Archive for diciembre, 2010

Con los ojos abiertos

Mi mágico León: ramas escarchadas en Acisa de las Arrimadas. Montaña oriental leonesa. León. Turismo.

Un sueño hecho realidad

Es Navidad, en mi corazón es Navidad…

Hay quien piensa que Navidad es cosa de niños; otros que es cosa de la sociedad de consumo; otros, simplemente, que Navidad deja de ser Feliz cuando a la hora de sentarse a la mesa para compartir lo mucho, lo poco, lo que tengas con quien quieres, con quien puedes, alguien falta; cuando falta aquella persona que tanto amas, cuando faltan aquellos a quienes echas de menos todos y cada uno de los días de tu vida, aquellos que el mundo sigue anhelando…

Navidad, es Navidad, a pesar de los pesares, sigue siendo Navidad.

Navidad es cada día: cada día puedes recordar que en la sencillez está el sabor de lo auténtico, cada día puedes sentirte afortunado por seguir estando aquí,… afortunado por poder recordar tiempos pasados, afortunado por poder soñar con el futuro…

Cada día es Navidad. Es Navidad cuando puedes disfrutar del mayor regalo que tienes: el Presente, que como su nombre indica, un Presente es.

Puede que Papá Noel venga sólo una vez al año.

Puede que los Reyes Magos sólo dejen regalos y algo de carbón, una noche de enero,…

Pero, ¿sabes qué? la vida está llena de regalos, la vida está llena de presentes, y te portes mal o bien, el mundo siempre te da una nueva oportunidad para hacer el bien sin mirar a quien, como lo hace la tierra, la luna, las estrellas…

Cada día hay un nuevo amanecer, cada tarde, un nuevo anochecer, y el sol se pone, y brilla la luna, aunque a veces se esconde,… siempre hay montañas esbeltas, rápidos ríos de aguas cristalinas, habitantes peludos en la espesura de los bosques, y brisas silenciosas que mecen las ramas de los árboles.

Si Navidad es cosa de niños, ¿será que todos somos siempre algo niños? dime si no es así…

Niños para vivir con ilusión cada mañana, cada estrella fugaz, cada mirada cómplice, cada espera, cada llegada, cada partida…

Niños para llorar con el corazón hecho sentimiento y no olvidar con tristeza, para recordar con amor, con una sonrisa en los labios, con una lágrima brotando del alma, porque…

Niños para soñar con los ojos cerrados, y por qué no, para soñar con los ojos abiertos…

Es Navidad, y si duele, recuerda que sigue siendo Navidad, y que cuando las lágrimas brotan de los ojos, es que el sentimiento es tan grande, que no puede quedarse dentro.

Disfruta del Amor de la Navidad.

Feliz Navidad, Feliz Presente, Feliz Sueño… con los ojos abiertos.

Comments (8) »

Una noche

Mi mágico León: preciosa estampa invernal cargada de nieve en Babia, en la provincia de León. Torrebarrio. León. Turismo.

La magia de la sencillez más hermosa

Esta noche es una noche especial…

Una noche como tantas otras: con estrellas en el firmamento, aunque no las puedas ver; con miradas atravesando el cristal de alguna ventana, perdidas entre las sombras de la oscuridad, recordando el beso de aquel amor; con dolores escondidos tras hermosos rostros sonrientes…

Esta noche es especial.

Dicen… dicen que esta noche es Buena…

Y cuenta una vieja historia, que hace mucho, mucho tiempo… en un lugar muy, muy lejano… las estrellas se confabularon y brillaron con más fuerza, como si aquella fuera su última noche…

Cuenta una historia antigua, perdida entre las hojas de un libro de libros, que aquella noche el cielo estaba claro, y en la infinidad del firmamento las luces marcaban un camino… y un destino…

Era  una noche especial, una noche como tantas otras: con estrellas en el firmamento, con miradas escapando a través de una ventana, con dolores escondidos en lo profundo del corazón…

Y dicen que aquella fue la Noche más Buena…

Dicen, cuentan, que hace mucho, mucho tiempo, Dios se hizo pequeño para hacer al Hombre grande, y que en la sencillez más absoluta fue a nacer en un pesebre, junto a un buey y una mula, al calor del auténtico amor, el incondicional, el sincero, el inocente, el brillante,…

Puedes creer, o tal vez no, pero dicen… y cuando el río suena, agua lleva… y dicen…

Dicen que en un lugar sencillo fue a nacer el Creador.

Un lugar como la cuadra en la que duermen las vacas, que en verano mueven su rabo espantando moscas… un sitio en el que ser feliz fuera tan sencillo como mirar alrededor y comprender que no hacen falta grandes artilugios ni riquezas, si se ama lo que se tiene y a quien se tiene…

Fue aquella una noche mágica en la que, tres sabios de Oriente emprendieron un camino desde algún rincón de la antigua Persia, porque algo extraño, sin igual, había sucedido en las alturas.

Dime si aquello no fue magia…

La magia de un reino vistiendo su grandiosidad de sencillez, como lo hace el Amor, como lo hace la Paz, como lo hace una provincia cargada de magia, cargada de estrellas, y, aunque escondida, cargada de Paz, cargada de Navidad.

Feliz, blanca, y mágica, muy mágica Navidad…

Comments (6) »

Cristales

Mi mágico León: escarcha en Espinosa de la Ribera, en la ribera del río Órbigo, en León. Turismo.

Cristales cubriendo el cuerpo desnudo de la naturaleza

Hace frío, mucho frío…

El calor que desprende cada alma escondida en su cuerpo, se convierte en una nube de blanca voluntad, cada vez que las palabras escapan de unos labios ardientes de pasión, aunque tal vez ni siquiera lo recuerden, y si es así, tal vez va siendo hora de que empieces a recordar…

Hace frío, mucho frío, y la niebla matutina cubre las calles y sus gentes, los valles y las casas que anuncian pueblos, donde alguna solitaria chimenea echa humo como estandarte de la civilización que todavía calienta su vida junto a ella.

Hace frío, y amanece un nuevo día cubierto de suave claridad, la que pronostica horas cargadas de más frío, de ese frío querido que has hecho parte de ti, como las montañas, como los ríos, como las hojas cubiertas de escarcha, de pequeñas gotas de rocío convertidas en cristales, en perlas blancas con las que la Madre Naturaleza adorna sus curvas, como si deseara seducir al secreto objeto de sus deseos.

Hace frío… y el hielo se desparrama en el paisaje, y pende de las cornisas, de los tejados, se cuela entre las ramas y adorna la silueta multiforme de una vida que cambia con cada estación, como tú, como yo, como todo…

Hace frío fuera porque el calor corre por las venas, por dentro de ti, y te recuerda que sigues vivo…

Mientras puedas sentir el frío y descubrir su belleza en la abrupta agresividad de su ser, estarás vivo…

Vivo como los hayedos y robledales, como los rosales que duermen a la espera de una nueva primavera, como las vacas que aguantan valientemente sus embestidas más atrevidas…

Vivo y fuerte como un león, salvaje y tranquilo como León.

Comments (1) »

Copos de nieve

Mi mágico León: nieva en Valdeteja de Curueño, en la provincia de León. Turismo.

La belleza blanca del frío

Al calor del hogar la nieve parece un montón de fría tranquilidad en la que el mundo se concede una tregua, y desaparecen las guerras, y los rencores…

Copo a copo, el cielo cubre de blanco un mundo multicolor que convierte la variedad más pintoresca, en un manto virginal cargado de ilusiones, donde las fantasías y los sueños parecen más reales, parecen menos etéreos, más alcanzables, y tal vez lo sean…

Es el blanco del perdón en que poder escribir de nuevo, que borra los malos momentos de un año que escapa a cada segundo, y empieza a dar la bienvenida a una Navidad, blanca como la unión de todos los colores.

Es el blanco que anuncia la llegada de un nuevo año cargado de nuevas aventuras que ni siquiera sospechas, cargado de miradas cómplices, de besos sinceros, de risas sonoras con viejos amigos que siguen siendo nuevos, como el año, como la vida, como la nieve, siempre igual, siempre diferente.

Siéntate a disfrutar de los tuyos, a disfrutar de cada momento, y si añoras algo o a alguien, no llores, o llora, pero no demasiado.

Piensa, siente, escucha… las cosas más importantes no se ven, se sienten.

Y vuelve a nevar.

Preciosa estampa invernal.

Disfrútala.

Comments (4) »

Entre la vida y la vida

Mi mágico León: flores en el Puerto de Vegarada, al norte de la provincia de León. Turismo rural. Turismo de naturaleza. León. Provincia de León.

Color Arco Iris

Elige un color: amarillo, naranja, rosa, azul, verde, negro, lila, marrón…

Elige un solo color. Difícil ¿verdad?

Se puede elegir un color entre mil tonalidades, pero cuando lo quieres aplicar… ¡ups! ¡falta el resto!

Voy a elegir un color: el color Arco Iris, ¿qué color es ese?

Es el color que pinta los montes y los lagos, las cumbres de las montañas y la extensión de los campos más infinitos…

El color Arco Iris es aquel que viste de gala la tierra y sorprende con estampas dignas de ser plasmadas en la retina del alma, aquella que no olvida las cosas bonitas, aunque a veces se distraiga demasiado en las que no lo son.

Entre la vida y la vida está el color de la alegría, aquel que espolvorea el mundo de blanco y lo cubre hasta que llega doña Primavera con sus ganas de renovación, e irrumpe en la blancura silenciosa con su sonoro cántico rebelde…

Entre la vida y la vida están las montañas y sus ríos, el Puerto de Vegarada y sus pueblos, su gente y sus costumbres…

Allá donde las cimas se convierten en frontera natural entre dos provincias hermanas, aunque a veces se peleen, hermanas, está la belleza singular de un paisaje sorprendentemente meticuloso, tanto, que entre la espesura de su manto invernal, a veces, como por arte de magia, aparece la chispa colorida de una flor, aparece la chispa colorida de la naturaleza más alegre.

Comments (4) »

Me he puesto a recordar

Mi mágico León: en el término municipal de Villasabariego está Lancia. León. Turismo cultural.

Recuerdos de piedra y tierra

Hoy me he puesto a recordar.

Me he puesto a recordar, a recordar historias contadas en algún rincón de la montaña, una noche de primavera, cuando una voz narraba la historia de un pueblo feroz y valiente, aguerrido y fuerte, como las montañas que aquella tarde recorrimos…

Me he puesto a recordar, a fantasear de nuevo con guerreros valientes de cabello largo que habían hecho del frío y la nieve su guarida y religión, que amaban su tierra por encima de todo, y así la protegían…

A recordar, que entonces no sospechaba, que la misma tierra en la que moró su gran urbe, todavía descansaba bajo el olvido, que en cualquier momento podía desaparecer, si la palabra Lancia, volvía a aparecer.

Quisiera, ¡tantas cosas quisiera! quisiera volver a escuchar contar historias de aquel pueblo que une tantas provincias, sin que los herederos del pasado hayan llegado a comprender aquel legado.

Quisiera entender porqué las miradas no mienten y las personas y sus acciones sí lo hacen…

Los deseos son eso: anhelos, y… ¿sabes qué? los deseos mueven el mundo: la fe, la esperanza, el amor… son deseos…

Deseos como los que mueven a muchos a desempolvar recuerdos olvidados, y descubrir cómo las piedras narran su propia historia, aquella que habla de la alegría al compartir de quienes, Estrabón contó en su día, “Toman sus comidas sentados, haciendo alrededor de la pared bancos de piedras. La comida se sirve en giro. Durante la bebida bailan en rueda acompañados por flauta y corneta o también haciendo saltos y genuflexiones… Todos llevan generalmente capas negras y duermen sobre pajas envueltos en ellas.”

¿Te imaginas? Imaginar siempre es más fácil con un libro, con una pintura, con una fotografía, con una… ¿ciudad?

Te invito a recordar, te invito a imaginar contemplando la fotografía arqueológica de Lancia.

Comments (4) »

Sin olvido

Mi mágico León: desde el Puerto de Vegarada, desciende la frescura innata del río Curueño. León. Turismo.

La frescura inolvidable del Curueño

Arriba, muy arriba, allí donde la frescura líquida es una constante en cualquier estación del año, nace la fluidez de un deseo húmedo que resbala por las laderas de las montañas y se adentra en el corazón de una provincia tan extensa como hermosa.

En la altivez maravillosa del verde y el blanco, está uno de esos pequeños grandes ríos que salpican de magia y encanto los paisajes de una tierra tan bella, que en ella los cuentos de hadas parecen ser reales, y tal vez los sean, y los animales parecen morar por doquier, y tal vez lo hagan…

En algún rincón de León, nace el Curueño, como un imán que atrae hacia su picardía sabrosa las travesuras de niños y truchas, de pájaros y hombres, que en algún punto se acercan a su caudal, y escuchan discurrir el placentero jugueteo del agua entre los cantos, atravesando un pueblo, y otro, y otro más…

En la senda caprichosa de la naturaleza, Alguien pintó el azul cristalino de la pureza limpia de un agua tan enigmática que, sin saber cómo, enamora con el néctar del río al que da forma el Curueño.

Valdelugueros, Valdepiélago, La Vecilla, Santa Colomba de Curueño, Ambasaguas de Curueño

Un puente, una mirada, un paseo, un pescador, otro puente, ilusiones, tranquilidad…

Un río, un sueño, una pincelada astur en un mundo bañado por el Curenno flumen… en un paraíso donde no existe el olvido…

Una fantasía bañada por el Curueño.

Comments (5) »