Archive for El Bierzo y sus tesoros

Flor

Mi mágico León: gladiolos en Valverde, de Curueño. Montaña Central Leonesa, León. Turismo rural.

La esencia interminable

Nadie es perfecto, cierto es, pero hay personas que, con sus defectos, llegan a ser tan amadas, tan queridas, tan entrañables, que si no son perfectas, tampoco importa demasiado.

Viene a ser algo así como la maravilla de las flores, cada una con su particular color y tonalidad, con su propio aroma, con pétalos de diferentes tamaños y formas, y cuando aparecen en cualquier sitio, incluso después de las asperezas angustiosas del invierno, llenan de amabilidad los paisajes por los que discurren las vidas de quienes poblamos este planeta.

Se me ocurren lugares como Valverde o Ambasaguas, con la imponente esencia de la montaña marcando su orografía, en un sitio más agreste, en otro más calmada, pero con la misma esencia impregnando las estaciones y sus designios.

Las flores y las personas, son tan diferentes, y sin embargo, algunos seres privilegiados asemejan su nombre y su vida al de las pequeñas damas coloreadas de bondad y armonía.

En cualquier lugar del Bierzo, hay flores. Escondidas entre los campos de cereales, allá en Tierra de Campos, las amapolas salpican de carmesí las llanuras verdes y doradas, en primavera, en verano,…

Y en paisajes como el de aquella Luz que permanece silenciosa y sencilla, reside la magia de aquella Flor que el invierno nunca marchitará, porque mientras haya una palabra de aliento y un abrazo cuando se necesita, habrá vida, habrá alegría, habrá esperanza.

Comments (7) »

Soledad

Mi mágico León: al oeste de la provincia de León está el Bierzo, donde se encuentras las minas auríferas más importantes del Imperio Romano: Las Médulas. León. Turismo cultural y rural.

Soledad y silencio en el Bierzo

Soledad… soledad y silencio, mucho silencio… tan solo el rumor del aire al rellenar el ambiente, tan solo el sonido de mis pensamientos, a veces callados, llenos de emociones y de recuerdos, de muchos recuerdos.

Pensamientos… pensamientos ocultos bajo la piel, amagados de la superficialidad de un mundo que se niega a contemplarlos, a respetarlos, a escucharlos,…

Camina, recorre, escribe, trabaja, estudia… pero no dejes de pensar, no dejes de sentir, no dejes de soñar…

Y ahora para un segundo, pero hazlo a solas, en el silencio de tu habitación, en la soledad de tu cuarto, absorto en tus pensamientos, aquellos que no todo el mundo descubre, principalmente porque no se detiene a descubrir los tesoros que escondes bajo tu piel, bajo tu rostro, bajo tu mirada…

¿Más tranquilo? ¿más serena? relájate… y cuando lo hayas conseguido, recuerda que vida sólo hay una, que amores muchos, y que lugares en los que perderse y soñar mientras buscas pepitas de oro, muchos y muy solos, llenos de silencio, de soledad, de secretos, de recuerdos…

Reúne a tus amigos, a tu familia, a los tuyos, reúnelos y vete a recorrer mundo, a caminar las sendas que anduvieron esclavos y libres en las minas romanas más importantes del Imperio Romano: Las Médulas.

Comments (5) »

Cruzando el Meruelo

Mi mágico León: El río Meruelo a su paso por Molinaseca en el Camino de Santiago. El Bierzo. León. Turismo.

El puente de los peregrinos

En un rincón de la geografía,  en un lugar bañado por tradiciones, ríos, historia y caminos, hay un puente y un río, y en torno a él, un remanso de tranquilidad habitada, en el que hasta el fluir del agua se relaja y aparece una piscina natural donde refrescarse en los meses de verano.

En un pedazo del gran Camino que conduce a Santiago, los cinco sentidos se deleitan maravillados ante tanta variedad, y desfilan por el paladar el botillo y las manzanas, los pimientos y el vino…

En el Bierzo hay un pueblo en el que  ilusiones y deseos se unen a los pies de una cruz, donde, cuenta la tradición, que cada peregrino debe que tirar una piedra y pedir un deseo.

Al oeste de León está El Bierzo, y en él, Molinaseca acoge a cada peregrino que cruza el puente sobre el Meruelo, a cada persona que visita sus lares.

Descubre nuevos lugares y visita antiguos parajes, aprecia la arquitectura y sumérgete en el Medievo, y cuando creas que ya lo conoces todo, ve a Molinaseca, y disfruta de la batalla del agua, ¿qué es? Algo divertido y singular, algo alegre y sencillo… una de esas cosas que, por hacerte sonreír, quedan grabadas en la retina por siempre…

Comments (3) »

En el Camino

 

Mi mágico León: mural en una casa del recorrido del Camino de Santiago por tierras del Bierzo en León.

Camino a Santiago de Compostela

 

Ilusiones, ideas, preparativos, planes… se está fraguando un viaje.

Coges una mochila, la llenas de fantasías, un montón de ganas, entusiasmo, algo de precaución y deseo, y te lanzas a caminar.

Te lanzas a caminar y descubres miradas distintas, algunas cargadas de experiencia, otras repletas de asombro e inocencia; admiras bellezas intangibles y realidades sorprendentes y maravillosas.

Recorres y disfrutas del trayecto sabiendo muy bien cuál es el destino que buscas alcanzar, pero saboreando, a la vez, cada palmo de tierra que pisa tus pies, cada molécula de aire que se pasea por tus pulmones, cada partícula de sabor que inunda tu paladar, cada estampa natural que convierte los sueños en premoniciones hechas realidad.

Caminar, peregrinar hacia Santiago de Compostela, y pisar los senderos de la provincia con más kilómetros de Camino de Santiago de España, dejarse seducir por un viaje misterioso por el que miles de almas han desfilado en dirección al gran botafumeiro que pende del techo.

Caminar convertido en peregrino y encontrar la Vía de la Plata, el Camino de San Salvador, la ruta Vadiniense y el Camino Francés, sonreír y seguir caminando…

Porque no hay mejor manera de viajar que disfrutando del recorrido, ponte en marcha jubilar, y disfruta del Camino de Santiago a su paso por León.

Comments (2) »

La antigua herrería

Mi mágico León: Herrería de Compludo, León

Una herrería perdida en el Bierzo

En un lugar de exuberante vegetación y grandes nevadas en invierno, en un lugar en el que perderse y disfrutar de la frescura del ambiente y el verdor que plaga los montes, hay un monumento escondido.

Una construcción convertida en monumento por el devenir de la historia, por los galones que traen los años a las tradiciones, a los quehaceres diarios de tiempos perdidos en el pasado y admirados en el presente.

Una construcción convertida en Bien de Interés Cultural por ser el vivo reflejo de una industria artesanal y ardiente, que moldeaba el hierro con el calor incandescente del fuego.

En un remoto valle del impresionante Bierzo, está Compludo, y en Compludo una antigua herrería que ha conservado el aspecto y la estructura que en otro tiempo vio el hierro cambiar su forma y color para dar vida a diversos objetos y utensilios.

En un profundo valle no muy lejos de Ponferrada, en las cercanías de Acebo, hay una herrería que ha robado su aspecto al tiempo, manteniendo la imagen que gentes de otros siglos contemplaron con sus propios ojos, recordando su antigüedad en la rueda motriz, el sistema hidráulico y el aprovechamiento del agua, que hace honor a una industria rudimentaria y primitiva, quizá introducida en tiempos del Imperio Romano.

Caminar un sendero a la orilla de un arroyo, y descubrir un lugar que transmite su esencia en cada uno de sus elementos.

Y no importa si la Herrería de Compludo fue construida en tiempos de San Fructuoso, en el medieval siglo VII, o si es cosa del reciente siglo XIX, sea como fuere, visitar la antigua forja es aprender una lección escrita en los libros de historia que todavía muestra en el presente.

Comments (2) »

El pueblo más ecológico

Mi mágico León: Matavenero, la ecoaldea

La ecoaldea

En un rincón del poderoso Bierzo, enclavado en los Montes de León hay un lugar peculiar, con casas de madera, tipis y caballos pastando en derredor.

Un pueblo cuyo lema es el respeto por la naturaleza y el ser humano.

Un lugar que aprovecha los recursos naturales y regresa al transporte en burro y caballo, a la artesanía de barro y madera, de cuero y hueso.

Un pueblo que confecciona su  propia ropa, hace su propio pan y recolecta su propia miel.

En un rincón perdido en la maravilla del Bierzo, está Matavenero, la ecoaldea más importante de España, reconocida a nivel internacional y muy desconocida a nivel nacional, ¿cómo puede ser?

Puede ser porque en la sencillez y el respeto está el silencio y la discreción, puede ser porque su objetivo es comportarse como hija de la Madre Tierra y rendirle obediencia, amar y respetar a sus semejantes y olvidar odios, rencores y ambiciones insanas.

En el Bierzo está Matavenero, y en Matavenero la oportunidad de regresar a un sitio sin coches ni motos, la oportunidad de regresar al silencio y la alegría que da la vida del monte, la oportunidad de respetar y ser respetado por la ecología, por la naturaleza, por el ser humano…

Matavenero

Comments (3) »

La tierra de los helechos y los osos

Mi mágico León: en el Alto Biezo: Folgoso de la Ribera, en la ribera del río Boeza. León. Turismo.

Orillas de helechos y sueños

En un lugar verde y exuberante, lleno de noches templarias, de pallozas y minas de oro, está la tierra de los helechos y los osos.

En la ribera del río Boeza, la vegetación acompaña, con su intenso colorido, unas aguas frías y transparentes que dan vida a multitud de imágenes que se quedan grabadas en la mente, y desde la lejanía cobran la misma vida que fecunda un paisaje cargado de encanto…

Se escucha el tintineo del agua correr en la frescura de un ambiente siempre mágico, de un ambiente poblado de huertas, prados y árboles, un ambiente envuelto en un magnetismo único… y en el silencio oculto de una naturaleza enigmática y susurrante, se escucha el tintineo suave del fluir del agua al pasar…

En la espesura mágica del Bierzo, hay un lugar donde las hogueras de San Juan arden con otro fuego y el crepitar de la madera en la oscuridad de la noche hace pensar en cosas que no se ven, pero se sieten, se desean, se anhelan…

En el multilingüe Bierzo, hay un lugar donde la Navidad se espera todo el año, donde las figuritas que en otros lares no se mueven toman vida y los más pequeños sueñan con la llegada del Niño Dios, que un año más se hace pequeño para hacer al Hombre grande.

Al oeste de la provincia de León, está Folgoso de la Ribera, donde hay árboles y Navidad, un río y mil sueños que descubrir con los ojos abiertos.

Comments (4) »