Posts tagged Tranquilidad

Pensamientos

Mi mágico León: atardecer en Pandorado, Omaña, en León

La tranquilidad de los corazones sinceros

Poco a poco cae la tarde, se acerca la noche, el ruido se calla, habla el silencio…

Cae la tarde y se levanta la oscuridad, con sus secretos a media voz, con la serenidad de su luz apagada que en ningún lugar se deja ver tan bien como en aquel donde las nubes no molestan.

Esta noche estoy pensando que la vida se vive minuto a minuto, que por mucho que quieras correr, un minuto siempre tiene sesenta segundos.

Hoy no quiero hablar, quisiera ponerme una chaqueta y salir a sentarme frente a la puerta de casa, en el pueblo, escuchando la tranquilidad del mundo cuando las envidias traman nuevas artimañas y las dulzuras se complacen en los corazones sinceros.

Mañana será otro día, es cierto, pero esta noche el cielo está lleno de estrellas, y las estrellas de deseos.

Mañana será otro día, duro, tal vez, difícil, no sé, pero esta noche hay rincones del mundo donde los montes siguen respirando aire puro, los cuerpos se relajan sonrientes y las almas se adormecen felices. Hay lugares donde la montaña se funde con el ser humano y convierte sus aventuras en parte de su propia orografía, lares como Pandorado, como Omaña, como León, donde encontrar un sitio en el que saberte feliz es tan fácil como olvidarte del mundo y recordar que estás vivo.

Anuncios

Comments (1) »

Meditando

 

Mi mágico León: Cifuentes de Rueda, en la comarca de Tierras de León. En la provincia de León. Turismo.

La tranquilidad del silencio

 

Caminar tranquilamente por los senderos que recorren la geografía rural y sumergirse en recuerdos y sensaciones…

Dejar la mente volar y sentir la pureza del ambiente penetrar en los pulmones… y saberse vivo.

La hora de la siesta ya se escapa, y con la llegada del otoño, el sol ya no molesta, la temperatura es agradable, lo justo para dejarse acompañar por alguna chaqueta, y apetece pasear.

Pasear por aquel camino que tantas veces hiciste en bici, y mientras se escucha la voz amable de uno de esos amigos que uno conoce desde siempre, pero que descubre como amigo cuando menos lo espera, se escapan los minutos y se aprenden cosas nuevas: sobre árboles y arbustos, sobre setas y flores, sobre los vestigios de tiempos antiguos que todavía se esconden en las colinas que dan forma a la silueta del paisaje.

Caminar hasta allá arriba y olvidar las preocupaciones y los dolores del alma, y sentir una presencia intangible que trasmite el cariño más allá de las caricias corpóreas.

Sonreír, detenerse, admirar los pequeños detalles, y seguir caminando, porque las estaciones pintan el mundo de tonalidades y en las sendas leonesas, un lienzo de luces y colores adorna la tierra con recuerdos, sueños e ilusiones…

La vida está llena de pequeños grandes momentos que ayudan a construir una existencia más bella y brillante, y regresar, de vez en cuando, a aquel rincón que has hecho tuyo, llena el alma de reposo y alegría, lo llena de sensaciones y esperanzas.

Dejarse llevar por el silencio y los buenos momentos, disfrutar del agua que brota de los manantiales, encontrar a Mercedes sentada en la cocina, caminar por el pueblo, y recibir un cariño que a veces parece perdido, es todo uno cuando estás en Cifuentes.

Comments (10) »