Posts tagged Turienzo de los Caballeros

Cuenta la leyenda…

Mi_magico_Leon_Laguna_Cernea_la_maragateria_cerca_de_Astorga_Leon_Turismo_Leon

La laguna del amor

Allá donde la memoria de los pueblos se mezcla con la imaginación, allá donde las creencias se confunden con la realidad nace la  leyenda…  

Leyendas de caballeros que acuden al rescate de damas en castillos; leyendas que hablan de pociones y ungüentos, de encantamientos y embrujos de amor, de fantasmas que en noches frías y oscuras se aparecen en medio de las sendas desnudas de la montaña, y de los valles…  

Cuenta la leyenda, que en un lugar de la maragatería hubo una vez una dama que vivía en la Torre de los Osorio. La joven dama, hija del Señor de Turienzo, acudía, acompañada de sus criadas, a una laguna cercana al lugar, y una de tantas veces,… aconteció que, como si de una ensoñación se tratase, apareció un apuesto caballero templario que daba de beber a su hermoso corcel.  

La muchacha quedó prendada de su belleza y hombría y fue tal la intensidad de su pasión, que le espiaba y buscaba entre la vegetación mientras algunas de sus criadas llevaban, de su parte, mensajes cargados de amor…  

Pero aquel amor juvenil no fue correspondido, y ante tal realidad, la desesperación condujo a la doncella a utilizar otras artes diferentes a las naturales.  

Embrujada por una pasión sin límite, con desespero y deseo, la joven desafió cielo y tierra y preparó una poción con agua bendita del santuario de la Encina de Ponferrada y un polvo misterioso, que sacó de un anillo, para encandilar al caballero templario del que se había enamorado,…  

Y fue así como, un día, cuando el caballero volvió al lago a apaciguar la sed de su caballo, la mujer le ofreció saciar su propia sed con un brebaje que en seguida surtió efecto y el muchacho quedó perdidamente enamorado…  

Mas un amor que no nace como debe, siempre tiene una sombra que le persigue, y así, embrujado por una pasión sin límite, decidió el caballero robar objetos sagrados de la iglesia de Turienzo para escapar con su amada, mas cuando se disponían a partir, el Maestre de la Orden los descubrió y detuvo con un encantamiento que los convirtió en piedra negra durante un milenio.  

Desde entonces, sus cuerpos, presos en una piedra de la Catedral de León, se contorsionan esperando ser liberados la noche que cumpla los mil años del maleficio,  una noche cualquiera, mil años después de aquel 1258…

Anuncios

Comments (12) »

Descubriendo el Medievo maragato

Torre del antiguo castillo de los Marqueses de Astorga, en Turienzo de los Caballeros, en la comarca de la Maragatería, en la provincia de León

La torre guardiana del oro y la vida

Hubo un tiempo en que las cosas no eran como ahora son, hubo un tiempo en que las fronteras y las gentes que hoy conocemos no eran las que hoy son, aunque hay cosas que nunca cambian…

Allá por el siglo XIV la capital de la Maragatería era la Villa de Turienzo de los Caballeros, a sólo unos kilómetros de la bella Astorga, y si las piedras hablaran…

Las piedras no hablan, pero las mellas del tiempo en su piel sí lo hace; lo hace su aspecto y su situación, lo hace el ambiente que las rodea, lo hace la ubicación en la que se encuentran, mas las piedras no hablan…

Y si las piedras de la Torre de los Osorio hablaran, nos contarían que su origen se remonta más allá de la romanización, cuando formaron parte de un castro astur, quizá también romano, y que su torreón sirvió para proteger las cercanas minas de oro;  pasados los siglos hasta los míticos templarios recorrieron el interior del castillo al que perteneció como torre del homenaje, y luego fue patrimonio del Monasterio de San Pedro de Montes… si las piedras hablaran desvelarían tantas cosas…

¿Y sabes qué? Las piedras hablan calladas, pero sólo te dan pistas, y tienes que indagar, tienes que buscar en los recovecos de su historia y descubrir que en época del Señorío de los Osorio fue fortaleza, y por ello también fue conocido el lugar como Turienzo del Castillo, pero su nombre no es otro que aquel que hace referencia a los caballeros que velaron por el mítico Santo Grial en el lejano Oriente de las legendarias Cruzadas, aquellos que velaron por el bien y la seguridad de todos los peregrinos que se dirigían a la tumba del Apóstol Santo: los Caballeros de la Orden del Temple.

Comments (7) »