Posts tagged Primavera

Primavera

Mi mágico León: paisaje de primavera en lares de Azadón. León. Turismo Rural.

Primavera feliz

Curiosa primavera, que sorprende con el mes de marzo, y callando, callando, se va colando por las rendijas del invierno, para dar lugar a atardeceres que hacen los días más largos, a flores llenando de colores los campos y los árboles, a pájaros impregnando de trinos los pueblos, campos y montes; para dar lugar a abejas cosechando el rico polen, a miradas descubriendo lo mono, lo majo, lo comprometido que es el amor, que cuando llega, embate como las olas de un temporal al caer en la playa, arrastrando la arena, creando un nuevo paisaje… ¿cómo resistirse al amor?

Primavera, me gusta la primavera, y descubrirla pintando de alegría las sorpresas, plagando de confianza las amistades, salpicando el aire de carcajadas, resbalando entre las sonrisas para adentrarse en las profundidades, y llegar hasta el corazón, anidando en sus entrañas, dando forma al hogar en el que ha decidido permanecer para siempre, y así, de esa manera, hacerse eterna.

Me gusta la primavera y su contraste de sensaciones, a caballo entre el invierno y el verano, con sus noches frías y sus días más cálidos, con la nieve sorprendiendo el mes de abril, y los calores de agosto dejándose ver en algunas horas entre la mañana y la tarde, todo a la vez, un día sí y otro también, así, así de loca es la primavera.

Y en esta estación tan poco cuerda, recuerdo que hay razones del corazón que la razón no entiende; que en la vida no todo son matemáticas; que si las cosas que valen la pena fueran fáciles, todo el mundo las haría,… y recuerdo que los sueños, si los bajas a la tierra se convierten en proyectos, y los proyectos en realidades; que aquí y ahora todo se maneja mejor, y que hay que tener un poco de todo en el armario, porque entre el bañador y la bufanda anda la cosa.

En esta estación tan poco cuerda, en noches como esta, miro al firmamento y vuelvo a descubrir que tú y yo vivimos bajo un mismo cielo, y que el mundo es un lugar bonito si lo miras con esos ojos.

En esta estación atarantada, Azadón despierta del sueño invernal y contempla, feliz, el paisaje desde su atalaya…

Feliz, como aquel que ama sabiéndose amado: muy feliz.

 

Comments (1) »

Primavera primaveral

Mi mágico León: llega la primavera a la provincia leonesa.

Prefiero recorrerte

Nieves, montañas y ríos, despertando a un calor que ya empieza a asomar en el amanecer de los días, cuando los sueños se desperezan y la alegría revolotea en los corazones.

Besos, caricias y miradas, y los recuerdos se agolpan en la mente, se agrupan en el corazón y salen despedidos por las comisuras de estos ojos que tanto conoces, ¿verdad?

Hoy me ha vuelto a sorprender la firmeza de los latidos de tu corazón, marcando el ritmo de un amor, a punto de rodearme entre sus brazos, para fusionar las almas, nuestras almas.

Paisajes, atardeceres y campos, y la silueta de un cariño que no desaparece con el paso de los años sobre la piel… y la mirada sigue siendo la misma que ha clavado el brillo de su inocencia en la tuya, como hacen las estrellas en la oscuridad de la noche, brillando más allá del nuevo día, porque siempre, siempre, está el chispazo de aquel amor.

Estrellas, paseos y olores, y el dibujo de un camino que todavía está por trazar, por definir siguiendo la estela que han dejado las enseñanzas y los refranes, las mariposas y el viento que mueve las hojas de los árboles,… ¿y cómo olvidarme de ti si formas parte de mí?

Mi querido y mágico León, en tus lares moran mis anhelos, mis “te quiero” más profundos, mis libertades y fantasías, mi más añorado abrazo…

Mi querido y mágico León, me persigue un juramento de amor encendido, me acompaña el corazón en la boca del estómago subiendo por la garganta; y entonces, cuando menos lo espero, se intuye el aroma de una primavera que llega llena de sorpresas.

Sorpresas… recorriendo los sentidos, la lluvia sobre la hierba y los caracoles justo después; y parece que el trinar de los pájaros nunca va a callar, y la sonrisa dibuja carcajadas, y ya no lloro, aunque desee con todo el alma estrecharte entre mis brazos.

No lloro porque no cabes entre ellos, porque tu belleza es tan grande, tus paisajes tan eternos, tus aromas tan intensos y nuestra complicidad tan infinita, que prefiero recorrerte llena de alegría, y recordar una y mil veces que para decírtelo, no hace falta palabras: mírame a los ojos y leerás te quiero, León.

Comments (1) »

Un mundo enamorado

Mi mágico León: braña de Sosas de Laciana en primavera. León. Turismo rural.

La fantasía de una realidad

Belleza, sueños, magia, fantasía, realidad… palabras que cruzan la mente cuando los paisajes son tan intensos y las sensaciones tan vibrantes.

“La primavera la sangre altera”, ¿cómo no la va a alterar si parece mentira? Parece mentira que haga buen tiempo y de pronto caiga una nevada impresionante, y luego, se detiene el tiempo, parece regresar el invierno, pero la nieve se deshace, y entonces vuelve a brotar la magia de la tierra y los campos se llenan de verde, y las brañas de colores, las flores de nubes blancas, de sangre roja, de cielos azules, de soles amarillos, y el mundo vuelve a guiñar un ojo diciendo: “-¡Qué no!, ¡qué era broma…!-” y la sonrisa no deja de reflejarse en la cara; ¡es tan bonito!

Los narcisos ya no se ahogan al contemplar su belleza en un lago, no pueden, están enamorados de sus semejantes, de las montañas que les ven nacer, del cielo que les ve crecer, de los valles que les alimentan, y todo es tan parejo, tan igual, tan increíblemente asombroso que al final de sus días mueren de amor, prometiendo renacer en la nueva primavera.

Las montañas y los valles, y los montes y los senderos repletos de vida y de colores, de una energía renovadora, positiva, alegre, que aleja las preocupaciones y motiva a seguir renovándose por dentro y por fuera.

Y es que, hace tiempo descubrí que las estaciones se han enamorado de León, de su tierra y de sus gentes, de su gastronomía tradicional, sus aromas y sus paisajes, porque cada mes, cada día, una paleta, cargada de sueños, pinta maravillas en un mundo que la contaminación no ha logrado conquistar, en un mundo, que en Laciana, brilla de esplendor.

Comments (4) »

Despertares

Narciso, Capilote, Campanón,... nombres que designan la misma flor en la tierra leonesa.

La hermosa realidad

La aspereza del frío se vuelve suave cuando, de entre sus escamas, surge la belleza delicada de una flor, que no se rinde ante la sorpresa helada de la nieve que llegó cuando la primavera ya se había anunciado en el hemisferio norte del planeta.

Así es la vida, tan cambiante, tan sorprendente, tan inesperadamente dura, y… de pronto, te muestra su lado más colorido, más apasionado, más… vivo. Porque la vida, a veces también se duerme.

La vida y sus paisajes, en las montañas silenciosas, en los valles callados, llenos de murmullos cargados de quietud, como las caricias de los amantes, que lo dicen todo sin pronunciar palabra…

La primavera y sus delirios, salpicando las miradas con destellos de luz, de frío y de calor, coloreando el mundo a su antojo, llenando las flores de pétalos impregnados de arcoíris, el mundo de aromas que anuncian besos, esperanzas, sueños, metas, logros, y nuevos despertares. Porque la vida, igual que se duerme, también se despierta.

La primavera ha llegado para quedarse, para demostrar, una vez más, que cuando hay ganas, cuando hay ilusión, confianza y amor, al final, todo llega, aunque se haga de rogar.

Vive, lucha, sonríe, persevera… pero sobre todo, no te rindas, como el narciso, el capilote, el campanón, la gritsandana… que a pesar del frío, renace con energía renovada en una tierra tan antigua como despierta, fuerte, viva… ¡León!

Comments (2) »

Invitada de honor

Mi mágico León: Valle de Valverde en Abelgas, en el Valle de Luna. León. Turismo rural.

Las huellas de la dama

En algún lugar de la realidad, alejado de la polución y el ruido que atormentan al alma, hay un reino lleno de sueños, de estampas fantasiosas que la naturaleza esculpe con la mayor de las dulzuras, con esa frescura colorida que llena de buenas sensaciones.

En algún lugar de la realidad, se hospeda la dama de las flores, con su séquito de tonalidades, donde las vibraciones toman forma visual y se iluminan los paisajes en los que soñar… ¡es tan fácil!

Y se mezcla la curiosidad con la belleza, y la historia es poesía escrita con cincel y ternura, ¿cómo si no?

Un mar de verdes praderas, salpicadas de juventud eterna en cada capullo que se abre al nuevo día, a la nueva luz.

Un universo de montañas conservando la sabiduria ancestral que da la nieve…

Y una invitada de honor, en León: la primavera.

Comments (4) »

Me gustas

Mi mágico León: flores en primavera, en la sierra del Teleno, en Filiel, León.

Sensaciones indescriptibles

“Me gustas cuando callas porque estás como ausente…” le pido prestada esta frase a Neruda para hablar de ti…

Porque me encanta descubrirte en tus silencios rasgados de frescura, donde la sonrisa no deja de asomar en tu rostro y la sorpresa de asomar en mis ojos.

¡Eres tan… enigmática!

Quisiera describirte, pero sólo consigo reír con tus juegos divertidos, mientras intento pillar tus maniobras y tú te ocultas tras los árboles, dibujando paisajes llenos de arco iris.

Tú, y solamente tú, alteras la sangre risueña que recorre las venas de los que se niegan a dejar de ser niños, de los que siguen deshojando margaritas, aunque sepan que ¡sí quiere!

Me encanta tenerte ahí, saber que vienes a verme por vacaciones, y, aunque el resto del año no te pueda ver, tú siempre vuelves, una y otra vez, año tras año, así que en el fondo, nunca te vas, siempre estás presente, en mi mente, en mi corazón, en mi vida…

Primavera…

Comments (2) »