundo de la fantasía más real.

Comments (9) »

Refrescando sensaciones

Mi mágico León: en la montaña central leonesa está el Valle de Lugueros, y en él, Tolibia de abajo y su preciosa iglesia. León. Turismo.

Una auténtica belleza rural

Montañas, montañas y más montañas, y paisajes espectaculares que se divisan desde las cumbres, donde el verdor o el blanco virginal inundan un panorama lleno de fantasía hecha realidad.

Una postal extraída de las novelas más soñadoras que en tierras leonesas se hacen realidad y se transforman en lugares absolutamente maravillosos.

Montañas, valles, ríos, y pueblos que se esparcen por doquier dando vida a un mundo en el que naturaleza y vida humana se respetan y complementan, conservando la maravilla que muchos creen perdida en tiempos antiguos.

Al norte de la provincia de León, en un mar de inmensas montañas, hay caballos en libertad, vacas paciendo en las alturas, animales salvajes escondidos entre la espesura de los montes y pueblines cargados de ese magnetismo que te invita a permanecer en ellos un día, y otro, y otro más, hasta que el alma siente el reposo que estaba buscando sin sospecharlo.

Luchar el día a día, levantarse temprano, y caminar entre la multitud que inunda las calles camino al trabajo; ir y venir, obligaciones y deberes…avanzar, avanzar, avanzar…

Pero si buscas un resquicio en tus momentos, si buscas un rinconcito para ti, hallarás la manera de encontrarte con los anhelos del corazón, con los paseos que llenan los pulmones de aire limpio, de los aromas de la montaña, del frío cristalino que refresca las sensaciones y las llena de vida y esperanza.

Si buscas un espacio para ti, un espacio que puedas compartir con quien más quieras, recuerda que, camino al Puerto de Vegarada, en el Valle de Lugueros, Tolibia de Abajo te está esperando.

Comments (6) »

El más bonito

Mi mágico León: en la montaña central leonesa está Correcillas. León. Turismo.

El pueblo más bonito

Hay un lugar en la montaña, hay ¡tantos lugares en la montaña!

Un lugar a los pies del Pico con el que comparte nombre, un lugar especialmente bello, un lugar en el que la piedra se hace protagonista pintando del color de su cuerpo, la geografía montañesa de un pueblo sencillamente hermoso.

Un pueblo considerado, hace años, el más bonito de una provincia inmensamente hermosa, de una provincia coronada por montañas, alimentada por valles y ríos, contemplada desde las alturas de las más altas cimas, relajada en los llanos y las riberas…

Un pueblo rodeado de verde, de blanco, de flores y nieve, un pueblo fresco y lleno de vida y tranquilidad, de aire cristalino, como cristalinas son las aguas que fluyen de sus caños, aquellos caños a los que iban a buscar agua sus gentes, aquellas gentes que vivieron y se fueron, aquellas gentes que regresaron y continúan regresando una y otra vez en busca del mismo agua que sació su sed.

Un pueblo sencillamente encantador, y hasta parece sacado de un cuento, parece una fantasía que pasa inadvertida rodeada de tanta realidad… y resulta que es real, real como el sentimiento que siempre atrae hacia la pequeña patria que un día tantos conocieron, aquella que no tenía agua en las casas, aquella cuyas noches oscuras rompían las linternas cuando no había alumbrado en las calles, aquella patria invadida por habitantes resbaladizos en las noches de verano, gordos, no demasiado bonitos, unos habitantes que hoy hacen reír a quienes recuerdan la sensación de pisar un sapo.

Hay un lugar en la montaña…

Hay un lugar en la montaña que se llama Correcillas, un lugar en el que disfrutar de las mejores estampas navideñas, del verde alegre primaveral, de los cielos estrellados y las noches llenas de travesuras y conversaciones. Un lugar al que volver.

Comments (12) »

Belleza envuelta en sonidos

Mi mágico León: en la montaña central leonesa, al norte de la provincia de León, están Las Hoces de Vegacervera. Turismo.

Fresca belleza entre montañas

  

Remontando la fresca belleza de un río, recorriendo a contracorriente la fuerza revitalizante del agua que fluye desde las montañas, se encuentra un espectáculo sin igual, sin parangón conocido, sorprendiendo al ser humano desde su esplendor más humilde, sin grandes ornamentos que indiquen su existencia más allá de la simple y extraordinaria realidad.  

En un lugar envuelto en sonidos, que llenan de vida y color el lienzo de la tierra, se abre una brecha en la que discurre sencillamente caprichoso, un río de aguas limpias y transparentes.  

Se alza un nuevo día, y con el transcurrir de las horas, el cielo cambia de tonalidades y la naturaleza adquiere un cariz diferente al que baña las noches de su historia. Se alza un nuevo día, y entre las paredes firmes de las escarpadas, se abre camino el río Torío.  

Estás en León, en esa tierra misteriosa que se oculta al noroeste de una península cargada de rincones espléndidos y maravillosos; estás en León y allí, la madre Tierra, se muestra generosa y regala majestuosidad y sencillez en un mismo ambiente, combinando sensaciones que se clavan en la mente y te acompañan por siempre, marcando tus recuerdos y experiencias.  

Al norte de la provincia de León, en una zona mágica donde cada rincón tiene algo diferente y especial, está el valle del río Torío, y bajo él, la piedra forma galerías y estátuas que el agua ha ido moldeando lenta y eficazmente, como la mano del alfarero, que da forma a su obra de arte, sin descuidar un solo detalle.  

Al norte de la provincia de León, escondidas en las profundidades, están las Cuevas de Valporquero, y sobre la superficie, impresionantes y maravillosas: Las Hoces de Vegacervera.

Comments (4) »

Sobre las aguas del recuerdo

En la montaña oriental leonesa, al norte de la provincia de León, en el término municipal de Boñar está el pantano de Vegamián. Turismo.

El espejo de las montañas

¿Qué es un espejo?

Un lugar en el que se refleja la imagen, ¿no?

Hay muchos tipos de espejos y en ellos se refleja la imagen que se percibe con la vista, esa vista que tanto engaña a veces…

Espejos, ¿por qué me gustarán tanto los espejos?

Quizá porque siempre pensé que detrás de ellos hay otra dimensión, una dimensión llena de recuerdos que algún día olvidamos y que de vez en cuando encontramos, por sorpresa, volviendo a recordar.

Espejos, ¡cuántas cosas han visto los espejos! ¿verdad? cuántas sonrisas y lágrimas, cuántas inquietudes y tristezas, alegrías y entusiasmo, cuánta vida… y a veces, otra cosa que no es vida.

Me gustan los espejos, lo reconozco, pero prefiero fiarme de lo que ven los ojos del alma, y… ¿sabes qué? a veces, la belleza también es triste…

León está lleno de lugares de ensueño, maravillosos rincones llenos de magia y misterio, de anocheceres llenos de deseos ocultos, de historias antiguas y leyendas ancestrales, de tradición y fantasía, y…

León está lleno de gentes tan nobles como la madera de los árboles que pueblan las riberas de sus ríos, de gente trabajadora y fuerte como las tierras de cultivo que tanto han dado y siguen dando.

León está lleno de catedrales, iglesias y monasterios, lleno de arte y cultura, lleno de ríos, de valles, y de valles anegados por una belleza acuática convertida en el espejo donde se miran las montañas.

¡Qué lugar más hermoso! no se puede decir menos al descubrir la inmensidad de un valle convertido en embalse, ¡qué bonito! y qué triste también.

El embalse del Porma es muy bonito, es cierto, en él puedes practicar multitud de deportes náuticos y pasar un buen rato, pero recuerda, siempre, que en el fondo de aquel espejo, yacen millones de recuerdos de los pueblos que moraron en su corazón, millones de recuerdos que el agua y el tiempo no podrán borrar.

Comments (10) »