Archive for enero, 2011

Soledad

Mi mágico León: al oeste de la provincia de León está el Bierzo, donde se encuentras las minas auríferas más importantes del Imperio Romano: Las Médulas. León. Turismo cultural y rural.

Soledad y silencio en el Bierzo

Soledad… soledad y silencio, mucho silencio… tan solo el rumor del aire al rellenar el ambiente, tan solo el sonido de mis pensamientos, a veces callados, llenos de emociones y de recuerdos, de muchos recuerdos.

Pensamientos… pensamientos ocultos bajo la piel, amagados de la superficialidad de un mundo que se niega a contemplarlos, a respetarlos, a escucharlos,…

Camina, recorre, escribe, trabaja, estudia… pero no dejes de pensar, no dejes de sentir, no dejes de soñar…

Y ahora para un segundo, pero hazlo a solas, en el silencio de tu habitación, en la soledad de tu cuarto, absorto en tus pensamientos, aquellos que no todo el mundo descubre, principalmente porque no se detiene a descubrir los tesoros que escondes bajo tu piel, bajo tu rostro, bajo tu mirada…

¿Más tranquilo? ¿más serena? relájate… y cuando lo hayas conseguido, recuerda que vida sólo hay una, que amores muchos, y que lugares en los que perderse y soñar mientras buscas pepitas de oro, muchos y muy solos, llenos de silencio, de soledad, de secretos, de recuerdos…

Reúne a tus amigos, a tu familia, a los tuyos, reúnelos y vete a recorrer mundo, a caminar las sendas que anduvieron esclavos y libres en las minas romanas más importantes del Imperio Romano: Las Médulas.

Anuncios

Comments (5) »

Fuego

Mi mágico León: puesta de sol desde la Quebrantada de Vegas del Condado, en la ribera del río Curueño, a caballo entre la montaña oriental y central leonesa. León. Provincia de León. Turismo.

Al calor del amor

Cuando las horas pasan el tiempo se hace fugaz, y transcurre la vida, a veces deprisa, a veces despacio, pero siempre recorriendo los senderos del presente, proyectando las ideas hacia el futuro, anclando la esencia de lo importante en un pasado que nunca pasa, que siempre continúa, porque lo que cala hondo no se va, arraiga en lo más profundo y da fruto, pero nunca se va…

Cuando pasan las horas, las estrellas pintan el cielo oscuro de brillo intermitentemente constante, de constelaciones que dibujan fantasías, y junto a ellas, aparece la luna lunera, que cada noche viste un nuevo atuendo a veces creciente, a veces menguante, a veces llena… siempre bella.

Cuando las horas transcurren, amanece un nuevo día, y el cielo y la tierra vuelven a mostrar una amalgama inmensa de colores que el velo nocturno había diluido entre los cantos de la noche, para que los aromas y sonidos de lo que permanece oculto a la vista, seduzcan al alma.

Cuando el tiempo pasa, el astro rey se hace dueño del cielo, y, aunque a veces se esconde, siempre ilumina las mañanas, y las tardes, y una vez más vuelve a retirarse, y es entonces, cuando muchos permanecen ya en casa descansando del largo o corto día, según se mire, cuando los destellos ardientes de aquella inmensa hoguera salpican con su magia los campos y las montañas, los lagos y los ríos, la vida que ha estado alumbrando durante el día…

Es un placer, es todo un placer saber que Lorenzo siempre estará ahí, en verano y en invierno, en primavera y en otoño, siempre,… para dar una pincelada de pasión a un mundo que a veces se olvida del fuego que más calienta: el Amor.

Comments (5) »

Sin motivo

Mi mágico León: en la montaña oriental leonesa está Aleje, en la ribera del río Esla. León. Turismo rural y turismo de aventura. León. Provincia de León.

Un lugar para encontrarse

Hay un lugar en el mundo donde ríos y montañas hacen del paisaje una ensoñación, tan real, como las aguas que fluyen en sus cauces y las nieves que se posan en sus cumbres.

En algún rincón del norte, perdido entre montañas, en el hermoso Valle de Crémenes, hay un pueblo que parece sacado de la imaginación más mágica, donde Pico Moro vigila tranquilo ante la paz que envuelve una naturaleza tan majestuosa como sincera.

En aquel hermoso paraje, en la margen izquierda del río Esla, el medievo dejó sus huellas, y sobre ellas, alzadas en la piedra de la fe y la historia, la iglesia de Santa Eulalia, y la de San Miguel dejan presencia medieval de un pueblo cuyo nombre se remonta a la antigua Vadinia. Allí, en tiempos de celtas e íberos, Aliseigino, noble o guerrero, hijo de Alissie, pudo fundar el hoy conocido como Aleje.

Lápidas celtas vadinienses, iglesias, cruces y monumentos han dejado testamento, a lo largo de la historia, de un rincón envuelto en la salvaje esencia de la vida, donde las nieves más frías y limpias purifican de nuevo el aire, y la tierra, el agua, y hasta el fuego que arde en los corazones más sencillos.

Caminar los rincones de Aleje, descubrir nuevos amaneceres, y poco después, al mismo sol brillando en la lejanía cercana del cielo,…

Pasear entre la tranquilidad más fresca, y llegado el frío, ver los copos deslizarse desde las alturas y cubrir las mismas montañas y los árboles, y las peñas que forman parte del mismo paisaje.

Hay lugares que no necesitan un motivo concreto para ser visitados, porque perderse en ellos es, en sí mismo el motivo, la razón para encontrarse de nuevo con uno mismo, y Aleje, Aleje es uno de ellos.

Comments (13) »

Mi rincón

Mi mágico León: puesta de sol en invierno en Cifuentes de Rueda en la comarca de Tierras de León. En León. Turismo.

Fantasía y realidad

A veces, estás haciendo algo y pensando en otra cosa totalmente distinta, ¿no te ha pasado nunca?

Te miras al espejo y, por más ganas que le pones a la vida, a veces, tienes una carina de cansado… de cansada…

Y en esos momentos ni siquiera eres capaz de parar, quizá porque no se te ocurre, quizá porque no puedes, y luego se te olvida, y sigues con tu cansancio a cuestas.

Pasan las horas, llega la noche… tic, tac, tic, tac… y el reloj vuelve a marcar el momento de volver a ponerse en marcha… ¡pero si aún no te has repuesto del día anterior!…

¿Sabes? A todos nos pasa, pero… entonces, sin pijama, dejando atrás los sueños de las sábanas, recuerdas un rincón… Tu rincón…

Las horas avanzan, llega la tarde, se acerca la noche…

Cri, cri, cri, cri… es invierno, pero da igual, en la imaginación los grillos también llenan de música las gélidas noches de enero.

Es lunes, es martes, quizá miércoles o jueves… no importa, si estás cerca o lejos, si puedes salir a contemplar maravillas sencillas, o tienes que recordarlas, pensarlas, soñarlas, desearlas… porque hay sensaciones que se graban en el alma y ni la distancia ni el tiempo pueden borrar.

Cri, cri, cri,… el frío callado de la noche se hace dueño del paisaje; mientras tanto, el sol, se aleja de puntillas hasta un nuevo amanecer, salpicando de maravilla la sencillez de una tierra hermosa, tan hermosa, que además de ser real, vive en los sueños: Cifuentes

Comments (9) »

Hay más

Mi mágico León: en la montaña oriental leonesa está Prioro, donde el silencio habla. León. Provincia de León. Turismo rural.

Silencio donde siempre hay más

León… ¿por qué León y no cualquier otro lugar de la geografía? Porque León

El murmullo de una fría mañana de invierno despierta con el nuevo día. Un murmullo callado, silencioso, casi inaudito, como si fuera el ronroneo del León que yace dormido esperando la primavera, como si esperara dormido bajo la blanca capa de nieve…

Es un día cualquiera, y la gente está… ¡está haciendo tantas cosas!

Algunas, y algunos también, en casa, calentines, pero sin parar, en una casa siempre hay tanto que hacer…

Otros hace ya rato que salieron camino al trabajo o a los quehaceres diarios; hay quien disfruta de su tiempo de cualquier otra manera, y cada cual, en su sencilla existencia personal, mira la vida desde su perspectiva, desde su mirada,…

Pero… ¿te cuento algo? Hay más…

Allá afuera, hay un mundo absolutamente feliz, ajeno a los planes maqueavélicos que algunos traman y otros sufren.

Allá donde la nieve se convierte en parte del paisaje y los pájaros aparecen y desaparecen con absoluta rapidez, las mañanas desvelan el sosiego de la paz en un mundo que se sabe contento, a gusto consigo mismo por dar siempre lo mejor de lo que tiene, sin esperar nada a cambio…

Y cambian las estaciones y los árboles se llenan de flores, y de frutas, y de colores dorados, hasta que la belleza blanca del frío vuelve a caer de las alturas y llena el paisaje del fértil algodón que riega la fantasía de niños, y, a veces, de adultos también.

…. (No se puede describir…) Es el rumor del aire al acariciar las ramas cargadas de aquellos árboles que, pudorosos, se negaron a desnudar la corteza de sus pétalos sin flor ante la llegada del frío…

… (No se puede describir…) Es el sonido de algo que ha hecho caer una piedra desde lo alto de una peña… ¿qué será? ¿quién será? ¿un rebeco, quizá?…

… (Sigue sin poderse describir…) Es la sensación que recorre el alma cuando los problemas parecen sólo la pesadilla de una noche perdida en los abrazos de quien te quiere, de quien te hace sentir que aquellos, tan pronto vienen como se van, la vida es así, no lo olvides…

León… porque hay silencio con el que escuchar la bella sinfonía de la vida que habla de amor y respeto, de naturaleza y sensaciones, de pasión y desenfreno envueltos en paz…

En paz, mucha paz,… en León, en Prioro, en la montaña…

Donde las cosas son siempre más de lo que muestran, allí donde siempre hay más: en León.

Comments (7) »

Más allá de la montaña

Mi mágico León: en la montaña oriental leonesa está Valderrueda, muy cerca de Guardo, en la provincia de León. Turismo rural. León.

Soñando entre montañas

Más allá de la montaña, allá donde Peña Corada deja de ser la Peña con Agua, las fronteras se confunden y las provincias hermanan sus paisajes, convirtiendo montañas y valles, en hermoso patrimonio que cuidar y disfrutar.

Allá donde las alturas afiladas de los montes se convierten en puertos sin mar, y los animales y las gentes conviven como si el tiempo no hubiera pasado, se descubren pueblos cargados de colores intensos como el mismo mar bravío, que choca contra los acantilados en una tarde de marejada…

Pero allí, la primavera parece eterna, y el verde adorna el paisaje durante meses, las flores abren sus capullos paulatinamente, y una amalgama de colores adorna los árboles y los suelos, y cualquier matorral resplandece, cuando el frío invierno deja atrás sus asperezas.

Más allá de Cistierna, más allá de Almanza, las tejas rojizas de un pueblo envuelven un campanario que apunta al cielo, y allí, la tristeza parece menos triste, y la alegría más alegre.

En algún rincón de la montaña oriental leonesa, rodeado de naturaleza, de amores escondidos bajo una fría noche de verano, mientras el vaho se escapa de unos labios que esperan ser besados… y él, como siempre, no sabe cuál es el momento adecuado…

En algún rincón maravilloso, hay ventanas que muestran sueños cubiertos de nieve, y estrellas fugaces recorriendo el firmamento, y…

En algún lugar de la montaña, al noreste de una provincia tan hermosa como los sueños y las fantasías, los amaneceres son brillantes, y el astro rey parece ser más brillante cuando sus rayos calientan los hogares en Valderrueda; los hogares, los árboles… donde moran seres fantásticos como pájaros y mariposas, trasgos y xanas…

Historia, arquitectura, noches cubiertas de estrellas, días inundados de luz, y un lugar donde olvidarse de lo malo para disfrutar de lo mejor: Valderrueda.

Comments (7) »

La noche más traviesa

Mi mágico León: reguero helado en Santa Colomba de la Vega. León. Turismo

Pista de patinaje de xanas y trasgos

Silencio… silencio y frío, mucho frío… y al caer  la noche, los humanos regresan a sus chimeneas cargadas de fuego, a sus hogares llenos de calor, a la tranquilidad acompañada de un atardecer que, de pronto, ha perdido todo resquicio de luz y se ha convertido en noche…

Silencio… y los ruidos del anochecer nocturno empiezan a narrar pequeñas sensaciones que cubren la tierra de cristales de agua, que el frío más gélido ha convertido en la purpurina helada que salpica los árboles que apuntan al cielo, y las rocas ancladas en la tierra, y deslizándose sobre una moqueta que se niega a desaparecer, la quietud del agua cristalina y transparente…

Y cuando todo eso ocurre, de manera sigilosa, disimulando entre el ulular del viento que se escapa, de vez en cuando, entre las desnudas ramas de los árboles, aparece un duende, y otro, y otro más…

Xanas y trasgos juegan al escondite, se persiguen entre risas y alegría, y patinan sobre improvisadas pistas de hielo que la temperatura ha esculpido para ellos…

Mientras los seres racionales descansan al abrigo de las mantas, las ilusiones de los que todavía creen en los sueños, campan a sus anchas en un paisaje coronado de estrellas, de luna, y, de vez en cuando, de nubes que descargan pedacitos de ternura convertida en la suavidad más fría.

Las horas transcurren en la algarabía más sigilosa de las travesuras más mágicas, y cuando el gallo empieza a cantar, el toque de queda marca el principio de un nuevo día.

Un nuevo día al que despertar con el recuerdo de aquel sueño que no recuerdas, pero que debió ser bueno, pues todavía te hubieras quedado en los brazos de Morfeo un ratín más…

Un nuevo día que esperará la noche de un reino mágico en el que todo es posible: León.

Comments (3) »