Archive for diciembre, 2012

Noble entre montañas

Mi mágico León: Liegos. Montaña oriental leonesa. León.

La belleza de una imagen

Entre montañas y más montañas, junto a Pico Burín y Peña de la Cruz, enclavado en el hermoso Valdeburón, está Liegos,  envuelto en los aromas de un hayedo moteado de corzos y rebecos, jabalíes y lobos, gatos monteses, ardillas… envuelto en la belleza cristalina de la fría nieve, que cada invierno adorna de blanco el paisaje mágico, iluminado de colores, que pinta el otoño a su paso por el Esla, que no lejos de allí, sigue deslizándose desde su nacimiento, allá por Maraña.

Entre montañas y más montañas, hay un pueblo cargado de nobleza, de tradición y abolengo, con sus casas adornadas por escudos y blasones, con el recuerdo siempre presente de una Edad Media que dio sus últimas pinceladas de historia con la iglesia dedicada a la Virgen de la Asunción.

Y llegado el verano, cuando ya las nieves invernales son sólo el recuerdo somnoliento de una noche de primavera, junio llena el valle de San Pelayo de tradición y buenos ratos; y se acerca agosto, se intuye el corro de aluches, y la lucha leonesa llena de emoción la tarde, la Asunción recuerda que es la patrona del pueblo y San Roque reúne a sus vecinos en un prado, en la “merina” dirían los lugareños, como recuerdo de aquellas ovejas dadas en pago  por los pastores que visitaban antaño los puertos de montaña.

Mus, tute, bolos… y la fiesta continúa…

Y así, entre montaña y montaña, año tras año, continúa Liegos enclavado en la metafórica naturaleza, pues donde hubo frío y nieve, luego llegó el sol y la flor, y donde a veces hubo soledad, después llegó la fiesta, el jolgorio, la algarabía.

Como en la montaña, como en la vida, como en Liegos…

Comments (2) »