Archive for junio, 2011

Mi mundo

Panorama sobre el Valle de Valdeón, enclavado en los Picos de Europa, al norte de la provincia de León.

Mi mundo

Mi mundo es algo que formamos tú y yo, y algunos más, y nuestras aventuras divertidas, soñadoras, alegres, fantasiosas,…

Mi mundo somos tú y yo, y otros amores, pero tú y yo.

Mi mundo es un lugar donde nuestras cosas son tuyas y mías, y no importa si otros las conocen, o las sospechan, porque al final somos nosotros, nosotras, quienes las sentimos, y vivimos.

Mi mundo es un lugar donde el tiempo no lo marca el reloj, lo marca el cariño y la confianza, donde los atardeceres son eternos, y los sueños, realidades; y hasta las cosas tristes, las soledades y las distancias tienen su parte bonita cuando descubro que no pueden con nosotros, con nosotras, porque como tú no hay nadie, y ni el tiempo ni el olvido pueden con un cariño que guardo en el cofre de mis tesoros.

Mi mundo está lleno de cosas bonitas, ¿no te lo había dicho? Sí, seguro que sí te había contado que recuerdo las veces que nos hemos reído juntos, juntas, los secretos que hemos compartido, y las conversaciones cargadas de tanta intensidad…

Esas conversaciones al otro lado del teléfono en las que tú escuchas mi voz y yo escucho la tuya, a veces como un susurro ahogado por las lágrimas, otras con la emoción ilusionada por cualquier suceso, otras tranquila en la felicidad de la vida cuando no pasa nada, y al final, muchas veces, planeando cuándo volveremos a vernos.

Cariño mío, tú sabes que formas parte de un mundo muy bonito, lleno de flores y nevadas, de estampas cargadas de ensueño, de anocheceres plagados de estrellas, de risas y ocurrencias varias.

Cariño mío, tú sabes que el amor y la amistad son dos caras de la misma moneda, que forman parte de la misma realidad, y si no lo sabes te lo recuerdo: has visto cosas preciosas, hemos vivido experiencias inolvidables y únicas, hemos compartido mucho más de lo que muchos imaginan, y todavía queda tanto por descubrir, por disfrutar, por fotografiar,…

No llores más, no lo hagas: PROHIBIDO.

A partir de ahora sonríe, una nueva etapa empieza hoy: el verano ya está aquí, el calor, la diversión, las fiestas, y las flores, porque aunque el verano llegó, la primavera nunca se va, ¿acaso lo dudas?

Visita el Valle de Valdeón y entenderás de qué te hablo.

IDEM…

Anuncios

Comments (8) »

Cuando no vale la pena

Mi mágico León: Valle del Gete en León. León. Turismo rural y naturaleza viva.

Un nuevo amanecer

Cuando no vale la pena, uno tiene que saber cuando algo ya no vale la pena.

La vida está llena de muchas cosas: de alegrías y penas, de amores y desamores, de fantasías y realidades; la vida está llena de muchas cosas, pero sobre todo está, más bien debería estar, llena de sinceridad y respeto.

El mundo está plagado de personitas, personas, personajes y otros que, en algún momento, se comportan como lo que no son, o tal vez sí son y cuando nos damos cuenta, es tal la sorpresa que cuesta creer… ¿a quién no le ha pasado nunca?

Me reservo el derecho a pensar y sentir que todos podemos equivocarnos, pero también a enfadarme y a descubrirme cruelmente decepcionada.

Se me ocurren varias palabras, no usaré ninguna, ¿para qué si no vale la pena?

Querido corazón: la vida también es dura, pero más fuerte eres tú que puedes con su dureza sin perder tu ternura.

Querido corazón: sé valiente, sonriente, sé brillante, sensato y elegante, y recuerda, siempre recuerda, que cada día nos da una nueva oportunidad para ser felices, que no hay mal que cien años dure, y que las alegrías compartidas son más alegrías y las penas compartidas menos pena.

Querido corazón: ignora lo que no vale la pena y enfócate en lo que vale ilusiones y sonrisas, porque cada día nos regala un nuevo amanecer, una experiencia, una esperanza,… agárrate fuerte a ella y recuerda que cuando menos piensas sale el sol, y con su luz se descubren nuevos paisajes…

¡Disfrútalos, son para ti!

Comments (5) »

La vida tiene esas cosas

Mi mágico León: abuela descansando en león.

Cosas de la vida

Es un día cualquiera de un mes cualquiera, no creo que importe demasiado, porque todos son igual de importantes, todos definen momentos de la misma vida.

La vida… qué larga, qué corta es la vida… infinita… ¿quién ha dicho que tiene fin?

Se me ocurre pensar en aquellos que nadie ve más que en fotografías, cuyo nombre aparece en el recuerdo amado de algunas personas, en la lápida de algún cementerio, y que, sin embargo, aunque se hayan ido, nunca se irán, porque lo bueno, los buenos, nunca se van, siempre se quedan. Y se quedan en el lugar donde se guardan los mayores tesoros, en el corazón, ése que no tiene memoria racional, y por eso nunca olvida, no puede, ¿cómo hacerlo?

Imposible olvidar si el corazón ya no es el que era al nacer, si a lo largo de la vida se van repartiendo pedacitos  por el mundo, compartiendo el mismo corazón con aquellos que se cruzan en el camino; bonito intercambio, ¿verdad?

Repartir el corazón entre los seres amados, y entregar a cada uno un trocito diferente, de un tamaño diverso, de un color distinto, en función del tipo de amor, de las experiencias vividas, de los recuerdos conservados, pero siempre amor…

Y al final, el corazón se convierte en una amalgama colorida de cariño, donde amistades, hermandades, pasiones,… ocupan su lugar. Al final el corazón conserva pedazos de otros corazones, de otros cariños, a sabiendas de que sus pedazos también están repartidos por ahí, y por eso, donde hay un corazón que ama, nunca hay olvido, jamás.

Se acerca la hora de la cena, a ver si me levanto y vuelvo a casa.

¿Qué ceno hoy? No tengo mucha hambre…

Unas sopas de ajo, como las que cenaba mi abuela, y ahora que soy yo la abuela, también me gustan a mí…

Quien sabe si algún día, mi nieta también las coma como las como yo ahora.

Y luego a dormir, porque la vida, también tiene estas cosas.

Buenas noches.

Comments (12) »