El descanso del guerrero

Panorámica del Pico Burín en Valdeburón, provincia de León

Panorámica del Pico Burín desde el Valle de Cullia

Dicen que agua pasada no mueve molino… puede ser, pero creo que el pasado nunca se va, el pasado se asienta en el fondo de la vida y en el fondo de la tierra y se cubre con capas y capas de fino presente que se posa sobre el pasado…

El pasado nunca desaparece, el pasado no se desvanece, el pasado se convierte en presente cuando miras a tu alrededor y te das cuenta de lo que significa en tu vida y de que quieres que lo siga significando en el futuro…

León, Asturias, Cantabria… cántabros, astures, romanos… la historia se convierte en presente en cada rincón del planeta, y los pueblos toman el carácter de aquel otro pueblo del que provienen, combinando ese carácter con el temperamento del siguiente pueblo que llegó, y pasan los siglos y nuevos reinos aparecen, nuevas influencias se confunden con el sustrato anterior y nuevas batallas se libran en nombre de la libertad, en nombre de la propia identidad, contra la injusticia y la esclavitud…

En la tierra celta de la remota Vadinia, en un lugar impregnado del alma luchadora y bravía del pueblo vadiniense, hay un soldado valiente que descansa plácidamente de tanta lucha agotadora sin fin…

Hace ya muchos siglos, hubo un pueblo audaz, de carácter fuerte y valeroso, orgulloso de su vida y defensor de sus amores… hace ya muchos siglos, un Imperio Romano se adueñó de su patria y el espíritu de aquellos valientes se diluyó en los poros de la tierra…

Hace ya algunos años, en un valle hermoso y tranquilo, hubo una nueva invasión: un ejército enemigo dirigió sus tropas hacia la patria de campesinos indefensos e indignados. Eran millones de soldados en forma de gota de agua que se disponían a avanzar en represalia sobre un valle inocente y feliz, que observaba, sin saber por qué, cómo alguien había decidido invadirlo por la fuerza…

La batalla se presentaba dura, se presentaba casi imposible, pero hubo un reducido grupo de guerreros, que a pesar de las inclemencias de la injusticia, a pesar de ser superados en número y poder, plantaron cara al enemigo y comenzó una gran batalla…

La batalla llegó a su fin… hubo muchas bajas entre nuestras tropas, y llegó la victoria del lado contrario…

Fueron muchas las lágrimas que desbordaron sentimientos, las gentes sintieron caer ríos de sudor y sangre entre sus pueblos, el dolor hizo mella en muchas vidas… la guerra parecía perdida…

Pero… cual Ave Fénix que renace de sus cenizas, hay un guerrero que quedó herido, gravemente herrido, pero no murió, y lo que no mata, hace más fuerte… y allí, rodeado de montañas y laderas, de nieve, rocas y verde, sigue el capitán de Valdeburón, sigue el guerrero osado.

Aquel guerrero descansa, recuperando su aliento tras la feroz batalla…

Y, de vez en cuando, conversa con su tropa, se reúne con Vegacerneja, Riaño, Carande y Horcadas, y juntos calibran la fuerza y destreza del enemigo, esperando con paciencia el momento de volver a alzarse.

Y, de vez en cuando, se escucha decir a Burón: -“Hemos perdido una batalla, pero no hemos perdido la guerra… ¡la venganza se sirve en plato frío!”-…

Anuncios

7 comentarios so far »

  1. 1

    Enhorabuena por estas palabras. Me han llenado de imagenes del valle de Vadinia.

    Yo también sigo pensando que algo duerme, descansa, debajo de las hojas otoñales de ese invierno que de repente un día llegó para jamás abandonar el valle. Y sigo pensando que algún día brotará borrando cualquier signo impropio de esa tierra, elimando cualquier barrera de cemento que limite la libertad del río madre, de la agua fertilizante de vida a la cual veneraron durante siglos ese guerrero de tu relato y otros más.

    Seguiremos recuperando el aliento para asestar el golpe final, esperemos que no muy tarde.

  2. 2

    patrichueck said,

    Quiero dedicar este relato al pueblo de Burón y sus gentes, y en especial a Luis Viñas Puertollano, que desde su morada, esté donde esté, siempre lucha por reivindicar la montaña leonesa.

    Gracias por la foto, Luis.

    • 3

      Luis said,

      De nada, ya sabes…a disponer.

      Como verás, no han hecho suficiente mal a la montaña que, desde hace un tiempo, ya sabrás, amenazan con poner postes para la línea de alta tensión Sama-Velilla. Supongo que sabrás de qué hablo, de todos modos, si quieres puedo facilitarte documentación. Corre un video en youtube sobre el tema.
      Tema para hacer un combativo articulo.
      Luis

      • 4

        Xana said,

        No os olvideis de las DOTs, son tan nocivas, o tal vez más, que la Sama-Velilla.

        Después del cierre de la presa de Riaño, y a su mismo nivel, es el mayor ataque contra el futuro de la montaña.

        Todavía podéis firmar y presentar vuestras alegaciones contra esa aberración.

        Toda la información en http://www.montanaleonesa.es

        Beisines

  3. 5

    […] dedican el suyo, amigos que aman lo auténtico, lo natural, amigos de Carande y Riaño, amigos de Burón y Boñar, amigos de Valdeón y […]

  4. 6

    […] allá de la belleza de Carande y Riaño, siguiendo camino hacia las alturas impresionantes de la Cordillera Cantábrica, vas […]

  5. 7

    […] allá de la belleza de Carande y Riaño, siguiendo camino hacia las alturas impresionantes de la Cordillera Cantábrica, vas […]


Comment RSS · TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: