Archive for octubre, 2012

La paz de una sonrisa

Mi mágico León: Peña de la Muela en Prioro, al norte de la provincia de León. Turismo rural.

La belleza de un momento

A veces quiero escaparme del mundo y olvidar los malos momentos, las situaciones difíciles, las ausencias, las penas y tristezas.

A veces quiero sumergirme en las profundidades de la naturaleza y encontrar mi propio yo reflejado en la grandeza sencilla de las montañas y sus valles, de los cielos y sus atardeceres, de esas noches estrelladas cargadas de misterio y paz.

A veces quiero, necesito recargar energía y dejar de lado el hormigón sobre el que caminan mis pies, olvidar el humo de los tubos de escape, las prisas, las horas que marca el reloj, y sentirme tan viva que las emociones no quepan bajo mi piel.

Tan viva que las emociones no quepan bajo la piel, como el agua del arroyo que se escapa del interior de la tierra para salir a la luz cariñosa del exterior, que se emociona al verla recorrer los recovecos de las rocas convertidas en cantos, en guijarros, suavizados por la fuerza alegre de una pureza que ha conseguido mantenerse alejada de la polución que lleva consigo la avaricia, la ira, la envidia…

Y respirar el aire eterno que desprenden las cumbres más altivas de la más humilde de las montañas, y volver a sentirse vivo, viva, y retomar la misma vida que a veces agota, porque cuando vuelves a sentir el frío sonriente de las alturas, cuando contemplas la pequeñez del mundo que te has montado a tu alrededor desde allá arriba, descubres cuán pequeños son los problemas mientras tengan soluciones, y si hay un problema, es porque hay una solución, aunque ahora no la veas, porque no siempre se deja ver, pero no desesperes, que estar, está.

Aunque a veces me siento al borde del precipicio, y temo caer, aprendo que desde este mirador de sabiduría los miedos desaparecen, los temores se hacen menos temibles y redescubro que en mi pasado, está la grandeza ilusionada de mi presente, redescubro que por mis venas corre sangre de hombres y mujeres de carácter y fuerza, que han pertenecido a la ribera y a la montaña, a las nieves y a las flores, porque desde la montaña oriental, desde Prioro y la Peña de la Muela, la serenidad gobierna en el paisaje, gobierna en el alma, gobierna en el corazón…

Y vuelvo a sonreír.

Anuncios

Comments (12) »

Caminando por la vida

 

Mi mágico León: camino en Valverde de Curueño, en la montaña central leonesa. Bosque.

Senda de ilusión

En algún lugar de la montaña, allá donde las alturas se convierten en las dueñas de las cumbres y los valles, donde lo salvaje convive en armonía con esa parte de civilización que disfruta respirando ese aire limpio que libera la mente de malos pensamientos y preocupaciones, en algún lugar, hay rincones secretos cargados de fantasías hechas realidad.

En algún lugar, no lejos del Curueño, la montaña alberga a Valverde, y allí, el verde de su nombre permanece inmutable, perenne, y se queda en las hojas de sus árboles, en los tallos de sus flores, en el musgo de sus paredes, de sus muros; y a veces, se transforma en tonalidades marrones, cargadas de otoño, en blancos invernales cargados de sueños, en paseos en soledad, en pareja, a media voz, entre susurros, con sonrisas y carcajadas de vez en cuando, con ese brazo amigo en el que apoyarte, con esa palabra sincera de quien desea lo mejor para ti.

A veces, vas caminando por la vida con un destino, cierto, pero con la incertidumbre de no saber si el camino elegido es el adecuado, si la senda por la que discurren tus momentos te llevará allá donde anhelas ir… ¿y sabes qué? Puede que no lo descubras pronto, pero al final, caminando, se avanza, a ratos en soledad, a momentos en compañía, siempre con un paisaje de fondo… como el de las montañas y sus picos escarpados, como el de los valles eternos llenos de fantasías y maravillas reales, como el tuyo, como el mío, como el de los sueños que compartimos al desear un mundo lleno de paz que ahora, podemos encontrar en la montaña, en Valverde, en sus árboles y sus caminos, en León

Comments (3) »

Y si…

Mi mágico León: a las afueras de la Bañeza una tarde de paseo. León. Turismo rural y naturaleza limpia.

Brilla el sol

¿Y si todo cambiara de pronto?

Una eterna mañana de niebla en la que la incertidumbre y la frialdad se hacen dueñas del ambiente, y cuesta caminar y pensar en unos pasos más allá, porque la neblina domina las calles y sus siluetas, los campos y sus colores, y el horizonte ha desaparecido entre la bruma paralizante de la tristeza.

¿Y si todo cambiara de repente y donde antes hubo tinieblas ahora hubiera claridad, luz, sol? Significaría que lo mejor está por llegar, que bien está lo que bien acaba y que mientras haya perseverancia, sinceridad y lágrimas cargadas de sentimiento, el tiempo lo pone todo en su sitio.

Y si todo cambiara, descubriría que la vida sigue más allá de la misma muerte, y ya no tendría miedo, ni sentiría apatía o desazón, porque sabría que las grandes verdades están llenas de día a día, de constancia, de pasión, y no importa si hay nubes en el camino, charcos que conviertan la travesía en un lodazal a pedacitos o vallas que entorpezcan la libertad del caminante, porque con el esfuerzo del que cree en lo que hace, con el tesón del que lucha por lo que es justo, las cosas buenas llegan…

Llegan una detrás de la otra, sin prisa, pero sin pausa, como las visiones maravillosas de una tierra llena de colores, que engalana el paso del tiempo con el sonido colorido de las estaciones a su paso por los Picos de Europa, por el Bierzo, por Tierra de Campos, por la Bañeza…

Y si saliera a pasear, encontraría la luz del sol disipando las dudas, llenando, este mundo nuestro, de fe, de esperanza, de ilusiones, de amor.

Comments (1) »