Archive for junio, 2013

Confío en ti

Mi mágico León: río de la Puerta, Valle de Hornedos, Lario.montaña oriental leonesa. León. Turismo rural.

Aire limpio

Confío en ti, aunque sea algo que parezca no estar de moda.

Confío en ti a pesar del largo camino que queda por delante; un camino largo, muy largo, largo y feliz, como tú, como yo cuando estoy contigo y me siento tranquila, serena, agarrada a tu espalda, como si en el mundo no existieran tristezas ni dolores, como si en la faz de la tierra solo estuvieran las cosas buenas por venir, tú y yo.

Lucía el sol una mañana de verano cuando te conocí, hace ya algunas primaveras, y desde entonces no he dejado de conocerte, de enamorarme, de quererte, y aunque a veces me enfado, aunque tenga este carácter tan… ¿puntilloso? sabes que estoy aquí, como ese cielo, como esa tierra, como el agua que fluye limpia desde las alturas de las montañas de Lario, donde los valles son casi tan inmensos como la complicidad que une nuestras miradas, donde el azul del cielo se refleja en el río de la Puerta que adorna la intensidad de tu mirada…

Tu mirada y mi confianza, y ese pequeño que recorre con sus pies curiosos la maravilla del valle de Hornedo, cuando las travesuras del verano recorren todas las estaciones del año,

Y yo, contemplando la maravilla del cielo y las montañas, subida a esa moto que tanto te gusta, observando la quietud de un amor que cada día se hace más grande, sintiendo la pureza eterna de nuestro amor hecho paisaje, me quedo dormida al abrigo de la confianza y… Soy feliz.

Feliz, sonriente… como esa provincia escondida en las profundidades del mágico León

Anuncios

Comments (3) »

Tocando el cielo

Intensidad de sensaciones

Sensaciones de intensidad

Allá en lo alto de la tierra, escalando el cauce de los ríos que bajan de las montañas, allá donde el aire es más puro y la libertad más auténtica, se puede tocar el cielo sin moverse de la tierra, con el alma, con el corazón, con la esperanza y los ruegos, así se puede tocar.

Levantas la mirada al azul eterno de la limpieza más fresca, y te encuentras con las nubes primaverales rozando las ilusiones, paseándose por los sueños, causando buenas sensaciones, y el sol sigue brillando, junto a ellas, tras de ellas, siempre presente, siempre real.

Verde, muy verde, así es el mundo cuando la nieve ha limpiado las tristezas del año anterior, cuando el hielo se fundió con la pena y la rabia, y llegó la esperanza, llegó la alegría de estar vivo, de sentirse vivo, de reconocer a doña primavera en el verdor de las montañas y en el azul del cielo.

La naturaleza está viva, y en la montaña oriental leonesa, Prioro, se viste de intensidad en cualquier estación del año.

Comments (4) »