Posts tagged Reino de León

En los albores del Reino de León

El Castillo de Sarracín velando ante el Camino de Santiago

El Castillo de Sarracín velando ante el Camino de Santiago

Sumergida en lo remoto del Medievo, elevada sobre una escarpada colina a los pies del Monte de la Vilela, distante y cautelosa, se encuentra una fortaleza que jamás llegó a ser conquistada.

Corría el año 714 cuando un antiguo castillo fue arrasado por las huestes musulmanas bajo el mando de Muza; casi un siglo y medio después, tras la expulsión de los pobladores islámicos de las tierras de Galicia y León en las primeras victorias de la Reconquista, se reconstruye una fortaleza que mucha historia habría de presenciar.

El Conde Gatón, originario de Triacastela, se casó con la hermana del rey Ordoño y se convirtió en su hombre de confianza para el control de Galicia, siendo así el fundador del nuevo castillo al que confirió el nombre de su propio hijo: Sarracino Gatónez.

Pasaron los años y el propio Sarracino unido a Hermenegildo Pérez, hijo del Conde Theon, protagonizó una rebelión contra Alfonso III, hijo del rey Ordoño, y éste, para frenar cualquier posible nueva intentona de independencia para aquellos territorios, optó por dividir el reino entre sus tres hijos, dando lugar al nacimiento, bajo el reinado de García I, del Reino de León.

Han pasado ya once siglos desde aquel momento… 1100 años… y probablemente durante el siglo XIII el mismo castillo estuvo bajo el dominio templario como lo estuvieron los castillos de Ponferrada y de Cornatel, ya que a sus pies discurre el Camino de Santiago; pero cómo son las cosas que, tras la desaparición de la Orden del Temple, el castillo pasa a manos de los Valcarce y el Camino queda desatendido, y, sin protección para los peregrinos, el Camino de montaña hacia el Apóstol Santo sufre su declive.

Los años discurren y la vida de las personas con ellos, dejando tras de sí huellas de sus emociones, pensamientos y acciones que sólo el tiempo puede borrar si quienes moramos en esta tierra no cuidamos, con especial mimo, un patrimonio que forma parte de la historia del mundo, de la historia de Europa, de la historia de España y de León… que forma parte de nuestra historia.

Cuando recorra el Camino en su tramo final por la provincia de León, prometo, querido Castillo, levantar mi vista hacia a ti y dirigirte una sonrisa cómplice. Aunque sea de lejos, yo te cuido.

Anuncios

Comments (4) »

No estoy…

Las Montañas que decoran Babia

Las cumbres nevadas de Babia.

Hay quien prefiere estar en las nubes, otros prefieren estar en la luna, yo, sin embargo, prefiero estar en Babia.

¿En Babia? ¿en la luna? ¿en las nubes?… sí, en Babia, con la luna sobre mí al caer la noche y las nubes coronando las cimas de sus montañas al alba…

En la Alta y la Baja Badabia, rodeados de quietud y sosiego, en un ambiente lleno de armonía entre lo humano y lo terrenal, se encuentra el paraíso al que los reyes de León acudían a descansar en busca de la tranquilidad y la paz que en la corte no encontraban.

Entre la Babia real y la Badabia mítica hay un mundo de montañas y valles, ríos y lagunas, pastos, castillos e iglesias que dan vida a una ensoñación hecha tan real como la vida misma, como ese olor a hierba fresca y a cumbres nevadas que penetra los sentidos del cuerpo y toca con su varita la magia de la imaginación…

Cuentan los vestigios encontrados en su valle, que fue poblado desde la Edad de Bronce, y pasados los siglos, los invasores romanos pudieron usar la vía del Puerto de la Mesa para cruzar la Cordillera hacia la bella Asturias.

Entre sus montañas, Mons Vindius, en el que se resguardaron cántabros y astures ante la llegada del Imperio Romano…

Y entre el Concejo de Babia de Yuso y el Concejo de Babia de Suso, la mente divaga con facilidad mientras el viento mece las ramas de los árboles y el agua chapotea en sus arroyos… y los caballos pacen serenamente en las pasturas y algunas vacas pintas salpican el paisaje con sus blancos y negros, y se echa de menos el balar intenso de los rebaños trashumantes que subían desde la lejana Extremadura hacia los verdes pastizales donde nacían y nacen sus mejores guías y defensores ante el posible ataque de un lobo: los valientes mastines leoneses.

Este lugar lleno de sueños de quietud, de anhelos de los caminantes que peregrinan hacia Santiago, de deseos de los mercaderes que recorrían la Ruta de la Plata… este sitio tan lejano en apariencia como cercano en realidad, está ahí, al norte de León a tan sólo unos kilómetros de aquí, puede estar cerca, o lejos, es todo tan relativo… sea como fuere, si se puede alcanzar, si se puede llegar a Babia, es porque existe, ¿no? Pues si existe, si te apetece conocerlo, vente conmigo, que yo ya no estoy… estoy en Babia.

Comments (15) »

Los cimientos del presente

1100 Aniversario de la fundación del Reino de León

1100 años desde que en el 910 se creara el Reino de León

Corría el año 711 cuando los ejércitos árabes invadían la Península Ibérica con un ansia de conquista que poco después les llevaría a hacer suya la mayor parte del territorio peninsular, invadiendo también Asturias, Cantabria y León.

Mucho se ha dicho sobre el mítico Don Pelayo, lo cierto es que tras una breve dominación musulmana, en 722, Pelayo lideró una revuelta en la que finalmente consiguió derrotar a los invasores islámicos que habían puesto sede en Gijón. Comienza aquí la historia de una Reconquista que habría de durar más de setecientos años.

Don Pelayo fue coronado rey y su reino fue creciendo, reconquistando un territorio que durante centenares de años había pertenecido a los reinos visigodos, y así, a mediados del siglo VIII, se realizan incursiones hasta la Meseta del Duero, fruto de las cuales se fijará el río como línea divisoria entre dos mundos, territorio que los musulmanes llamarán La Morada de la Guerra y los cristianos simplemente La Frontera.

Muy pronto, León se convierte de nuevo en territorio cristiano.

Casi 100 años más tarde, las campañas de los ejércitos andalusíes contra la ciudad de León, que a pesar de las muchas bajas nunca fue despoblada, produce un cambio de sede en el antiguo reino cuya capital deja de ser Oviedo para trasladarse a León por su situación geográfica y su potencial defensivo.

Los monarcas fueron sucediéndose uno tras otro hasta la llegada de Alfonso III el Magno, que en el año 910 se vio obligado a renunciar el trono y dividir el reino entre sus hijos, cediendo León a García I que resultó ser el primer monarca del Reino de León.

He aquí el comienzo de un reino que entre alianzas, artimañas, batallas y victorias resultará clave en La Reconquista. Un reino que llegará a tener sus confines entre el bravío Océano Atlántico y el vecino Reino de Pamplona, entre el salvaje Mar Cantábrico y la ribera del río Duero… un reino que será la cuna del parlamentarismo europeo, un lugar en el que florecerán las comunidades cristianas de los siglos venideros, un sitio en el que se construirán castillos, iglesias y monasterios que aún se mantienen en pie, recordando, sin inmutarse por el paso del tiempo, una grandeza singular que sigue viva, durmiendo en cada uno de los poros de la piel de la tierra leonesa.

Comments (10) »

Esta noche es Noche Vieja

Cae la tarde y se acerca la medianoche, cuando unas campanas sonarán a lo lejos anunciando la llegada del nuevo año… un año más para los campos y los bosques, para los ríos y las montañas… un nuevo año para la Pulchra leonina y el mozárabe San Miguel de Escalada, las pallozas bercianas y las romanas Médulas,…

El nuevo año traerá consigo una celebración diferente, un aniversario que rememora tiempos de gloria y majestad, de riqueza y señorío en unas tierras que siguen tan vivas como lo estaban hace más de un milenio…

Y escurridizo entre los segundos que pueblan su tiempo, se escapa el 2009, dejando huella en quienes lo hemos vivido, y se aleja lentamente con una sonrisa en los labios y la mirada de un hasta siempre en los recuerdos que nunca morirán, y casi sin dejarnos caer en la melancolía, avanza alegre el Año Nuevo, prometiendo bienaventuranzas y felicidad para quien haga el bien sin mirar a quien, y las calles y las casas se llenan de felicitaciones y llamadas telefónicas de quienes están lejos y cerca a la vez, de quienes no olvidan a los amores de su vida aunque libren su batalla personal contra esa odiosa distancia que separa el cuerpo, mas no el alma…

Este año, mi querido León te toca a ti, te deseo todo un año de gloria y majestad, de respeto y libertad, de amor y perdón; deseo que las uvas de tus viñedos lleguen a cada plato de cada casa esta noche, y que al sonar la última campanada transformen nuestros deseos en realidad a lo largo del mágico 2010.

Feliz Año Nuevo, León, Feliz 1100 aniversario.

Comments (10) »